Los Pilares de la Tierra (PC)

PC, PS4, XBO

Imagen de Los Pilares de la Tierra (PC)

Los Pilares de la Tierra, impresiones

Impresiones

Una nueva catedral para Kingsbridge

Hubo un tiempo en el que los rascacielos eran inimaginables, el hombre no había pisado la luna y la tierra se consideraba plana. Era un mundo hostil gobernado por la nobleza y el clero, herederos de los antiguos reinos germánicos que derrocaron al Imperio romano de Occidente. Aunque existen discrepancias sobre la fecha de inicio de la Edad Media, se suele señalar el siglo V como término a quo, mientras que el Renacimiento marca el final de esta etapa. Un período que, como apuntamos, se prolongó durante muchos siglos, por lo que no hay que tratarlo como un conjunto homogéneo. 

El ascenso del cristianismo se gestó durante el bajo imperio y sobrevivió a su descomposición. De las ruinas surgieron los nuevos pilares que sostuvieron—y siguen sosteniendo— a una sociedad que no se reinició por completo, pues el componente latino siguió presente y el idioma de los romanos se tornó lengua oficial de la religión. A medida que los dogmas y las escrituras de la Biblia fueron calando en la población medieval, las estructuras jerárquicas y económicas de la Iglesia se fortalecieron, de modo que su poder se reflejó asimismo en la arquitectura. Una de las formas de mostrar devoción a Dios era la construcción de las catedrales, que en aquellos tiempos se erigían como los edificios más grandes y magníficos de Europa. Las distintas ciudades competían entre ellas para hacerse con el templo más lustroso, la catedral más majestuosa. Pero su construcción no solo costaba una ingente suma de dinero, sino que las obras se prolongaban durante años y años. 

Los Pilares de la Tierra (PC) Captura de pantalla

Los Pilares de la Tierra es la novela más importante de Ken Follett. El famoso superventas fue publicado en 1989, y pese a que su autor se dio a conocer mundialmente gracias a esta publicación, ya había escrito y comercializado otros libros desde mediados de la década de los setenta. Como consecuencia del éxito, Follett perfiló Un mundo sin fin, secuela de Los Pilares de la Tierra. Se da la casualidad de que este año se publica una nueva novela de la saga. El libro, que sale en español bajo el título de Una columna de fuego, continuará avanzando en la cronología histórica y presentará nuevos personajes y aventuras enmarcadas en la ficticia Kingsbridge.  

A lo largo de estos años se han elaborado diversos productos basados en la obra cumbre de Ken Follett. A las entretenidas series de televisión, que no obtuvieron los laureles de la crítica, se une ahora el videojuego de Daedalic Entertainment. La empresa alemana, experta en aventuras gráficas point & click, ha adoptado las bases del género para desarrollar una simpática adaptación que sorprende por su fidelidad, siempre teniendo en cuenta que se han tomado ciertas licencias argumentales.

Los Pilares de la Tierra (PC) Captura de pantalla

De la misma forma que los títulos de Telltale Games o del reciente Life is Strange: Before the Storm, Daedalic ha optado por el formato episódico. En total está dividido en tres episodios (denominados LIBROS en el juego), cada uno de ellos compuesto por siete capítulos. Por el momento solo se ha distribuido el LIBRO 1. El segundo llegará en diciembre de 2017 y el tercero lo disfrutaremos a principios de 2018. La duración del primer bloque es variable dependiendo del jugador, pero para que valga como referencia, a nosotros nos ha durado unas cinco horas. Sobre la idoneidad del formato episódico se han escrito ríos de tinta. En el caso concreto de Los Pilares de la Tierra, al tratarse de una aventura gráfica más tradicional, la partición no termina de cuajar. Tal vez funcionaría mejor si los siguientes LIBROS hubieran salido en un lapso de tiempo más próximo.

La historia de Los Pilares de la Tierra sigue los acontecimientos narrados por Ken Follett en la novela. El videojuego arranca en un bosque nevado cerca de la aldea de Kingsbridge, en la Inglaterra del siglo XII. Es un momento histórico convulso preñado de intrigas, guerras y pobreza, hecho que afecta a todos los estratos de la población de un modo u modo. Tom Builder, maestro constructor, camina junto a su familia en busca de una vida mejor. Después de perder su puesto en la casa de un hombre de noble cuna, la familia al completo cruza la floresta con la esperanza de un nuevo amanecer. Ni que decir tiene que los problemas no tardan en hacer acto de presencia: la mujer está embarazada y a punto de dar a luz. A partir de ese instante se pincelan los acontecimientos introductorios que van a entreverar el hilo principal de la narración: la construcción de una catedral. El tema central del libro es precisamente ese proceso, que de algún modo sirve para articular una trama de personajes muy diversos con distintos intereses y motivaciones. El mero hecho de desear y planificar una catedral para Kingsbridge activa las maquinaciones de unos y otros. La ambición desmedida de obispos y nobles contrasta con los buenos propósitos del prior Phillip, mientras que también aparecen personalidades tan interesantes como las de Jack, su madre proscrita, el obispo Waleran Bigod, la inteligentísima Aliena o el hijo taimado de Tom, Alfred. En paralelo, se plasman las innovaciones artísticas y arquitectónicas que reflejan el paso del arte románico a los primeros esbozos del gótico. 

Los Pilares de la Tierra (PC) Captura de pantalla

Nova et vetera

Daedalic Entertainment ha confeccionado Los Pilares de la Tierra utilizando las mecánicas habituales de las aventuras point & click, pero con algunos matices. La riqueza narrativa es un atributo que se presupone y que es inherente al género, al igual que los puzles. Sin embargo, esta obra está mucho más focalizada en explotar el argumento y los diálogos entre personajes. Tal vez por ello se han dejado de lado los rompecabezas, poco sesudos cuando aparecen y no muy elaborados. Estamos por tanto ante una aventura que sin ser únicamente contemplativa, se apoya en lo que dicen y lo que hacen los personajes. Se podría definir como una especie de novela interactiva con rasgos de aventura gráfica, aunque carente de reto.

La interacción con los individuos que pueblan Kingsbridge y los alrededores no se escapa de los cánones del género. Ahora bien, los desarrolladores han decidido combinar esas características de antaño con mecánicas más actuales. Ejemplo de ello son los diálogos, cuyo sistema es similar al de los videojuegos de Telltale Games. Esto quiere decir que el usuario dispone de varias opciones para abordar la conversación, siempre con la presión de tener que contestar en un tiempo límite y sin olvidar que los silencios son también importantes. Se supone que las decisiones tendrán valor y repercutirán en la narración, encaminando al jugador hacia rumbos que quizá se deslinden de la novela original, pese a que todavía es pronto para saber cuáles van a ser las diferencias. En todo caso, las consecuencias se materializarán en los siguientes episodios. Destaca el hecho de poder vivir la historia a través los ojos de distintos protagonistas, al igual que la propia novela. 

Los Pilares de la Tierra (PC) Captura de pantalla

Está por ver cómo evolucionará la historia, pero este primer contenido deja las bases bien colocadas. De todas formas, uno se queda con ganas de más, pues estas primeras horas abocetan la personalidad de los protagonistas e introducen los conceptos de guion que se han de desarrollar posteriormente. Tal y como se puede observar en las imágenes que acompañan al presente texto, el estilo artístico está muy cuidado, y tanto escenarios como personajes lucen muy bien, con un estilo de dibujo animado exquisito. No podemos olvidarnos tampoco de la banda sonora, que sin ser una obra maestra sí logra vestir las escenas y ambientar la aventura como corresponde. El conjunto, en definitiva, tiene empaque y trata a la obra original con respeto. No en vano, Ken Follett ha colaborado estrechamente con el equipo e incluso ha prestado su voz a un personaje. A la espera del análisis final, cuando todos los LIBROS se lancen, las impresiones han sido positivas. 

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana