LawBreakers (PC)

PC, PS4

Imagen de LawBreakers (PC)

Cliff y Lawbreakers: el último genio que decepciona en solitario

Actualidad

Ya les ha pasado a otros: Inafune, Itagaki...

Cliff Bleszinski, conocido sobre todo por la exitosa franquicia Gears of War, dejó Epic Games a finales de 2012. Fundó Boss Key Productions para crear un hero-shooter de estilo gamberro y con buenas ideas jugables (como disparar para atrás) pero, lamentablemente, el éxito no ha tocado la puerta de Lawbreakers.

Durante el estreno de lo nuevo de Cliffy B. en PC, el máximo registro de jugadores que se alcanzó globalmente fue de 3.000. Uno de los mayores fracasos en el género del hero-shooter hasta el momento es Battleborn, que en su primer día a la venta estaba siendo jugado por 12.000 personas.

El juego también ha llegado a PlayStation 4 pero, extrañamente, no a Xbox One. Xbox 360 fue la consola gracias a la cual Bleszinski y su Gears of War ganaron fama y, probablemente, muchos jugadores de aquella saga permanezcan en la máquina de Microsoft. El motivo del creativo es que Playstation "tenía la base instalada más grande".

lawbreakers.jpg Ilustración

Aunque Bleszinski asegura que no le preocupa el lento comienzo del juego ya que "es una maratón, no un sprint", no podemos evitar preguntarnos por qué muchos de esos grandes creativos, esas figuras reconocidas que dejan un estudio AAA no encuentran el éxito con su propio estudio.

Uno de los casos más sangrantes es el de Keiji Inafune, creador de Mega Man o Dead Rising. Su primer proyecto con su nuevo estudio tras dejar Capcom, Comcept, no ha dejado indiferente a nadie y no por buenas razones. Mighty No. 9, que prometía traer a los tiempos actuales la fórmula de Mega Man y que fue un éxito de microfinanciación en Kickstarter, ha sido vapuleado por crítica y público. Incluso su edición limitada ha decepcionado. Otro de sus trabajos, ReCore, también adoleció de un desarrollo cuyas prisas se notaban sobre todo en la parte final del juego y en la falta de un pulido general.

Otro caso es el del extravagante Tomonobu Itagaki, artífice de la reconcepción de Ninja Gaiden a partir de Xbox o de la saga Dead or Alive. Cuando dejó Tecmo (y por ende el Team Ninja), poco después fundó Tokyo Vikings en 2009, estudio con el que empezó a trabajar en un juego para Xbox 360. Tras muchos vaivenes, Devil's Third, como acabó llamándose el título, llegó en 2015 en exclusiva para Wii U y fue un sonoro fracaso de crítica y de público.

Devil's Third (WiiU) Ilustración

Sin embargo, el caso de Itagaki es curioso porque su marcha se reflejó en la calidad de los títulos del Team Ninja. Ni Ninja Gaiden 3 ni Yaiba: Ninja Gaiden Z (en el que estaba involucrado Inafune) consiguieron ser títulos tan relevantes como los Ninja Gaiden Black o Ninja Gaiden II del controvertido creativo japonés.

Con este panorama no nos queda otra que preguntarnos qué pasará con otros nombres, sobre todo de la industria japonesa, que han seguido el camino de los mencionados. ¿Qué pasará con Igarashi y su Bloodstained? ¿Y con el esperado Shenmue III de Yu Suzuki (cuyo primer teaser tráiler se ha revelado hoy)? Y tampoco nos podemos olvidar de Hideo Kojima, que tras una abrupta marcha de Konami trabaja en el misterioso Death Stranding del que aún no hemos visto nada jugable. El tiempo lo dirá.

Death Stranding (PC) Captura de pantalla

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana