Biomutant (PC)

PC, PS4, XBO

Biomutant, impresiones

Impresiones

Biomutant, impresiones

El anuncio sorpresa de Biomutant en la pasada Gamescom sirvió para constatar que THQ Nordic va en serio con su nueva etapa como editora. Tras el cierre de la casa principal y su renacimiento, apenas se habían prodigado en el relanzamiento de juegos de su catálogo tales como el díptico Darksiders o el recientemente confirmado Sphinx, por lo que verles trabajar en una franquicia desde cero con cierta ambición y esmero dejaba claro que habían vuelto para quedarse. Así que aún sin haber despejado la incógnita más importante en relación a la compañía (¿qué ha ocurrido con Darksiders III?) lo que sí tenemos claro es que, tras haber probado Biomutant en Paris Games Week, hay razones para creer.

Desarrollado por Experiment 101, un estudio sueco fundado en 2015 y con Stefan Ljungqvist a la cabeza, veterano diseñador que trabajó en las sagas Mad Max y Just Cause, Biomutant nos lleva a un mundo postapocalíptico poblado por criaturas peludas antropomórficas que se organizan por tribus y rinden culto al Árbol de la Vida, una entidad en permanente estado de sangrado debido a una plaga que azota a todo el entorno. Según se ha prometido la historia cambiará en base a las decisiones tomadas, incluyendo como poco dos finales (uno más oscuro si el árbol no se recupera, por ejemplo) y bastantes bifurcaciones más. 

 Biomutant (PC) Captura de pantalla

En la demo que hemos podido jugar poco se atisbaba de la narrativa, y de hecho arrancaba con la creación de nuestro héroe en un pequeño editor que permitía elegir el tipo de cuerpo (delgado, alto, bajito, 'mazado', etc), el color del pelaje exterior y el interior, y poco más. Elijamos uno u otro siempre será una especie de mapache con cara de mala leche que porta una espada y un arma de fuego y se abre camino con ellas sin apenas mediar palabra. Tras crearlo, comenzábamos lo que correspondería a un nivel de tutorial, no muy guiado y bastante dinámico, de unos 20 minutos de duración total.

Lo primero que aprendíamos eran las bases de la movilidad, es decir, cómo deslizarnos libremente por un entorno en tres dimensiones con la cámara en tercera persona, un botón para hacer volteretas y esquives y cómo no los saltos. Todo esto era aplicable por cierto a los comandos de acción, por lo que podemos saltar y disparar, hacer una voltereta y continuar con una acometida con la espada a modo de combo, etcétera. El control en la demo era bueno y la cámara se comportaba con normalidad, algo que siendo una prealpha da cierta confianza sobre el resultado final.

 Biomutant (PC) Captura de pantalla

Por supuesto, seguíamos con el combate. El primer enemigo era una especie de jefe al que había que derrotar desde lo lejos usando el arma de fuego y tras vencerlo aparecía un enemigo inderrotable con una cadena de pinchos. Huyendo del lugar por un pequeño hueco comenzaba un segmento más lineal y guiado que nos daba pistas sobre el resto de mecánicas. Además de la citada pistola contamos con una espada utilizable con golpes normales o fuertes, también en salto para romper guardias de los enemigos y todo esto, de nuevo, es combinable. Podemos al estilo Devil May Cry comenzar un combo a espadazos, elevarlos con un launcher y continuar en el aire con la pistola, o seguir dándoles con el arma blanca para tirarlos al suelo de un golpe. En realidad, por lo menos al principio, es un sistema de combate que promete espectacularidad.

La demo permitía echarle un ojo a dos cosas importantes. La primera y que tiene que ver con nuestro protagonista es que éste podrá ir adquiriendo distintas habilidades a modo de los plásmidos de Bioshock, tales como la telequinesis, que coge a un enemigo y permite arrojarlo a donde queramos, o incluso marcar un barril explosivo y hacer que los rivales reciban daño. Otra nos daba la opción de crear una especie de seta para atravesar zonas de cierta distancia saltando sobre ellos para impulsarnos, o un ataque de energía eléctrica que paralizaba a los monstruos. Es un sistema que funciona y que únicamente exige la pulsación de un botón para abrir la ruleta de técnicas y pulsar el botón correspondiente para ejecutar la habilidad, todo esto por supuesto con el coste de una barra de energía que se recarga como es habitual: matando criaturas.

Biomutant (PC) Captura de pantalla

El segundo tema importante es el sistema de crafteo de armas, que en la demo era extremadamente simple pero que, entendiendo lo que es (un tutorial) es comprensible. Usando distintos materiales que encontraremos por los escenarios podremos cambiar la apariencia estética y atributos de la espada o la pistola, convirtiéndolos por ejemplo en hachas, alabardas, ametralladoras o rifles de francotirador. Por lo que pudimos probar esto sólo afecta a lo estético, es decir, las animaciones para una espada y un hacha son idénticas y no golpeas más lento por ir con un arma de mayor tamaño. Pero insistimos: era un tutorial en una prealpha, las cosas podrían cambiar.

Desgraciadamente la demo de Biomutant terminaba justo cuando nos hubiera gustado seguir jugando: en el momento en el que tras completar la fase lineal se nos ponía en mitad de un mundo abierto libre de ser explorado. Pero la sensación general es buena, la de un título con mucho potencial, y que con un sistema de misiones o desarrollo de niveles interesante podría convertirse en una IP tan notable como lo fue Darksiders. El combate es satisfactorio y funciona, artísticamente cumple de sobra y siendo una prealpha el frame rate no rascaba demasiado (se movía en un PC, y jugamos con mando de Xbox One) por lo que su estabilidad era la deseada. Llegará en 2018 para PS4, One y PC.

Biomutant (PC) Captura de pantalla

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana