L.A. Noire (NSW)

NSW, 360, PS3, PS4, XBO

Imagen de L.A. Noire (NSW)

L.A. Noire, análisis

Nota Meri 8,5 Muy Bueno

Usuarios

Tu Nota Puntua!

L.A. Noire, análisis para PS4, Xbox One y Switch

L.A. Noire es un juego especial que no entiende de matices. Ya lo fue en su momento y lo sigue siendo. O lo amas o lo odias. Su propuesta, tan alejada de lo que Rockstar acostumbra a ofrecer, sorprendió a muchos y seguirá haciéndolo entre aquellos que años después no lo hayan jugado. Pero la compañía de GTA cree en la aventura de Cole Phelps, y por eso la devuelve a la vida en forma de nueva versión para Switch, Playstation 4 y Xbox One. Sin apenas novedades, pero con un perfil propio que amplía el catálogo de las tres plataformas y con algunos experimentos curiosos en Switch para, quién sabe, si futuras colaboraciones.. Si jugaste al título original en su momento y te gustó, ha pasado el suficiente tiempo para que los casos, las pistas y los interrogatorios parezcan familiares pero nuevos; si no lo probaste, es una buena ocasión para darle una oportunidad, porque la experiencia lo merece. Luego te encantará, te sorprenderá o te dejará decepcionado. Pero valdrá la prueba probarlo.

Decimos esto porque L.A. Noire generó todo tipo de debates cuando salió a la venta. Eso es, en parte, porque rompía con el esquema Rockstar. Mucho más de lo que podía parecer en un primer momento. No estamos ante un sandbox de mundo vasto, repleto de tareas principales y secundarias por realizar, lugares secretos por explorar y esa sensación que el juego aguanta el tipo usado como literalmente se define el género: caja de arena en la que hacer de todo, aunque no sea importante. L.A. Noire es otra cosa, con la narrativa teniendo un peso en el desarrollo mucho mayor y guiando al jugador en lo importante, lo principal.

L.A. Noire (NSW) Captura de pantalla

Una de las principales críticas que se le hizo al título es que desaprovechaba ese mundo abierto que recreaba, de manera majestuosa, a Los Ángeles de los años cuarenta. Había poco que hacer o ver en nuestros paseos en coche. Tampoco proliferaban los tiroteos marca de la casa. Pero es que el tiempo y una segunda visita al título muestran con claridad que no es lo que pretendía en ningún momento. L.A. Noire es explorar pistas, hacer interrogatorios, deducir qué es verdad y qué no… Y contemplar el avance imparable de Phelps, el policía que acaba convertido en uno de los grandes detectives de la década de los 40.

El juego funciona base de capítulos con una estructura más o menos similar. Hay un caso nuevo, se va al lugar del crimen, se buscan pistas, se hacen interrogatorios y se tira del hilo para ir a otros puntos de interés, dar con nuevos sospechosos, descubrir qué ha sucedido y cerrar el caso. Las expresiones faciales fueron uno de los grandes reclamos gracias a la tecnología MotionScan: con muecas, tics nerviosos, ojos esquivos, se invitaba al jugador a descubrir si nuestro interrogado decía la verdad o mentía. Este es solo un primer paso. Otro es apretarle las tuercas si dudamos de él o acusarlo si tenemos pruebas. Y para tener pruebas hay que haberlas buscado antes y, lo más importante, inspeccionarlas y repasarlas como un auténtico detective.

L.A. Noire (NSW) Captura de pantalla

De nada sirve encontrar la factura de la compra de un cerdo en la guantera de un coche si cuando tenemos a un tal Frank Morgan ante nosotros, no lo acusamos de mentiroso porque esa factura iba a su nombre (F. Morgan). Recolectar pistas porque sí no es el camino, sino entenderlas y estar atentos a detalles.  Los casos, salvo momentos que son de fracaso si no se cumple con las acciones que exige, se acaban desarrollando acertemos o no en nuestros interrogatorios. Esto, que a día de hoy seguramente sería recomendable plantearlo de otra manera (crear finales y tesis erróneas y que Phelps fracasara), provoca que L.A. Noire, como títulos como Pyre, sean experiencias de una pasada. Con aciertos y errores llegaremos al final. El gran desafío es aprender del juego para ser mejor identificando verdades y mentiras (y de paso ganando experiencia y bonificaciones mayores).

En la base (exploración, interrogatorios), L.A. Noire crece de manera sorprendente a medida que avanzamos. Con casos complejos que van más allá de buscar culpables, que implican a varios personajes, que tienen pistas falsas y que añaden variantes que vale la pena conocer. Además, el juego es la versión “completa”, con todos los casos DLC que aparecieron a posteriori, alargando de manera interesante la vida original del juego. Ya en nuestro primer nivel como detective (tráfico) hay dos casos complejos y variados que acompañan a los tres originales. Se agradece.

L.A. Noire (NSW) Captura de pantalla

A todo esto no faltan persecuciones a sospechosos que escapan, y que pueden hacerse en coche –es necesario detenerlos a base de golpes- o a pie, ya sea placándolos, apuntando con el arma con disparo al cielo o acabando en combate cuerpo a cuerpo.  La acción en L.A. Noire sigue con tiroteos marca de la casa (coberturas, apuntado semi automático) que no aportan demasiado, pero que son necesarios en ciertos casos complejos. El resto, lo que decíamos al principio: una Los Ángeles que tiene pequeños sucesos a los que podemos acudir para solventarlos (tiroteos con atracadores, perseguir delincuentes, etc), lugares históricos para visitar y decenas de coches de la época escondidos que esperan ser descubiertos.

L.A. Noire, en todo caso, no apuesta por esto en ningún momento. Son mecánicas presentes para quienes quieran exprimir el juego hasta el final, pero el Team Bondi –encargados del título- siempre tuvo claro que quería enfocarlo a una experiencia novelística, con la narrativa y el desarrollo del personaje principal como grandes valedores del juego. Acompañado, claro está, de personajes memorables en todos y cada uno de los casos. Que esto que decimos es evidente se ve en dos detalles: las zonas de conducción hasta las misiones o hasta puntos de interés dentro de los casos se pueden saltar; ciertos momentos de acción, como persecuciones a un enemigo que escapa en coche, el juego también te invita a saltártelo si quieres cuando fracasas tres o cuatro veces.

L.A. Noire (NSW) Captura de pantalla

Versiones PS4 y Xbox One

Las versiones HD del título que salió en la pasada generación de consolas aportan pocas novedades al frente. Más allá de lo que comentábamos sobre la presencia de los DLC, lo más destacado es el aumento de resolución. No hay grandes mejoras a nivel de texturas o modelados. Esto le pesa a las versiones normales de las dos plataformas, que tienen cambios mínimos respecto a sus versiones originales. Lo cierto es que a 4K la cosa mejora. Lo hemos estado jugando en Xbox One X y hay dos elementos relevantes: el primero es que la resolución hace que sea la versión más nítida y limpia de todas sin atisbo de dudas. Algo que se nota de manera evidente si lo comparamos con los 1080p en dock de Switch a la vez. Es cierto que sigue habiendo popping a larga distancia con aparición repentina de objetos y que ciertas texturas cuando exploramos al detalle cerca del suelo son mejorables, pero en general es el mismo juego con una nitidez superior. El juego instala unos 4 gigas y pide una actualización de 13 más para descargar.

Versión Switch

La versión de Nintendo Switch se presenta como una buena conversión. A nivel de resolución funciona a 720p en modo portátil y a 1080p en dock, en ambos casos con un buen acabado general. Destacar sobre todo que en modo portátil lo hemos visto especialmente sólido, sin borrosidad ni nada por el estilo. Solo se le puede echar en cara, en algunos momentos, cierto tambaleo del framerate sin llegar a afectar a la jugabilidad pero presentes, sobre todo en mundo abierto en el dock. Una versión que demuestra que la consola puede con títulos de la pasada generación sin demasiados problemas. Las novedades vienen en el tipo de controles. Por un lado tenemos los joycon, que permiten usar los giroscopios para mover los objetos cuando los exploramos al detalle; por otro, la pantalla táctil del modo portátil que nos permite pasar páginas de la libreta, señalar elementos de exploración en pistas y mover la cámara en situaciones de interrogatorio. Naturalmente es compatible con todos los tipos de controles de la plataforma. El juego en Switch precisa de conexión a Internet para descargar unos 17 gigas y que funcione, algo que está anunciado en la portada para que no haya equívocos. En ambos casos la banda sonora y las voces -en inglés e interpretadas de manera brillante como es habitual- destacan como antaño.

L.A. Noire (NSW) Captura de pantalla

Conclusión

L.A. Noire es de esos juegos especiales, tal vez no para todo el mundo, pero que caló entre muchos, incluidos nosotros. Rompe con varias de las convenciones de Rockstar para apostar por una narrativa y un desarrollo más guiado de lo habitual en medio de una Los Ángeles de los cuarenta recreada con mimo y con decenas de casos que deben ser solventados. La investigación, exploración de pistas y sobre todo los interrogatorios –con esas expresiones faciales tan detalladas- pasan por delante del mundo abierto o los tiroteos, ambos secciones mejorables del título. Entendiendo este ritmo más pausado y contemplativo es como se debe enfocar la obra del Team Bondi.

Las versiones de PS4 y One tienen apenas novedades más allá de incorporar los casos que llegaron vía DLC y lo bien que luce el título a 4K, donde mayor diferencia vemos gracias a la extremada nitidez y limpieza visual. En Switch, el juego funciona de competente tanto en portátil como en dock salvo algunos bajones de framerate, que no impiden que sea perfectamente jugable y disfrutable. Aquí se añaden, también, algunos controles por giroscopio y táctiles que funcionan bien como añadido. En definitiva, la vuelta al ruedo seis años después de un gran título que aparece con un remaster que cumple con su cometido: una aventura que vale mucho la pena si no la habéis jugado nunca o si os gustó en su momento y la tenéis medio olvidada, pudiendo así tener que redescubrir las verdades y mentiras de los sospechosos.

Lo Mejor

  • Versión completa con todos los casos, DLC incluidos
  • Mantiene sus virtudes en interrogatorios, expresiones faciales y e inspección de pruebas
  • Un juego totalmente diferente a lo que se puede encontrar en el catálogo de las tres consolas
  • Aprovecha bien ciertos detalles de Switch a nivel jugable y luce especialmente nítido a 4K en Xbox One X y PS4 Pro

Lo Peor

  • Sigue siendo impreciso en tiroteos y con un mundo abierto lejos de los estandartes de Rockstar
  • Sin novedades para quienes lo exprimieran al máximo en su momento
8,5
Muy Bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana