Skip to main content
Publicidad
The Last Night
publicidad

E3 2017: Los 12 juegos indies más destacados

preview_game
| - Avance |

Una docena de títulos independientes que han brillado con luz propia en el E3. Todo tipo de géneros con propuestas que van desde lo más simple a lo más abstracto, sumado a apartados artísticos para quitarse el sombrero.

La docena imprescindible de títulos indies vistos en el E3 2017

Lo sabemos: en el E3 gana quien más triples A anuncia o quien más ruido genera en las redes sociales. Al menos eso es lo que parece visto el revuelo que causan franquicias como God of War, Kingdom Hearts, Forza o Super Mario. ¿Pero y si apartamos el foco de ese tipo de productos y nos centramos en lo que queda más a la sombra? En el presente artículo hemos querido optar por esta vía: arrojar luz sobre una docena de proyectos de calidad que tienen potencial para ser los próximos indies sobre los que se posen todas las miradas. Huelga decir no obstante que no encontraréis aquí esos proyectos con muy buena pinta pero que vienen apadrinados por grandes publishers, como es el caso de la continuación del excelso Ori, A Way Out, Super Lucky's Tale o lo nuevo de Vanillaware. Sin trampa ni cartón, vamos allá con nuestra selección (en riguroso orden alfabético) de los indies más destacados del E3 2017:

A Case of Distrust

El territorio independiente está siendo especialmente fértil en ciertos géneros y la aventura gráfica es uno de los muchos que se han beneficiado de esta segunda ola de autores en el sector. A Case of Distrust funciona en cierta medida como el "quién es quién" de toda la vida pero aplicado al sistema de pistas y evolución de los casos de L.A. Noire, eso sí desde un punto de vista artístico más cercano al cómic o la ilustración minimalista. El resultado es un juego de descubrir quién miente, por qué y sobre todo arrojar luz sobre una narrativa centrada en un misterio ambientado en el San Francisco de los años 20. Llegará este año a PC.

a_case_of.jpg Captura de pantalla

The Artful Scape

Annapurna, productora cinematográfica de valor incalculable y cuyos méritos se cuentan por docenas, entró al mundo de los videojuegos este mismo año con el extraordinario What Remains of Edith Finch, una aventura narrativa hermosa, triste y e introspectiva. Y parece que sus siguientes pasos en el sector siguen la línea de apoyar ideas y conceptos atípicos desde la puesta en escena y mecánicas de juego. The Artful Scape, visto en la conferencia de Microsoft, nos pone en la piel de un aspirante a músico de éxito que se ve transportado a un mundo de fantasía con el objetivo de escapar de su realidad gris, en un plataformas musical de gran potencia visual y que llama la atención desde el primer frame por su apuesta por la psicodelia.

artful_scape.jpeg Captura de pantalla

GriftLands

Klei es el equipo responsable de GriftLands, un juego que pone foco en los elementos comiqueros de los años 70 y que remite a ese tipo de ficción futurista apocalíptica vista en películas como Heavy Metal. Con un sistema de combate por turnos, elementos roleros y foco en la narrativa, podría considerarse una versión más gamberra de la puesta en escena de Banner Saga pero optando por ese aspecto más de rogue, exploración, negociación, etcétera. Suena muy bien y aunque queda tiempo para que salga (está fechado para 2018) tiene bastante potencial.

griftlands.jpg Captura de pantalla

Ooblets

Apadrinado por Double Fine, quienes ya han entrenado joyas del nivel del excelente Headlander, Ooblets se pudo ver en la conferencia de PC Gaming y aunque ya había sido anunciado hace unos meses ha sido ahora cuando ha atraido todas las miradas. El concepto no puede ser más sencillo, una especie de Harvest Moon donde podremos gestionar a nuestro personaje y su entorno al tiempo que creamos distintas criaturas que nos puedan ayudar a cumplir ciertas misiones, una especie de Pokémon meets Pikmin con el añadido social de juegos como el citado Harvest Moon o el hit indie Stardew Valley. Todo con una simpática estética low polly. Llegará a PC y Xbox One en 2018.

ooblets2.jpg Captura de pantalla

Riverbond

Devon Wiersma es el director creativo de Riverbond, otro de esos proyectos que nacen como un pequeño prototipo y que cada vez van creciendo hasta convertirse en juegos completos que van adquiriendo cierta notoriedad. Se trata de un hack'n slash cooperativo que según sus responsables se encuentra entre The Legend of Zelda y Castle Crashers, con un estilo visual sencillo pero efectivo, basado en los códigos de color para hacer más sencilla la ubicación de los personajes en el mapa. El objetivo parece ser acabar con numerosos enemigos en ciertas oleadas, con distintas opciones ofensivas basadas en builds de personajes. El juego saldrá a finales de 2017.

riverbond.jpg Captura de pantalla

Semblance 

Los puzles basados en físicas no son algo revolucionario a estas alturas, pero Semblance no sólo se limita a esta mecánica sino que además lo hace a través de un acabado visual sencillo pero estiloso. Básicamente controlamos a una especie de pelota con grandes ojos que puede modificar el escenario a su antojo para así poder entrar por zonas pequeñas o de tamaños inaccesibles, puede mutar también su físico y así adaptarse al entorno y jugar con el wall jump y otras mecánicas que tan bien puso en práctica Super Meat Boy y el resultado es un proyecto fresco y original.

semblance.png Captura de pantalla

Songbringer

Segundo que el término "rogue-like" os suena. Pues básicamente Songbringer se adapta tal cual a él pero ampliando su estructura y acercándose un poco más a la metodología de juego de acción, aventura y exploración de Hyper Light Drifter, con el que comparte no pocos elementos artísticos y audiovisuales. El objetivo, entrar en numerosas dungeons, acabar con enemigos de cada vez mayor tamaño pero sobre todo, seguir una historia que se moldea con un trabajo pixel-art a la altura de muy pocos desarrolladores. Es un diamante en bruto que esperemos termine por ser tan bueno como promete y llegará a PC, PS4 y Xbox One este verano.

songringer.jpg Captura de pantalla

The Last Night

Quién iba a decirle a Tim y Adrien Soret que su pequeño proyecto audiovisual iba a terminar formando parte de una conferencia del E3 y no sólo eso, sino acaparando todas las miradas. Lo que en principio fue un prototipo en pixel-art subido a una web como itch.io, con vistas a transformarse en un Kickstarter con el que financiar su proyecto, ha terminado por ser una de las revelaciones indie de este E3, una epopeya que mezcla modelos poligonales con un incomparable amor por el pixel en una ambientación cyberpunk muy deudora de Flashback, Another World y Blade Runner. Un caramelo visual del que ya se habla como uno de los indie de referencia para los próximos meses.

the_last_night.jpg Captura de pantalla

The Swords of Ditto

Devolver Digital no sólo tuvo una hilarante conferencia este E3 sino que llevó varios juegos entre los que se incluía este The Swords of Ditto. Con una presentación colorista y deudora a nivel cómico y fantasioso de series como Steven Universe u Hora de aventuras, básicamente se nos invita a vivir todo tipo de desafíos controlando a unos inesperados héroes, con mecánicas a medio camino entre rogue like con mazmorras, un sistema de combate tipo Zelda y un acabado que remite a ittle Dew. Un combo que promete especialmente si tenemos en cuenta que tiene un modo cooperativo y las dungeons, de por sí, están repletas de puzles y desafíos que se sortearán mejor en compañía.

swords_ditto.jpg Captura de pantalla 

Tunic 

Un pequeño zorrito se despierta en mitad de una playa sin saber qué hace ahí y por qué. Esta es la premisa de Tunic, un título que se conocía anteriormente como X y que por fin tiene nombre oficial. Las mecánicas, las de un Zelda con cámara isométrica, jefes de gran tamaño, combate a lo Dark Souls y un acabado visual de una belleza incuestionable. Lo más llamativo del juego no es tanto su mezcla de mecánicas como sí la forma en la que las ejecuta, cuidando al milímetro cada detalle para que nada esté por encima y rompa ese equilibrio. Los que ya lo han jugado coinciden: tiene potencial para hacer tanto ruido como el que generó, por ejemplo, un clásico moderno como es Bastion.

tunic.png Captura de pantalla

Unruly Heroes 

Magic Design Studios ha creado ese típico juego que entra por los ojos, que fusiona elementos de varias mitologías y que nos pone bajo el control de cuatro personajes entre los que se incluye ni más ni menos que el Rey Mono. Con un uso de la iluminación que remite automáticamente a Vanillaware, referencia que no deberían esconder porque se filtra también en los diseños, acabado de personajes, sombreados e incluso sistema de progreso, se ha convertido incuestionablemente en una de las sorpresas de la feria. Cada personaje contará con sus propias habilidades, se puede intercambiar el control entre ellos en cualquier momento y todo apunta a que estamos ante uno de los grandes indies de 2018.

unruly.jpg Captura de pantalla

Wargroove 

¿Echas de menos Advance Wars? Pues Chucklefish Games parece que también porque su Wargroove es ni más ni menos que una puesta al día de su sistema de juego basado en la estrategia por turnos, con varias campañas (doce en este caso) y una ambientación de fantasía medieval que lo acerca al registro de Fire Emblem. El juego permitirá además crear nuestros propios campos de batalla, tendrá modo para un jugador y multiplayer, un efectivo aspecto 2D con focus en las batallas para ver sprites mayores y más detallados y ojo, porque además de en PC sale en Nintendo Switch. Es la clase de juego que en una portátil puede ser una compra obligatoria.

wargroove.png Captura de pantalla

Regístrate o haz login para hacer un comentario
--
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Género: 
Acción, Plataformas
Plataforma: 
PC
También en:
XBO
+12Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad