Así se creó uno de los peores juegos de la historia: Hong Kong 1997

Actualidad

Kurosawa se sincera: “Mi objetivo fue crear el peor juego posible”

El año 1997 es considerado por muchos como uno de los mejores de la industria del videojuego, pero entre tanta joya se escapó algún que otro fiasco comercial, con desarrollos tan acelerados y desastrosos como el de Hong Kong 1997, la obra de Yoshihisa Kurosawa de la que ahora hemos conocido cómo se gestó y cuál fue el objetivo real de sus existencia.

Lanzado hace 23 años en Super Nintendo, este poco apetecible shooter de 16-bit se desarrolló en tan solo dos días utilizando música e imágenes sin licencia de Jackie Chan. La meta era muy clara: “Mi objetivo fue crear el peor juego posible”, ha reconocido a South China Morning Post, primera entrevista concedida desde el lanzamiento del juego.

8ff6a8f0-fbf5-11e7-b2f7-03450b80c791_1280x720_164401.jpg Captura de pantalla

Cuando era joven, siempre tuve el sueño de trabajar en la industria del videojuego, pero no me gustaban los juegos de Nintendo. Tanto sus ajustes como sus personajes se sentían rancios. En aquellos días, todos los juegos se hacían por las gigantes Nintendo y SEGA, así que era imposible que yo pusiera mi propio juego indie en el mercado. Estábamos sujetos a sus reglas y estándares éticos; los demás teníamos que pagar las regalías para hacer un juego”.

"Estaba harto de ver a Nintendo en la cima"

Este cabreo e indiferencia le hizo viajar a Hong Kong gastando sus ahorros en busca de dispositivos que le permitieren copiar los juegos de Super Nintendo en disquetes. “Estaba harto de ver a Nintendo en la cima de la pirámide”, dice no sin poco sentimiento.

hqdefault_2.jpg Captura de pantalla

Cuando tenía todo lo que necesitaba, tuvo la idea de crear un juego barato, vulgar, que se riese de la industria de la época. Además, la irrupción de copias ilegales fueron para él la vía de salida para distribuir el título sin el permiso de Nintendo, ya que era una copia burda de los juegos de SNES.

Con todas las prisas y sin suficientes recursos, reconoce que desarrollaron el juego en solo dos días, representando solo un 10% de todo lo que tenían en la cabeza. El juego de Kurosawa salió a la venta sin dinero y sin permisos.

No fue hasta años más tarde, con la llegada de emuladores, que más gente comenzó a conocer este desastre llamado Hong Kong 1997; a día de hoy recibe preguntas de decenas de personas cada día acerca del juego, y es por ello que por fin ha decidido romper su silencio. Ahora, viéndolo en perspectiva, solo quiere que la gente “olvide el juego de una vez por todas”.

fb-preview.jpg Captura de pantalla

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana