Fortnite (AND)

AND, IPD, IPH, NSW, PC, PS4, XBO

Imagen de Fortnite (AND)

Comparativa gráfica: Fortnite PS4 vs PS4 Pro vs Switch

Actualidad

Desde ayer mismo está disponible Fortnite: Battle Royale en Nintendo Switch. También les informamos de que no permite crossplay con PlayStation 4, pero sí con Xbox One, PC, Mac y móviles. No han pasado ni 24 horas desde su lanzamiento oficial en la consola híbrida de Nintendo, y ya hemos podido ver todo tipo de comparativas gráficas entre versiones. En este caso, el usuario de YouTube ElAnalistaDeBits ha creado un par de vídeos en los que compara tanto a nivel gráfico como a nivel de tasa de frames las versiones de Fortnite de PS4, PS4 Pro y Switch.

Tal y como les contamos en nuestras impresiones ayer, Fortnite: Battle Royale en Nintendo Switch sufre importantes recortes a nivel técnico, todo ello comprensible y justificable por el hardware de Switch.

Diferencias entre versiones

Un videojuego entra, en primer lugar, por los ojos, por lo que las comparaciones iban a ser inevitables. Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de jugar a Fortnite en Nintendo Switch, es asumir que la experiencia —tanto por la calidad de las texturas como por la tasa de frames, o distancia de dibujado— no va a ser la misma que en Xbox One, PS4, o PC.

Además de los ya citados 30 FPS a los que corre el juego —y algo no tan grave teniendo en cuenta que en PS4 Fortnite al principio funcionaba con esta tasa de refresco de imagen—, en Nintendo Switch hay una carga tardía de texturas bastante destacable, así como cierto nivel de popping —elementos que nos aparecen de golpe—, y un nivel muy pobre de las animaciones de los personajes cuando se encuentran a una gran distancia de nosotros. En las impresiones de esta versión que redactamos ayer, también les informamos de que, aún no siendo un dato puramente técnico, los Joy-Con de Switch no son el pad ideal para un juego de disparos, lo cual a su vez repercute bastante en la jugabilidad y nuestra capacidad de reacción ante situaciones comprometidas.

El juego corre a 1080p en el modo dock de Switch, y a 720p en el modo portátil. No hemos encontrado grandes diferencias en cuanto a rendimiento jugando de un modo u otro más allá de lo evidente, que es la resolución y que, en el caso del modo portátil, evidentemente viene condicionada por, valga la redundancia, la propia resolución máxima de la pantalla táctil de Nintendo Switch, que es de 1280x720 píxeles. La resolución parece ser dinámica, tal y como pasa en las otras versiones de consola; algo indispensable para aliviar la carga de la CPU en momentos de mayor estrés y jolgorio como tiroteos multitudinarios.

Captura de pantalla de la versión de Switch de Fortnite: Battle Royale.

En PlayStation 4, la resolución dinámica varía entre los 1360x756 píxeles, y los 1920x1080. En PS4 Pro, por su parte, corre a 1080p de forma nativa, aunque trae consigo evidentes mejoras con respecto a la versión estándar de PS4. Entre ellas destacamos una mayor distancia de dibujado, o la presencia de desenfoque de movimiento. Las versiones de las consolas de Sony también traen consigo el framebuffer dinámico que se aplicó mediante uno de los no pocos parches del juego, y mejoras visuales no disponibles en Switch que hacen que mejore la carga de texturas y el renderizado del mundo del juego.

La versión de Nintendo Switch es perfectamente jugable pese a ser inferior técnicamente a la de las consolas de Sony, si bien es cierto que contamos con serias desventajas en el plano técnico que hacen que un jugador de PlayStation tenga una ventaja considerable en los tiroteos con respecto a un jugador de Switch. Es por esto que consideramos que la versión de la consola híbrida de Nintendo está pensada para pasar el rato y aprovechar al máximo su condición de portátil, no siendo recomendable jugar de forma competitiva en esta plataforma.

Captura de pantalla de la versión de Switch de Fortnite: Battle Royale.

Fuentes: ElAnalistaDeBits, DigitalFoundry

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana