Atari, Kickstarter es una mala idea por 13 razones

Actualidad

Ataribox se quiere apoyar en un crowdfunding

Atari quiere volver al mercado de las videoconsolas con su Ataribox. La idea de la compañía es lanzar la consola a través de una plataforma crowdfunding, según la información oficial, a fin de hacer a los fans partícipes del proyecto. Extraoficialmente también se deduce que es una buena manera de sufragar parte de la inversión.

El nuevo sistema de Atari quiere ser una plataforma llamada a rejugar sus clásicos, pero también apta para los juegos modernos. Sin embargo, plantear un proyecto así en un Kickstarter es una mala idea. Como si fuese una transcripción de 13 cintas de cassette para advertir a Atari de su próximo paso, estas son las 13 razones por las que llevar Ataribox al corwdfunding es una muy mala idea.

1.- Ouya

La plataforma indie que quiso entrar en nuestras vidas a través de Kickstarter. Tuvo una campaña de financiación exitosa cuando Kickstarter todavía era casi un sistema desconocido. Millones de recaudación dieron alas a pensar que, quién sabe, quizá Ouya estaba llamada a ser otro gallo en el gallinero del hardware. Error. Ouya es, pese a su éxito en Kickstarter, un fracaso rotundo. ¿De verdad hay que repetir la hazaña?

2.- Kickstarter, en realidad, ya no está de moda

Toda burbuja tiene su momento de explosión y su fin. Kickstarter sigue vigente, posiblemente hoy día con más sentido que nunca, ya que financia pequeños proyectos que lo tienen difícil por otra vía; pero las campañas millonarias de viejas glorias se han pasado de moda. Desde hace unos días se puede leer en Meristation un artículo que narra cómo los viejos nombres fracasan tras Kickstarter, y esto sólo lleva a una conclusión: la desconfianza del usuario.

ouya.jpg Captura de pantalla

3.- ¿Qué imagen das, Atari?

La que un día fue la compañía más grande de videojuegos recurriendo a Kickstarter. Un paso desconcertante para una empresa como esta sólo lanza un mensaje: Atari no pasa por sus mejores momentos y esta es la última llamada de auxilio.

4.- ¿Y si el Kickstarter no sale?

Esta es una pregunta curiosa. En una campaña de financiación habitual, si el objetivo del crowdfunding no se alcanza el proyecto suele llegar a punto y final. En ocasiones, los impulsores buscan vías de financiación alternativas, lo que tiende a suponer un camino más largo al mismo objetivo: el punto y final.

Atari explica que están “planeando cuidadosamente” Ataribox, por lo que poner el proyecto en manos de Kickstarter puede imponer más decepción que alegría.

5.- Sin ingresos de lanzamiento

Si las primeras unidades de Ataribox se financian en Kickstarter, es porque el dinero se gastará en la producción de esas primeras consolas, que luego hay que entregar gratis. Esto viene a poner en aprietos la producción de las siguientes unidades, por no disponer de liquidez cuando llegue el momento, como le sucedió a Ouya. ¿Qué implicó para la consola Android? Imposible encontrar unidades cuando era interesante, seguidas de unidades a mitad de precio en los grandes almacenes cuando ya a nadie le interesaba.

6.- Lanzamiento internacional

El inversor de Kickstarter es exigente por naturaleza. Poner el dinero por adelantado da derecho a preguntar, reclamar, patalear, y todo ello con toda legitimidad. Que una compañía sin cadena de distribución desde hace décadas consiga hacer llegar un hardware a nivel global en la misma fecha casa a casa es algo que se escapa de la logística más exquisita. Problema. Aquí se avecina una enorme tormenta de ruido en redes sociales por parte de todos los usuarios descontentos que estén a la espera. Un ruido muy sonoro y muy poco conveniente para el lanzamiento de ninguna plataforma.

ataribox_madera.jpeg Captura de pantalla

7.- Los extras de Kickstarter reducen el margen de beneficios

Todos los equipos de desarrollo calculan que aproximadamente un 20% de la inversión de los usuarios va destinada a los extras: camisetas, llaveros, ediciones físicas… En un videojuego no hay problema, porque el precio de venta se mueve en unos márgenes habituales. Sin embargo, el precio en una videoconsola es un elemento crucial y estratégico para su viabilidad. Los extras son una variable espuria a tener en cuenta en el precio PVP, lo que a corto-medio plazo jugará malas pasadas.

8.- ¿Hay extras?

Pues hay especulación. Gracias de antemano.

9.- Luego no podrás bajar de precio consola, si fuese necesario

Hoy tenemos Nintendo 3DS en las tiendas gracias a que la compañía reaccionó en su momento con el precio. La drástica reducción de PVP pocos meses después del lanzamiento de la portátil impulsó a la plataforma, y es lo que garantizó la viabilidad de la misma. Nintendo tuvo graves problemas, sin embargo, en la justificación esta reducción prematura para con sus clientes primerizos, y de ahí surge el Programa de Embajadores Nintendo y una gran polémica que muchos recordaréis.

Si Ataribox se encontrase en esta hipotética tesitura tendría que afrontar los mismos problemas que Nintendo con la reducción de 3DS, pero ahora multiplicados: es mucho más difícil de justificar la reducción de precio ante un inversor de crowdfunding, y Atari no es Nintendo, con lo que la desconfianza con el movimiento crece.

10.- Oculus es otro buen ejemplo para tomar precaución

No se puede comparar el caso de Oculus con el de Ouya, pero Oculus se prometía como una plataforma masiva que finalmente no ha llegado a ser. Más desconfianza para los Kickstarter de hardware.

atari_2600.png Captura de pantalla

11.- Atari, pocos se acuerdan ya de ti

La compañía apela a sus fans, pero apela con muchos años de distancia. Atari salió del mercado del hardware hace décadas, y hoy día no es una firma que siga candente en la conversación de los jugadores. Tomaos un momento para contrastar estos dos titulares, por ejemplo: “Atari vuelve al hardware de videoconsolas” enfrentado a “Sega vuelve al hardware de videoconsolas”... A eso me refiero.

12.- Los últimos juegos de Atari no justifican un Kickstarter

La compañía se ha mantenido viva en la distribución y producción de títulos, pero con un perfil muy bajo. Uno de los últimos es Alone in the Dark: Illumination.

13.- ¿He dicho ya Ouya?

¿Lo he dicho?

atari.png Captura de pantalla

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana