Skip to main content
Publicidad
Splatoon 2
publicidad

Avance Splatoon 2: Los calamares vuelven a la carga

preview_game
| - Impresiones |

Los calamares más populares de Nintendo regresan con un nuevo Splatoon para Switch. Más de lo mismo en la superficie, al sumergirnos descubrimos una secuela con añadidos interesantes bajo su tinta.

Antes incluso de ser mostrado durante el primer anuncio de Wii U, allá por octubre del año pasado, todos imaginábamos que Splatoon iba a regresar de un modo u otro. La entrega original de Wii U no sólo ha sido una de las nuevas licencias con más éxito esta generación, dentro y fuera de Nintendo, sino que que además cubre un hueco que ninguna de las demás sagas de la compañía japonesa puede llenar. Nacida como su visión de los shooters multijugador, al igual que Mario Kart o Smash Bros cuenta con los ingredientes adecuados para funcionar entre los seguidores de esa clase de juegos y los que tenían más reparos en entrar, combinando un estilo visual agradable y una jugabilidad fácil de entender (¡pinta todo lo que puedas!), pero que no frena las posibilidades del armamento y unas mecánicas de movimiento muy satisfactorias que aumentan la sensación de dominio a medida que profundizamos en ellas.

Dada su orientación al multijugador en arenas, la escasa evolución gráfica y su presentación junto al que ahora ya conocemos como Mario Kart 8 Deluxe, la primera impresión fue que quizá nos íbamos a encontrar un port del juego de Wii U con mejoras y añadidos. Sin embargo, en este caso Nintendo ha optado por marcar las diferencias y añadir un 2 bien visible al título para indicar que, si bien bebe mucho de su antecesor, se presenta como una entrega nueva con a priori el mismo atractivo para los recién llegados como los veteranos que hayan dedicado horas al original pero todavía conserven interés en su fórmula. Con la intención de hacernos una mejor idea de lo que esta secuela pone sobre la mesa, vamos a hacer un repaso por algunos de los cambios que ya conocemos, así como su utilidad a la hora de redefinir estas divertidas batallas de tinta.

Vuelta a Cromópolis: Los calamares se mudan a otra manzana

01_splatoon_2.jpg Captura de pantalla

Antes de entrar en materia jugable toca hacer una parada obligada en el vestíbulo que precede a los combates. Aunque reducida en tamaño, la plaza de Cromópolis del original añadía cierta cohesión y credibilidad al mundo, ofreciendo un punto de encuentro con mensajes de usuarios (la creatividad de Miiverse brilló más que en cualquier otro juego de Wii U), tiendas, minijuegos y festivales. Aunque no necesaria en un sentido estricto, ya que también contábamos con accesos directos para desplazarnos entre sus opciones, se convirtió en una parte definitoria de la experiencia Splatoon, así que es una buena noticia que la secuela cuente con otra localización para estrenar. Según los creadores pertenecerá a la misma ciudad que la anterior plaza y ofrecerá más posibilidades, aunque queda por ver cómo suplirá la ausencia de Miiverse en Switch.

Los escenarios: Algo de nuevo y algo de viejo

02_splatoon_2.jpg Captura de pantalla

Como es lógico, Splatoon 2 traerá su ración de escenarios inéditos, algunos de los cuales ya se han dejado ver en el tráiler y la demo del Treehouse. Más allá de las novedades estéticas es de esperar que también se exploren nuevas ideas en los diseños, aunque es pronto para saber hasta qué punto logrará distanciarse de su antecesor (y más cuando la versión de lanzamiento volverá a ser una base que se ampliará con actualizaciones a lo largo de los meses). Por otro lado, como en el caso de Mario Kart y Smash Bros, el juego recuperará niveles viejos con retoques. Una muestra de esto la encontramos en las Torres Merluza, que ahora disponen de tintransportadores, aquellos raíles de tinta que el primer Splatoon sólo utilizara para el modo historia y su secuela integrará en los mapas multijugador para agilizar el movimiento entre zonas y añadir otro elemento de dominio territorial (sólo nos podemos deslizar por aquellos que antes hayan sido reclamados con el color de nuestro equipo).

Las armas: Rodando y disparando a dos manos

03_splatoon_2.jpg Captura de pantalla

El equipamiento también se pondrá al día en Splatoon 2, llenando las tiendas tanto de nuevas indumentarias como, más importante, armas con las que trastear. Un tipo bastante curioso que hemos visto en esta primera toma de contacto permite equipar una pistola en cada mano, lo que provoca la aparición de doble retícula que propaga más los disparos a costa de perder potencia en cada chorro. Esta arma también viene acompañada por un movimiento nuevo que consiste en rodar por el suelo, acción que, además de servir para esquivar disparos enemigos, fusiona durante unos instantes las dos retículas para facilitar un contraataque más fuerte y certero. Por supuesto, no es la única novedad, y al igual que en el caso de los escenarios, los tipos heredados del primero también sufren alteraciones mecánicas (por ejemplo, los cargatintas permiten bucear guardando una carga para soltarla al emerger), así que será interesante ver cómo modifican el metajuego a la larga.

Habilidades especiales: Todo mejora con un jetpack

04_splatoon_2.jpg Captura de pantalla

Si bien las armas son el eje central del combate y el pintado de zonas, Splatoon tampoco se entiende sin sus habilidades especiales, ataques de mayor potencia o alcance que se activan al llenar un medidor con el uso de las armas corrientes. Esta secuela optará por renovar el repertorio al completo e introducirá novedades tan variopintas como un jetpack que nos permite planear y pintar bajo nuestros pies (de un modo similar al ACUAC de Super Mario Sunshine), un rayo que cruza el escenario al completo (atravesando muros para golpear a los calamares que estén otro lado) o un movimiento de salto con explosión de tinta que permite destrozar a los enemigos si nos vemos rodeados. Esto, unido a las armas secundarias (la más vista recuerda a una piedra de curling que se desliza por el mapa), debería ayudar a que tanto los recién llegados como los veteranos puedan experimentar y encontrar nuevas combinaciones que encajen mejor con su estilo de juego.

El mapa: Sin doble pantalla hay que buscar alternativas

05_splatoon_2.jpg Captura de pantalla

Además de por su original concepto, el primer Splatoon fue uno de los juegos más representativos de Wii U por la forma en la que aprovechó Miiverse y el propio mando de la consola. Además del uso de los giroscopios para apuntar, función que vuelve en Splatoon 2, la segunda pantalla se convirtió en un elemento imprescindible para consultar la distribución de tinta en el mapa, la localización de los enemigos, e incluso a modo de acceso directo para propulsarnos hacia la posición de nuestros compañeros. Sin embargo, con la pantalla de Switch insertada en el puerto esta posibilidad desaparece (lo mismo ocurre al jugar en modo portátil, sin tele a mano), por lo que el mapa se ha desplazado a la pantalla principal, donde aparece al pulsar el botón X. Esto no detiene la acción, ni impide seguir saltando hacia nuestros compañeros, aunque probablemente requerirá un tiempo de acomodación para aquellos que vengan de invertir decenas de horas en el original y hayan convertido el gesto de mirar al mando en algo instintivo.

Modo espectador: Mirando también se aprende

06_splatoon_2.jpg Captura de pantalla

Uno de los objetivos de Nintendo con esta secuela parece el de convertir a Splatoon en un eSport con cierta tracción. Por si su aparición en un estadio durante el anuncio de octubre no sirviese como declaración de intenciones, ahora descubrimos que también incluye un modo espectador para observar los combates desde el aire o seleccionar a cuál de los jugadores queremos seguir. Apenas ha trascendido información al respecto porque la misma Nintendo ha pedido que no se capturase dicho modo durante el evento posterior a la conferencia (aunque como suele ocurrir en estos casos, algunos vídeos grabados con móvil ya circulan por internet). Pero sin lugar a dudas es un buen paso para la saga con vistas a nutrir la faceta competitiva o incluir modos extra como las repeticiones o las apuestas que ya viéramos hace unos años en el Smash Bros de Wii U.

Modo historia: El regreso de los octarianos

07_splatoon_2.jpg Captura de pantalla

Aunque el modo historia del primer Splatoon siempre ha estado en un segundo plano por su sencillez y corta duración, lo cierto es que nos dejó un buen puñado de niveles divertidos, varios jefes geniales y una serie de mecánicas exclusivas que no se trasladaron al multijugador. Nintendo todavía no ha entrado en muchos detalles sobre la campaña de Splatoon 2, pero su existencia sí que ha sido confirmada. Al parecer transcurre dos años después del original (los mismos transcurridos en tiempo real), verá el regreso de los octarianos (las criaturas con forma de pulpo a las que ya nos enfrentamos en el anterior) e involucrará de algún modo a personajes conocidos (el tráiler muestra un plano en el que Tina, una de las Calamarciñas que amenizaban los festivales, se ve de espaldas, con ropa formal y en una localización que no recuerda a ningún escenario de combate). Dado el potencial que mostró en Wii U, esperamos que el estudio no se conforme con hacer lo mínimo y lo convierta en otro serio reclamo para adquirir el juego.

Las dudas: Poca evolución y pérdida de online gratuito

08_splatoon_2.jpg Captura de pantalla

Hasta ahora la mayor parte de las cosas comentadas han sido positivas, pero todos sabemos que es casi imposible librarse de problemas o inconveniencias, y la gran pega que va a sobrevolar Splatoon 2 será el online de pago que introducirá Switch en algún momento del futuro. Uno de los atractivos del primero residía en que una vez abonada la cuota de entrada, el juego en sí, tanto las ampliaciones de contenido como el multijugador en línea no costaban ni un céntimo más. Es cierto que esta vez sí lleva el 4 vs 4 al multijugador local (en el primero se quedó en un simple 1 vs 1), que permitirá disfrutarlo de forma plena si conseguimos juntar varias consolas (lo que ya de por sí no es una broma), pero no anula el varapalo que supone pagar por un servicio que ya estaba ahí de forma gratuita. Por otro lado, el chat de voz sigue ausente, y nos volverá a hacer recurrir a dispositivos externos si queremos comunicarnos con amigos (la propia Nintendo ha anunciado la llegada de una aplicación de móvil dedicada a tal fin).

Esto, unido a la falta de un salto más apreciable en la propuesta y la presentación, genera dudas sobre el grado de éxito que podrá tener Splatoon 2. Algo que ya no sólo va ligado al éxito de Switch, sino también a su capacidad para encontrar público si los usuarios de Wii U se conforman con la experiencia que les brindó el primero. Claro que, viendo el vaso medio lleno, estamos ante el primer Splatoon portátil, así como ante una mejora que, de cuajar, puede enriquecer exponencialmente el metajuego de aquellos que quieran seguir sumergidos en la tinta de estas peculiares batallas. Todavía nos separan varios meses del lanzamiento (está previsto para este verano, aunque sin fecha concreta), así que hay tiempo para que aparezcan detalles reveladores sobre la campaña, nuevos modos o ajustes que ayuden a decantar la balanza en una u otra dirección. Mientras tanto sólo podemos rejugar el original y celebrar que una de las sagas más originales estrenadas últimamente por la compañía de Kioto cuente con su apoyo. Esperemos que eso no le haga perder su frescura.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
--
Regístrate o haz login para votar
Género: 
Acción
Subgéneros: 
Disparos
Plataforma: 
NSW
+7Juego onlineViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad