Skip to main content
Publicidad
Super Mario Maker

Análisis Super Mario Maker for Nintendo 3DS

review_game
| |

Mario vuelve con su caja de herramientas para crear niveles a Nintendo 3DS con algunas mejoras respecto a la versión de Wii U y otras tantas carencias. 

A finales del año pasado se lanzaba al mercado Super Mario Maker en Wii U, un juego que venía a celebrar 30 años de la saga creada por Shigeru Miyamoto dando a unos jugadores que esperaban una conmemoración de la efeméride con un juego de plataformas tridimensional algo bien distinto pero mucho más original y relevante para la franquicia. Maker permitía a los jugadores no solo ponerse en la piel del fontanero más conocido de los videojuegos sino también en el papel de los diseñadores de niveles que tantas tardes, noches y madrugadas nos han hecho pasar con una sonrisa en la boca frente a una consola de Nintendo. 

La herramienta de creación de niveles de Super Mario Maker era accesible, sencilla y profunda, haciendo que muchos chavales se empezaran a interesar por el desarrollo de videojuegos y que otros tantos se den cuenta de lo complicado que es hacer una fase divertida en un juego de plataformas. Es por ello que el catálogo de niveles de Wii U tiene una calidad tan dispar: hay un buen puñado con propuestas distintas a lo que podemos esperar en un Super Mario (niveles que son un artificio visual y sonoro que se completan sin pulsar un botón, o fases de mecánica shoot’em up), otros tantos que con un arduo trabajo detrás ofrecen una lección de diseño de niveles de plataformas, y muchos que son aburridos o tan difíciles que pecan de injustos. 

Super Mario Maker (3DS) Captura de pantalla

Ahora Super Mario Maker llega a Nintendo 3DS con algunos cambios, novedades y carencias, pero con la sensación de que es a esta consola donde debería haber llegado el juego desde el primer momento: la posibilidad de crear en cualquier lugar como si llevaras un sketchbook encima le sienta como un guante a la creación de niveles, pero Super Mario Maker for Nintendo 3DS es mucho más que un bloc de cuadritos donde dar vida a las ideas que tenemos en la cabeza. 

Una aventura de Super Mario en toda regla

En la versión de Wii U de Mario Maker estaba el modo Desafío Super Mario, que nos proponía una serie de niveles que nos daban ideas para crear los nuestros posteriormente; eran pildoritas de mecánicas, enemigos y objetos que nos mostraban cómo funcionaban. La fórmula se repite aquí, pero de forma más sutil y refinada. 

El Desafío Super Mario en 3DS es un nuevo plataformas bidimensional, un juego con entidad propia. Articulado en 18 mundos (y uno más desbloqueable al completar los anteriores) y 100 niveles, nos ofrece niveles más largos y complejos, más similares a lo que pudiéramos encontrar en un Super Mario World o Super Mario Bros. 3, que en la anterior edición de Maker. Como en la versión de Wii U, están basados en el motor del primer Super Mario Bros., de Super Mario Bros. 3, Super Mario World o New Super Mario Bros. U. Sin embargo, queda espacio para la locura en algunas de las fases, sobre todo cuanto más nos vamos acercando al final: una pila de Bowser que nos lanza fuego, puzles en casas encantadas tan bien pensados como difíciles o niveles que nos recuerdan a un shoot’em up de naves. La variedad reina en estas 100 fases, donde encontramos desde niveles que replican 1:1 los de anteriores entregas de la saga a otros que parecen sacado del otro SMB, Super Meat Boy

Estas 100 fases se guardan en el Guardabot (la herramienta desde la que podemos acceder a nuestras creaciones y también a los de otros jugadores) para poder acceder a ellos en cualquier momento y superar los retos en forma de medallas que dotan a estas fases de una alta rejugabilidad. Cada uno de los niveles tiene 2 medallas, que se consiguen, por ejemplo, al llevar a la línea de meta a todos los Boo de un nivel, a derrotar a Bowser en lugar de tirarlo a la lava o al conseguir todas las monedas de la fase. Un añadido que dota a cada nivel de más profundidad al tener que jugarlos de formas distintas y, normalmente, más dificultosas, algo que le viene bien a esta especie de modo historia que no es precisamente complicado salvo excepciones contadas. 

Esto puede deberse a que el objetivo de estos niveles sigue siendo, principalmente, el de enseñar al jugador a crear y darle ideas. En algunos niveles esto se hace introduciendo elementos que no habían aparecido en los anteriores con diversos usos a lo largo del mundo (por ejemplo, el cuarto mundo nos enseña en sus cuatro niveles los distintos objetos para volar y algunos de los retos que se pueden proponer a los jugadores en torno a ellos) y mostrando al jugador que el entorno se puede usar para dejar pistas: tanto monedas que guían el camino o esconden recorridos ocultos, o dejando advertencias del objeto que vas a necesitar para superar una zona – encerrando, por ejemplo, a un Koopa en un cuadrado visible puedes indicar al que está jugando que para superar esa zona va a necesitar un caparazón. 

Super Mario Maker (3DS) Captura de pantalla

Mario Maker 3DS es explícito al decir al jugador que se fije en los detalles para posteriormente crear sus propios niveles. Es por ello que al comenzar el juego, tras unos fundamentos de la creación de niveles, lo primero que jugamos es la fase 1-1 de Super Mario Bros., que enseña al jugador cómo se juega a Mario: que los Goomba hacen daño, que las monedas marcan el camino y que al saltar bajo un bloque podemos obtener de este un power-up. Pero también, tras acabar cada mundo, nuestros guías nos explican para qué sirven los nuevos ítems desbloqueados que hemos visto en los niveles que acabamos de jugar y nos dan consejos sobre cómo usarlos; pese al Desafío Super Mario, el juego sabe que su principal atractivo es la creación de niveles y todo gira en torno a ello. 

Creando niveles: poniéndonos en la piel de Miyamoto

La creación de niveles en Super Mario Maker para 3DS es tan intuitiva y sencilla como en Wii U. En la pantalla táctil y lápiz en mano colocamos los elementos en un escenario separado en cuadritos como aquel cuaderno donde Miyamoto creó los niveles del primer Super Mario Bros. Construir el terreno es tan sencillo como seleccionar en la plantilla el bloque correspondiente y arrastrar el elemento por el nivel. Para colocar Koopa, Goomba, Hermanos Martillo, Lakitus, topos o Bowsers, entre muchos otros, tan solo tendremos que seleccionarlos y tocar allá donde queremos que estén; además, sacudiéndolos con el lápiz podemos cambiarlos (por ejemplo, los Koopas verdes cambian a los rojos), hacer que vuelen añadiéndoles alas o aumentar su tamaño dándoles un champiñón. 

Podemos cambiar al vuelo entre un diseño basado en Super Mario Bros. SMB 3, World o New Super Mario Bros U. o entre escenarios al aire libre, de castillo, de barco volador, subterráneo o de casa encantada, con la música adaptándose acorde a cada escenario y juego. También están las mejoras incluidas mediante actualizaciones en la versión de Wii U, como las puertas que solo se abren con llaves o los botones “P”, elementos que abren un abanico de posibilidades para crear puzles en los niveles, por ejemplo. 

Super Mario Maker (3DS) Captura de pantalla

Todo esto lo hacemos de forma rápida e intuitiva con los personajes que nos acompañan en el editor de niveles, como el Sr. Gómez, una goma de borrar para eliminar tocando en la pantalla lo que queramos que desaparezca del nivel, o el perro Can-Celín, que como su nombre indica elimina lo último que hayamos colocado en la fase. 

Además, los dos ayudantes, una paloma y una señora, nos ofrecen consejos para crear niveles, llevándonos de la mano de forma más explícita que en Wii U, algo que se agradece visto el resultado de la mayoría de fases que han creado los jugadores en la consola de sobremesa. Con mensajes como “¡Nada de trampas! Limítate a crear niveles bien estructurados en los que los jugadores no pierdan de manera injusta” o “Para dominar a la perfección la creación de niveles, fíjate en los niveles que vayas jugando. Seguro que se te ocurren muchas ideas” se motiva a la creación de fases que sigan el diseño de los niveles de Nintendo y no esos niveles automáticos, espectáculos gráficos y desafíos cuasi imposibles (hay que conseguir completar el nivel creado para poder compartirlo) que pueblan el modo Niveles Mundiales.

Niveles Mundiales: compartiendo con limitaciones

En el modo Niveles Mundiales podemos acceder a dos submodos: el Desafío 100 Marios y a los Niveles Recomendados, creaciones de otros jugadores de a lo largo y ancho del mundo hechos desde la versión de Wii U, porque incomprensiblemente y sin motivo aparente Super Mario Maker for Nintendo 3DS no permite subir nuestras creaciones a la nube, uno de los principales atractivos del juego de Wii U; aunque aquí no se ha perdido ese carácter de título infinito, sí que se pierde la sensación de pertenencia a una comunidad, pues estás jugando los niveles de otros jugadores sin la posibilidad de que ellos jueguen los tuyos. Tampoco permite compartir nuestros niveles de 3DS con nuestra Wii U y de ahí subirlos a Internet, que no es la solución ideal a este problema pero al menos podría dar una vida útil a aquello que creemos más allá de compartirlos mediante Street Pass con nuestros amigos y los desconocidos que encontremos por la calle. 

A pesar de esto, el modo Desafío 100 Marios sigue ofreciendo horas infinitas de diversión. Con 100 vidas tendremos que superar un mundo compuesto por diversos niveles creados en Wii U por usuarios de todo el mundo. El reto lo podemos jugar en fácil, normal, difícil y muy difícil, dificultades que estipulan tanto el tipo de nivel que encontraremos como el número de los mismos. Eso sí, al igual que ocurre en Wii U, encontraremos de lo mejor y de lo peor: tanto esas fases de “don’t press anything” como niveles muy bien hechos y otros tantos que son directamente malos, tan difíciles que son injustos o que no ofrecen reto alguno. 

Super Mario Maker (3DS) Captura de pantalla

Por otro lado, en los Niveles Recomendados se nos muestran una serie de fases que podemos almacenar en el Guardabot para jugarlas cuando queramos sin necesidad de conexión a internet y modificarlas a nuestro gusto; sin embargo, al contrario que en Wii U, no podemos puntuar estos niveles ni tampoco sabemos con qué criterio han llegado a ese listado de “recomendados”, pues no se muestra cuántos jugadores lo han probado, completado y otras tantas estadísticas que sí se muestran en la consola de sobremesa de Nintendo. 

Una de las características que más pedían los jugadores cuando se lanzó Super Mario Maker en Wii U era la posibilidad de crear mundos, posibilidad que tampoco está disponible en 3DS; otro elemento que falta aquí es la posibilidad de transformar a Super Mario en casi cualquier personaje de Nintendo. En los meses posteriores al lanzamiento el juego se fue actualizando con la posibilidad de convertir a Mario no ya en cualquier personaje que tuviéramos en amiibo, sino en otros como Hello Kitty, los Pokémon iniciales o incluso un diseño pixel art de las cantantes de Baby Metal. No es una carencia importante como pueda serlo el online, claro está, pero es un elemento más que apunta a que esta versión no se apoya tanto en el online y en su comunidad como la anterior. 

Pantallas llenas de posibilidades y artificio

En el apartado gráfico Super Mario Maker para 3DS no difiere en la versión para su hermana mayor salvo, lógicamente, en la resolución en alta definición. Pese a lo que se pudiera temer, el artificio que muchos niveles mostraban en pantalla en SMM está intacto en esta edición portátil, capaz de mostrar una decena de Chomp Cadenas, un puñado de Lakitus volando y otros tantos Bowser escupiendo fuego sin resentirse en el framerate, que solo hemos visto que se vea afectado cuando se muestran muchas monedas en pantalla en el modelo original de Nintendo 3DS. Otro detalle extraño es que los niveles se muestran rodeados de un borde negro al jugarlos que no está cuando los estamos creando, reduciendo un poco el tamaño visible de la pantalla, algo que puede molestar a algunos si estamos usando una 3DS original o una 2DS. 

En lo demás no se aprecia diferencia destacable con Wii U. Los escenarios de Super Mario Bros., Super Mario World y Super Mario Bros. 3 tienen más detalles y están más nítidos que como eran en su momento, y los de New Super Mario Bros. U muestran al Mario, enemigos y escenarios más detallados que hayan pasado en versión bidimensional por la portátil de Nintendo. 

En cuando al plano sonoro Super Mario Maker for Nintendo 3DS recopila las composiciones de los cuatro títulos mencionados que se mezclan con los alocados efectos de sonido que nos permite introducir el editor de niveles, como un sonido de peligro, un grito, un bebé, aplausos o el mítico sonido de introducción de Bowser, entre muchos otros. 

recommended-courses.jpg Captura de pantalla

Conclusión: 

Super Mario Maker for Nintendo 3DS es una adaptación portátil del título original de Wii U con ciertos añadidos de peso y con carencias igual de importantes. Lo principal es el cambio que ha dado el Desafío Super Mario, que ha pasado de ser una recopilación de niveles cortos con ideas para la creación a constituirse como un juego independiente y sólido de Super Mario, con 100 niveles bien construidos y rejugables gracias a los desafíos de las medallas. 

La creación de niveles es tan sencilla y está tan llena de posibilidades como en la consola de sobremesa, y nos guía y enseña de mejor manera gracias a los ayudantes para crear fases de mayor calidad. Además, es mucho más cómodo crear en la portátil allá donde vayamos (pues las ideas pueden surgir en cualquier momento) que en el gamepad. A pesar de no poder subir nuestras creaciones a internet, sí podemos compartirlas con amigos y desconocidos a través de Street Pass e igualmente el componente infinito de Super Mario Maker se conserva con los Niveles Mundiales que han sido creados por otros jugadores en Wii U. 

En el plano técnico, pese a lo que se pudiera temer por la menor potencia de 3DS, la pantalla puede estar llena de elementos, enemigos y efectos sin que afecte al rendimiento. 

Lo MejorLo Peor
El Desafío Super Mario es un juego nuevo: 100 niveles en 18 mundos variados y muy rejugables.
No permite compartir nuestras creaciones por internet, solo a través de Street Pass con amigos y desconocidos.
La creación de niveles está más guiada gracias a los consejos y a que los elementos los vas desbloqueando conforme te pasas fases con esos mismos objetos.
Una de las peticiones de los fans del anterior juego sigue sin incluirse: la creación de Mundos.
Sigue siendo un juego infinito gracias al Desafío 100 Marios, que nos permite jugar a niveles creados en Wii U.
Faltan algunos elementos de la versión de Wii U, como la posibilidad de transformar a Mario en diversidad de personajes.
Técnicamente apenas tiene diferencias con Wii U.

Puntuación

Muy Bueno
Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.
Cómpralo.
Jugabilidad

Al juego infinito que ya era la versión de Wii U gracias a las creaciones de otros jugadores se une un Desafío Super Mario que tiene entidad suficiente para considerarse un nuevo plataformas bidimensional del fontanero. El creador de niveles sigue siendo tan intuitivo como antes, pero la posibilidad de llevar a cabo en nuestras ideas como si tuviéramos un sketchbook en la mano es mucho más cómodo. 

Gráficos

Los escenarios de Super Mario Bros., Super Mario Bros. 3 y Super Mario World están más detallados y nítidos que en sus versiones originales, y las fases de New Super Mario Bros U. son el mayor despliegue técnico de un Mario 2D en 3DS. Al contrario de lo que se pudiera temer por la diferencia de potencia, la cantidad de elementos que podemos poner en pantalla no disminuye respecto a Wii U, pudiendo llenarla de Bowsers, Chomps Cadenas y efectos visuales. 

Sonido

Las composiciones del primer Mario Bros, SMB 3, Mario World y New Super Mario Bros. U para los distintos escenarios se unen aquí junto a nuevos efectos de sonido que podemos incluir en nuestros niveles desde el editor. 

Multijugador

Incomprensiblemente no se pueden compartir nuestras creaciones con el resto del mundo a través de internet, una de las principales características de la versión de Wii U y que creó una gran comunidad. Al menos podemos compartirlos con nuestros amigos (que pueden editar nuestros niveles) y con desconocidos a través de Street Pass. 

Regístrate o haz login para hacer un comentario
8,5
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Género: 
Plataformas
Subgéneros: 
Minijuegos
Lanzamiento: 
02/12/2016
Texto: 
Español
Plataforma: 
3DS
También en:
WiiU
+3

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad