Metro Exodus (PC)

PC, PS4, XBO

Imagen de Metro Exodus (PC)

Metro: Exodus, Regreso a Moscú

Avance

La saga Metro vuelve a la vida

Un contexto escénico hostil, donde se erige el colosal paraje post-apocalíptico que alberga edificios reducidos a meros escombros, construcciones en desuso y la desolación más absoluta. Las condiciones atmosféricas se adivinan letales, no para la fauna que nos acecha en cada rincón —en forma de bestias mutantes y animales colmados de rabia—, si no para nosotros, los jugadores, enfrentados a un exilio impuesto por las duras circunstancias.

Nadie querría vivir bajo estas condiciones, pero todos y cada uno de nosotros deseamos embarcarnos de nuevo en el universo de esta prolífica serie. Porque la saga Metro, tal y como han hecho antes juegos como The Last of Us o franquicias como Fallout, nos sumerge en un mundo fascinante, plagado de retos que pondrán a prueba nuestros reflejos, nuestra capacidad de infiltración, nuestra habilidad para economizar recursos y nuestra sangre fría a la hora de enfrentarnos al peligro. Y esas sensaciones las hemos vivido durante la muestra in-engine que hemos disfrutado en la conferencia de Microsoft.

rildytp.jpg Captura de pantalla

La saga, basada en la opresiva obra del escritor Dmitry Glukhovsky, nos ha llevado a través de un Moscú post-apocalíptico de la mano del joven Artyom. Pese al éxito de la novela Metro 2033 (2005), el cambio de personajes en su continuación (Metro 2034) supuso una polémica decisión. Afortunadamente, ni los videojuegos ni el más reciente libro Metro 2035 (publicado en España en 2016) se han desprendido de su protagonista: en joven Artyom.

En el primer videojuego tuvimos que sobrevivir en la una ciudad subterránea construida sobre las espectaculares ruinas del Metro de Moscú, mientras descubríamos la existencia de una misteriosa raza que amenazaba la integridad de los pocos supervivientes del holocausto nuclear que quedaban con vida. Los interiores opresivos se convirtieron en los lugares más habituales donde enfrentarnos a nuestros enemigos, mientras que conseguir recursos pasaba por arriesgar nuestra vida detrás de una máscara de gas emergiendo a la superficie.

Metro Last Light arrojó algo de luz (metafóricamente hablando) a nuestra aventura. La acción se trasladaba de forma más notoria a la superficie, a los terribles enfrentamientos entre facciones humanas se sumaba el más que probable resurgir de nuestros más oscuros rivales, y un Artyom más maduro tenía que vérselas de nuevo con este hostil contexto.

nt0iyvm.jpg Captura de pantalla

Un imponente acabado visual

Lo primero que nos ha llamado la atención del juego programado por 4A Games es el vasto entorno del que hace gala. Los interiores, plagados de escombros, cadáveres, basura y elementos arquitectónicos derruidos, impresionan por el tratamiento lóbrego de la luz y la impecable puesta en escena.

Una vez en el exterior, el paisaje open world de extrema distancia de dibujado y otoñal aspecto nos regala postales para el recuerdo a cada paso. Enfrentamientos con ratas mutantes de descomunales proporciones, enemigos implacables que acechan en el lugar más inesperado y unos tiroteos de gran tensión dramática, arrojan matices que nos recuerdan a juegos como Uncharted 4 o The Last of Us por su narrativa visual contextual.

Y esta es una de las primeras dudas que nos asaltan: a pesar de que la demostración era in-engine, la perfección en la representación de los combates, los coreografiados movimientos de nuestro protagonista y la ausencia de fallos reseñables en la representación gráfica del conjunto, dan la sensación de que no estamos ante un gameplay real del juego. No obstante, cruzamos los dedos con esperanza para que el resultado final transmita sensaciones muy similares a las del vídeo distribuido por Microsoft, compañía que también nos ha adelantado prometedores detalles del título que nos ocupa.

ecnlzjr.jpg Captura de pantalla

Un año para la esperanza

Año 2036: ha llegado la hora de abandonar el Metro. La situación a la que Artyom y los pocos supervivientes que aún malviven bajo las ruinas de Moscú se enfrentan es crítica. La única solución para subsistir es viajar hacia el Este en busca de un nuevo hogar, atravesando las ruinas de un Moscú devastado, plagado de amenazas y escaso en recursos útiles para nuestro periplo.

Andriy Prokhorov, director creativo de Metro Exodus y cofundador de 4A Games, asegura que los 3 años de desarrollo del título han servido para ofrecer la experiencia más fascinante de la saga. Acción en primera persona, un novedoso sistema de sigilo y fuertes elementos survival horror se entremezclan con una de las características más llamativas del juego: el paso de las estaciones. Estamos deseando ver cómo afecta la época de nevadas a nuestro progreso en la historia, si la llegada del verano nos dará un pequeño respiro o si nuestros adversarios serán más feroces y letales durante el otoño. Por otra parte, la utilización del mechero y tener mucho cuidado con el ruido de nuestras pisadas (cuidado con los escombros, los cristales rotos y demás elementos esparcidos por el suelo) será esencial para no ser detectados.

Además, a bordo de la locomotora de vapor Aurora nos desplazaremos a través de este mundo sandbox junto a nuestros entrenados compañeros Spartans. El entorno recuerda a sagas como S.T.A.L.K.E.R., pese a que el equipo creativo avisa sobre un aspecto importante: pese a que Metro Exodus es más libre que los anteriores, tampoco responde al concepto open world de forma absoluta. La esencia de la saga no debería verse comprometida por este nuevo concepto, que mezcla todo lo bueno de ambos géneros.

mvjv35v.png Captura de pantalla

Conseguir recursos será esencial para construir y personalizar nuestras armas, abordar los combates desde un punto de vista táctico nos asegurará mayores índices de éxito, y el factor rolero se hará patente en la toma de decisiones: ¿quiénes de tus compañeros vivirán para contarlo?, ¿hay alguien prescindible en el grupo? 4A Games asegura que todo esto dependerá de nosotros: veremos hasta qué punto este aspecto tiene repercusión en las fases finales de la aventura.

 

Porque, sinceramente, hay ganas de volver a sumergirnos en la impactante atmósfera dibujada por Andrey Tkachenko, disfrutar de la nueva historia que nos depara Andrew Prohhorov y disfrutar del acompañamiento musical perpetrado por Alexey Omelchuk. Si, son nombres impronunciables. Es cierto, no estamos acostumbrados a obras interactivas AAA que provengan de la Federación Rusa (el país más extenso del mundo). Pero, tal y como sucede cuando visitamos por primera vez el Metro de Moscú, hay algo fascinante esta saga pese a que, como muchos videojuegos, cuenta con aspectos mejorables en su concepto. Esperemos que la mayoría de ellos sean subsanados en esta nueva iteración de la serie.

ufkhd0l.jpg Captura de pantalla

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana