Nights of Azure 2: Bride of the New Moon (NSW)

NSW, PC, PS4

Imagen de Nights of Azure 2: Bride of the New Moon (NSW)

Nights of Azure 2: Bride of the New Moon, Análisis

Nota Meri 6,5 Correcto

Usuarios

Tu Nota Puntua!

Nights of Azure 2: Bride of the New Moon, Análisis

Cuando hace un año recibimos la entrega original de Nights of Azure, no fueron pocos amantes del género de acción oriental que identificaron aquí una valiente propuesta por mezclar el ARPG japonés más actual con grandes dosis de acción, una especie de musou con un componente argumental mucho más desarrollado de lo que estábamos acostumbrados, pero que se dejaba en el camino importantes aspectos para hacer de aquel un juego recomendable para cualquier jugador que se precie. Ahora, con Nights of Azure 2: Bride of the New Moon, volvemos a percibir esa sensación, aunque lo cierto es que el título ha sabido responder las necesidades de los fans con holgura.

Koei Tecmo se ha encargado de distribuir el título en nuestro país, un desarrollo de Gust con la intención de demostrar que no solo Omega Force es capaz de hacer un buen musou. Tal como decíamos, el empeño por incorporar una narrativa sólida se percibe desde el primer momento, dedicando las primeras horas de partida para presentar a los personajes, explicar el conflicto que rodea a este mundo y dedicando las primeras batallas para ir haciéndonos entender paso a paso cómo manejar los controles. Lástima que se dediquen tantos minutos a esta tarea cuando al final del día –a no ser que activemos el tercer nivel de dificultad- todo se limitará a una pulsación constante de botones, ya que la mayoría de combos son extremadamente fáciles de ejecutar al ser sucesiones infinitas de X e Y.

Nights of Azure 2: Bride of the New Moon (NSW) Captura de pantalla

Mejorando la primera parte, pero con grandes flaquezas jugables

Pero los padres de la saga Atelier son expertos en hacer títulos atractivos a la vista, y Nights of Azure 2: Bride of the New Moon no falla en ese sentido. La presentación del juego es notable, con unos modelados para los personajes que nos han gustado mucho, especialmente en esta versión de Nintendo Switch que hemos podido analizar donde en modo portátil posiblemente sea donde más sorprenda. Las señas de identidad están ahí, destacando su cuidada banda sonora y los valores de producción a nivel artístico. Un título por y para japoneses; fanservice en estado puro.

Es por ello que nos ha dejado con un sabor agridulce que un título audiovisualmente tan destacable tenga una flaqueza tan enorme en su gameplay, y es que en las aproximadamente 10 horas que hemos tardado en terminar la historia principal, lo que comenzó siendo un sistema de batallas más o menos adictivo, ha terminado convirtiéndose en algo un tanto tedioso, únicamente sostenido por saber cómo iba a terminar el conflicto propuesto inicialmente.

Nights of Azure 2: Bride of the New Moon (NSW) Captura de pantalla

Todo comienza contando la guerra que rodea a la sociedad donde viven los protagonistas. Un rey demonio logró la victoria frente a la raza humana, y en su proceso hizo que algunos humanos se convirtiesen en monstruos, todas ellas apareciendo por la noche. Es entonces donde entra en escena una agente de la Curia llamada Aluche, que con sus grandes dotes físicas y mentales se le encomienda la misión de proteger a Liliana, una sacerdotisa con la que mantiene relación desde hace tiempo y que cuenta con una genética superdotada. Cómo no, al iniciar la aventura todo se viene abajo, y por algún motivo Liliana es elegida como el próximo miembro en ser sacrificada. Tú, Aluche, eres la guardaespaldas, la protectora que debe sacrificarse para que Liliana salga viva. Sin necesidad de entrar en más spoilers, consideramos que el planteamiento del guion es lo suficientemente sólido como para preguntarnos qué va a pasar después y, sobre todo, cómo vamos a lograrlo al estar tan por debajo físicamente de aquellos monstruos que están por venir.

Y hablando de monstruos aprovechamos para mencionar otro aspecto que nos ha decepcionado del título, y es el del diseño de los enemigos. Al igual que en la entrega original, Nights of Azure 2: Bride of the New Moon tiene personajes de relleno que parecen estar ahí sin más aspiración que la de ocupar espacio en el escenario. Carencia heredada del género musou, veremos decenas y decenas de enemigos que son exactamente iguales los unos a los otros, sin apenas diferencias ni en su estética ni en su comportamiento, salvo que algunos son más grandes que otros –y por ende más poderosos o difíciles de matar-.

Nights of Azure 2: Bride of the New Moon (NSW) Captura de pantalla

Los escenarios se han dibujado con algo más de complejidad que en el primer título de la franquicia, un esfuerzo mayor que se ve recompensado con mejor interconexión entre dichos escenarios, más bifurcaciones y a la larga, más tiempo invertido en cada misión sin necesidad de tener que soportar tiempos de carga para entrar en el lugar sucesivo. Con el tiempo iremos acostumbrándonos a saber cuándo utilizar los ataques débiles y cuándo los más fuertes; igual con la evasión, clave especialmente en el punto final de la aventura al ser evidentemente más complicada. Esos esquives no llegan a ser tan cuidados como en otros hack ‘n’ slash como Bayonetta, pero si logramos congeniar con la cámara podemos sacarle mucho partido. Y es bastante gratificante.

Nights of Azure 2: Bride of the New Moon (NSW) Captura de pantalla 

El problema de la cámara en un juego de acción tridimensional

Pero la cámara nos ha jugado muy malas pasadas. En un primer momento adopta una altura con bastante cobertura visual, pero su posicionamiento automático está lejos de ser cómodo. Gracias al segundo stick podemos utilizar un manejo manual de la misma, pero debido a la velocidad del movimiento del personaje, constantemente tendremos que centrar la cámara y recibiremos daño porque no veremos la posición de algunos enemigos; bien sea porque están detrás o porque en esas décimas de segundo invertidas a la colocación de la cámara ya es demasiado tarde para evitar un envite. Por otra parte, poder contar con los Servants (una especie de sirvientes) en el combate nos permite mandar que ejecuten diferentes tipos de ataques, algunos de ellos muy orientados a movimientos ofensivos y desde la distancia; aunque también podemos elegir que luchen libremente y se enfoquen en ir derribando enemigos poco a poco para reducir el número de blancos a abatir.

Esa dosis de estrategia es bastante interesante, ya que incentiva en cierto sentido la rejugabilidad del título o a variar nuestro sistema de juego en función del tipo de rivales que nos encontremos. Mencionar también que las magias se pueden utilizar fuera del combate para resolver algunos sencillos puzles, como eliminar de nuestro paso según qué elementos del escenario para seguir avanzando, nada complicado en cualquier caso.

Nights of Azure 2: Bride of the New Moon (NSW) Captura de pantalla

No podemos olvidar decir que Nights of Azure 2 llega completamente en inglés con voces en japonés; no tenemos español y posiblemente no haya ningún parche en camino para la lengua de Cervantes. Pese a todo, el título da mucho de sí, y podemos alargar la partida perfectamente por encima de las 20 ó 25 horas si queremos subir a los personajes al máximo de nivel o descubrir el resto de secretos de una historia que insistimos es bastante interesante. El último inconveniente que queremos destacar en este análisis es referente al ritmo de juego, constantemente frenado por las numerosas cinemáticas. Hay decenas de escenas elaboradas con el propio motor del juego; y aunque estén muy conseguidas y luzcan por lo general dobladas al japonés, no termina de encajar que se rompa el clímax de la batalla por la introducción de medio minuto de cinemáticas. El tempo no culmina, y eso lastra al producto final. Los que disfruten con el anime tendrán aquí unas cuantas horas de deleite, aunque también es menester mencionar que el diseño de los personajes femeninos está excesivamente sexualizado, algo que guste o no es una constante en este tipo de títulos japoneses.

Nights of Azure 2: Bride of the New Moon (NSW) Captura de pantalla

Este análisis se ha realizado con una copia cedida por Koch Media en su versión para Nintendo Switch.

Conclusión

En definitiva, Nights of Azure 2 es un título correcto, pero lleno de altibajos. Su primera parte no contaba con tantas caídas de ritmo y era algo más profundo en algunos aspectos. La secuela mejora en la forma que tiene de contar la historia, se empeña en hacer del sistema de combate algo más variado gracias a los Servants y diseña mucho mejor los escenarios, pero no termina de convencernos que sea tan sumamente repetitivo a la larga y que el máximo incentivo del producto sea conocer cómo termina todo. Un ARPG con toques de musou necesita inevitablemente ser al menos notable en su jugabilidad, y por desgracia Bride of the New Moon falla precisamente en este punto.

Consideramos que el juego es recomendable para aquellos que disfrutaron de la primera parte y sean amantes del género, pero por fortuna hay otras alternativas en el mercado que pueden satisfacer mejor las necesidades de los amantes del hack ‘n’ slash, bien sea más tradicional o más pensado en las oleadas de enemigos. Técnicamente notable, jugablemente muy mejorable.

Lo Mejor

  • Audiovisualmente muy cuidado: banda sonora, diseños...
  • El argumento está bien planteado desde el primer minuto.
  • Los Servants y lo variadas que pueden ser las batallas.

Lo Peor

  • Jugablemente es demasiado repetitivo, poco profundo.
  • La cámara puede jugarnos malas pasadas.
  • El juego original era, en el cómputo global, mejor juego.
6,5
Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana