Shovel Knight: Treasure Trove (NSW)

NSW

Imagen de Shovel Knight: Treasure Trove (NSW)

Shovel Knight: Treasure Trove

Nota Meri 9 Excelente

Usuarios

Tu Nota Puntua!

Shovel Knight se convirtió por méritos propios en uno de los grandes indies de la pasada generación de consolas. Un título que tuvo un largo recorrido por todo tipo de plataformas, empezando por PC, 3DS y Wii U y siguiendo con ports posteriores en consolas Playstation y Xbox One. La relación de Yacht Club Games con las consolas Nintendo siempre ha sido algo especial, como se pudo ver con la creación de un amiibo para la versión de su anterior consola sobremesa, la opción única hasta el momento del cooperativo y el hecho de que la compañía de Kyoto fuera la editora del juego en Japón en sus dispositivos. Esto sigue así si tenemos en cuenta que Nintendo Switch recibe, antes que nadie, la versión definitiva de esta oda a las aventuras que vivimos durante los 8 bits. Treasure Trove es, además, la versión definitiva del noble caballero con pala.

Antes de nada, es importante recalcar que quienes quieran profundizar en lo que ofrece el juego original con su campaña, pueden verlo en el análisis que publicamos en su momento en el año 2014. La aventura nos invita a recorrer una gran variedad de fases en formato plataformas y acción de avance lateral, como antaño. El objetivo final, acabar con los ocho jefazos, además de varios mid-bosses, que están ocupando niveles totalmente distintos entre sí tanto a nivel visual como a nivel jugable. El desarrollo de la aventura tiene un toque Super Mario Bros 3, con un mapa que podemos recorrer para escoger nuestro destino, desbloquear nuevos niveles y recolectar todo tipo de objetos.

Porque Shovel Knight ofrece saltos precisos, combates a base de palas… Pero también desenterrar tesoros y materiales que posteriormente se pueden utilizar para otros menesteres. Con todo lo que conseguimos podremos invertir dinero y recursos para conseguir mejoras de vida, magia, nuevos objetos o armas secundarias, además de mejores armaduras y habilidades únicas. El resultado final es que a medida que vamos avanzando vamos construyendo un caballero más poderoso para afrontar retos más desafiantes. Además, tiene cierto sistema Souls con las muertes: cuando caemos perdemos parte de nuestras recompensas y tenemos que volver para recuperarlas. Si morimos de camino, lo perderemos. Aunque la penalización no están grande como en los originales juegos 8 bits en los que se inspira, donde morir podía significar empezar de cero, la pérdida de dinero provoca no poder mejorar el personaje y obliga a reiniciar partidas para no sufrir más de la cuenta en nuestro avance.

La fórmula Shovel Knight triunfó, y de qué manera, gracias a la combinación de mecánicas vistas en juegos de antaño, actualizado todo a día de hoy, a propuestas como ataques tipo tío Gilito en Ducktales saltando desde arriba, armas y magias secundarias a lo Castlevania y una ambientación medieval fantástica que brillaba con luz propia por su diseño puro amor por el píxel y melodías midi pegadizas. Bastante largo para lo que es, rejugable y con jefes finales soberbios, es un imprescindible también en Nintendo Switch que cuenta con la opción de jugar en cooperativo, algo que solo se desbloqueaba en Wii U con el amiibo del caballero. En lugar de facilitar las cosas, hay limitaciones (si muere nuestro amigo resucita con la mitad de los corazones del que sigue vivo) que lo hacen una experiencia a tener en cuenta.

A bombazo limpio con Plague Knight

La versión de la nueva consola híbrida de Nintendo cuenta con la expansión Plague of Shadows que salió a finales de septiembre y que nos narraba los acontecimientos de una nueva campaña protagonizada por Plague Knight, un personaje que tenía la intención de conseguir una serie de materiales para sus malvados planes venciendo a otros grandes villanos que hasta el momento habían formado parte de su clan. Probablemente no es la mejor de las campañas, aunque tiene sus particularidades que vale la pena al menos trastear. Con un desarrollo similar en lo que mapa se refiere a la aventura original, aquí lo más destacado es el cambio de habilidades.

Plague Knight lanza bombas que explotan y con las cuáles debemos aprender a jugar para conseguir saltos imposibles con sus ondas expansivas, calcular la trayectoria y particularidades de dichos proyectiles. Aunque sobre el papel la mecánica es muy original, porque la misma mecánica de ataque es a la vez nuestra principal arma para solventar desafíos de plataformeo, ya que de base Plague salta más bien poco. Dicha expansión cambia algunas mecánicas: la barra de magia se regenera, podemos conseguir tónicos para recuperar vida desde el menú y tenemos habilidades únicas. El principal contratiempo es que el control puede ser algo frustrante a veces a la hora de saltar con esta propuesta y que en diseño de niveles tal vez no es tan inspirado en general.

Shovel Knight: Treasure Trove (NSW) Captura de pantalla

Segar almas con Specter Knight

La gran novedad de esta entrega es Specter of Torment, una nueva campaña que funciona como precuela de Shovel of Hope y se centra en el papel de Specter Knight, que tiene que convencer a varios caballeros para unirse a la malvada orden de la historia principal. Aquí, a diferencia de las otras dos campañas, el formato de aventura es mucho más similar a Mega Man, pudiendo acceder en el orden que queramos a las fases de cada uno de los caballeros que queremos vencer y hacer nuestros. Desde la base principal de operaciones, donde podremos conseguir mejores armas, comprar distintos objetos y conseguir ciertas recompensas especiales, arrancamos tras el prólogo en busca de almas que segar.

Es un añadido de altura sin ningún atisbo de dudas, ya que la propuesta de juego es mucho más arcade, veloz y exigente. Nuestro nuevo caballero cuenta con una guadaña como principal arma y por lo tanto, basa sus ataques principales en el cuerpo a cuerpo. Pero la realidad es que tiene una habilidad para asaltar enemigos que remueve los cimientos del diseño de niveles tradicional de las anteriores historias. Cuando saltamos hacia enemigos y objetos podemos hacer una embestida en el aire en diversas direcciones. Esto sirve, por ejemplo, para superar enormes tramos sin tierra firme. Saltando y enlazando embestidas de un lado para otro, escalando fases verticales al más puro estilo Ice Climbers pero sin plataformas.

Shovel Knight: Treasure Trove (NSW) Captura de pantalla

La mecánica en sí hace que la exigencia suba varios escalones –y no es que Shovel of Hope o Plague of Shadows sean precisamente sencillos- ya que un pequeño error en la dirección o a la hora de calcular el salto significa, simplemente, morir. Además, los combates con los jefes finales son intensos como pocos, pudiendo luchar contra ellos sin apenas tocar el suelo y corrigiendo en el aire el movimiento del personaje. La gran variedad de localizaciones también destaca por como exige distintas mecánicas al jugador. Otra de las particularidades de Specter es que puede escalar algunas paredes, obligando a saltar entre ellas en ciertos momentos; En algunos niveles se juega con el apartado visual: paredes falsas, caminos que están escondidos detrás de imágenes y momentos que casi tienes que ir a ciegas.

La personalización de Specter en este punto también es digna de mención. Las armas secundarias permiten compensar sus ataques solo cuerpo a cuerpo con ataques más lejanos, aunque gestionar la barra de magia es más complicado que en Plague. Conseguir calaveras repartidas por las fases es obligado si queremos potenciar nuestro “héroe”, y eso añade mucha mayor dificultad porque algunas están en lugares imposibles. No faltan armaduras con efectos propios, habilidades y mejoras como no morir si caemos en una zona de pinchos y otros elementos que hacen, de nuevo, que sea importante llegar al final de las fases con el mayor botín posible… y por lo tanto, sin haber muerto demasiado. Si ya tenéis pasado y repasado el juego original, esta campaña se puede comprar en Switch por separado.

Shovel Knight: Treasure Trove (NSW) Captura de pantalla

Conclusión

Shovel Knight es uno de los grandes homenajes a la época de los 8 bits que nos ha dejado la retahíla de excelentes indies que hemos visto en los últimos años, y Treasure Trove es simplemente la mejor y más completa versión de todas. Llega con el contenido original, la primera expansión Plague of Shadows y la nueva y potente campaña de Specter Knight. Veloz, exigente y con un diseño de niveles magistral, es un añadido imprescindible para los amantes del juego del caballero de la pala (se puede comprar por separado). Si a todo esto añadimos que el cooperativo está presente en esta versión, que las campañas son desafiantes, rejugables y variadas entre sí y que la propuesta audiovisual es tan nostálgica como acertada, hablamos sin duda de un imprescindible para Switch. 

Lo Mejor

  • La versión más completa: tres campañas, modos extra, cooperativo...
  • Excelente mezcla de géneros y propuestas de antaño actualizadas a día de hoy
  • La nueva campaña es excelente en casi todo lo que propone
  • Una oda al Píxel y al midi en lo que apartado audiovisual se refiere
  • Poder comprar Specter Knight por separado si ya tenemos el juego en otra plataforma

Lo Peor

  • Plague of Shadows es menos inspirado, en diseño y control, que las otras dos campañas
9
Excelente

Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.

Jugabilidad 9

Tres campañas variadas en personalización, diseño de niveles y habilidades. Rejugable, con modos extra, presencia de cooperativo y muchas horas por delante. Es la versión más completa de todas las de Shovel Knight y el nuevo DLC se puede comprar por separado si no se quiere todo el pack.

Gráficos 9

Un ejercicio de mimetización NES pixelada tan logrado como genial en su variado diseño de niveles y enemigos. De lo mejor hecho con pixeles que hemos visto en mucho tiempo

Sonido 9

Una BSO MiDi con la potencia y el sonido añejo del chiptune que tan bien ha sabido envejecer, la banda sonora no solo es soberbia, sino que encima cuenta con las manos de la compositora de Mega Man

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana