Star Wars 1313 (PS3)

PS3, 360, PC

Imagen de Star Wars 1313 (PS3)

5 juegos recientes dolorosamente cancelados

Actualidad

Algunas cancelaciones no se olvidan

Las cancelaciones en videojuegos son un tema a perpetuidad. Borrones en el historial difíciles de esquivar para cualquier compañía, ya que cuando un nuevo caso de cancelación arremete en la actualidad, la mirada se dirige a todos aquellos dolorosamente cancelados en el pasado. Así, y a pesar de haber pasado un par de décadas, StarCraft: Ghost se sigue recordando. Como el duelo, la cancelación de un juego esperado atraviesa varias fases del dolor, que comienzan con el enfado, con el tiempo se puede llegar a tornar comprensión, y al final con naturalidad.

El motivo por el que hoy toca hablar de cancelaciones hay que ir a buscarlo a ‘Star Fox 2’, a Super Nintendo, y a su caso extraordinario: la dolorosa cancelación en el tiempo de la Super, que resurge de sus cenizas con su estreno, un par de décadas después, en SNES Classic Mini. Sin embargo, es posible acercarse mucho en el tiempo a nuestros días para entrar directamente en la fase del dolor, en esas cancelaciones que todavía hoy resqueman.

Scalebound y el pobre Kamiya

La primera, la más dolorosa y la más sonada se encuentra en Scalebound. Platinum Games se figura como uno de esos estudios que no garantizan ventas al nivel Rockstar, ni mucho menos, pero sí el reconocimiento por buena parte de la comunidad. De esta forma, contar con un exclusivo de Platinum en el catálogo siempre se aplaude -ahí está Bayonetta 2 en Wii U-, y eso debió ser lo que pensaron en Microsoft. Phil Spencer se embarcó en una aventura de producción con Platinum Games, en el que se definía como el juego más ambicioso en la dilatada carrera de Hideki Kamiya. Sin embargo, es bien conocido el fuerte carácter del creador de Bayonetta, y Microsoft quiso, parece ser, tomar demasiadas decisiones en el videojuego. Las tiranteces se hicieron patentes entre ambas partes, y Scalebound terminó cancelado. Hoy la licencia de Scalebound se halla vinculada a Microsoft, por lo que el desarrollo podría reactivarse en manos de otro estudio, aunque no parece que sea algo muy plausible a corto plazo.

scalebound.jpg Captura de pantalla

Lo sonado de este caso no sólo tanto la cancelación proyecto, sino también el serio aprieto para Platinum Games, que por suerte encontró un respiro con el éxito de Nier: Autómata. Scalebound, sin embargo, todavía duele.

Fez II todavía duele

Como también duele Fez II. Phil Fish está condenado a ser parte inmortal de la historia en videojuegos, justo por lo efímero de su andadura. El excéntrico desarrollador indie llegó pisando muy fuerte con Fez, y antes de lanzar Fez II decidió dejar la industria pegando un portazo: “He terminado. Fez 2 está cancelado. Adiós”, publicó en Twitter a modo de despedida. Un comunicado posterior amplió: “Tomo el dinero y corro. Hasta aquí es hasta donde puede soportar mi estómago”.

phil_fish.jpeg Captura de pantalla

Durante mucho tiempo esta declaración fue tomada como una bravuconada, pero han pasado cuatro años y Fish no parece tener intención de retorno. La razón que apartó a Fish de la industria responde a los conflictos constantes en redes sociales, encontronazos con algún periodista, y una situación de presión que decidió dejar de lado.

¿Tú tienes demo de PT en tu PS4?

Si seguimos pensando en los conflictos de los creadores de videojuegos que terminan en cancelación, hay que sacar a colación Silent Hills. Hideo Kojima, harto de Metal Gear. Rotundamente harto. Logró, tras años intentándolo, cambiar de tercio en Konami. Así, pegó un giro completo para desarrollar una entrega de la saga Silent Hill, que se prometía, a tenor de lo que pudimos ver en el prototipo PT, una revolución absoluta para una saga en triste decadencia. Todo en el proyecto apuntaba en una dirección realmente buena, pero los conflictos laborales se cruzaron en el camino del desarrollo. Con la cancelación el creativo deja Konami para fundar su propio estudio, lo que da origen a Death Stranding. Queda la pregunta, por la extraña relación que la Konami actual mantiene con sus sagas, de si llegaremos a ver una nueva entrega de la franquicia de terror en algún momento.

Injusto fin para LucasArts y Lionhead Studios

Sin embargo, en esta carrera del dolor derivado de las cancelaciones, habría que ceñirse a los casos de extrema gravedad: aquellos que acarrean cierres de estudios, incluso cierres de compañías al completo. Star Wars 1313 representaba el retorno de LucasArts al desarrollo de alto presupuesto, y representaba, también, volver a tener una aventura narrativa de Star Wars a lo grande. No dio tiempo a encariñarse demasiado, porque el juego fue cancelado, y LucasArts desmantelada sin posibilidad de retorno. La última cancelación dolorosa, por lo injusta, es la de Fable Legends. Sin que este spin-off de Fable hubiese suscitado nunca gran interés, la tristeza de que la cancelación fuera de la mano con el cierre de Lionhead Studios resulta inapelable. Uno de los equipos de desarrollo más interesantes que ha habido nunca en Europa llegó a término de una manera precipitada y posiblemente injusta.

fablelegends-e1457382127351.jpg Captura de pantalla

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana