El adictivo modo cooperativo de Pac-Man Championship Edition 2 Plus

Actualidad

Pac-Man Championship Edition 2 Plus, ya lo hemos jugado

Una de las sorpresas agradables, por inesperada, que ha supuesto el evento de Bandai Namco celebrado en París con prensa europea, ha sido el anuncio de Pac-Man Championship Edition 2 Plus para Nintendo Switch. Y decimos sorpresa porque aunque es una revisión de un juego que ya conocimos, lo cierto es que llega con un añadido que le sienta especialmente bien: el cooperativo.

Durante nuestra presencia en el evento pudimos probar varias partidas con esta modalidad y el resultado no podía ser más adictivo. Championship Edition 2 sigue manteniendo aquello que lo hizo una apuesta segura para quien quisiera partidas frenéticas a realizar una detrás de otra, y eso junto a su pegadiza música techno se mantiene intacto. Pero el coop, simplemente, es algo más que una curiosidad.

Cómo funciona el cooperativo

El funcionamiento es el siguiente: escogemos el nivel que queremos realizar y la dificultad. Una vez está todo listo, empezamos la partida donde los dos pac-man van recogiendo las bolas mientras esquivan los fantasmas. En un primer momento hay pocos, y solo se van sumando más cuando pasamos cerca de los que están dormidos por el escenario. Una vez no quedan bolas para comer, aparecen un par de frutas delante de cada uno de los Pac-Man. Cuando estos se funden cara a cara, dan el salto a otra fase. Transición rápida, velocidad que sube, más fantasmas dormidos y cada vez que se despiertan, una cola más larga de fantasmas que empiezan a perseguirnos con más intensidad.

preview_screenshot1_124625.jpg Captura de pantalla

La secuencia se va repitiendo: de manera cooperativa vamos limpiando la zona conectando los extremos del escenario, usando teletransportadores y esquivando a los fantasmas cada vez más numerosos y veloces. Si nos caza uno, nuestro compañero puede venir a rescatarnos. Si estamos en apuros, podemos usar las bombas para explotar y saltar a otro lugar (limitadas a tres, como las vidas que se comparten entre ambos jugadores, si uno gasta la última acaba la partida). Y cada vez una cola más larga de fantasmas y una velocidad mayor.

Hasta que llega el momento de, superadas varias fases, comérnoslos. Para conseguirlo, uno tiene que bloquearlos por delante y otro comerse toda la cola de fantasmas que se había creado. Tras varias zonas, llegamos a un jefe final en formato tridimensional. Los Pac-Man pueden saltar como si estuvieran en un escenario horizontal y no desde una vista cenital para enfrentarse a un fantasma gigante con relieve. Como más rápido se comen las bolas de esta zona, antes podemos usar ataques especiales para acabar con el gran jefe y sumar más puntos. Acaba la partida: se valoran los puntos conseguidos, se envían a marcadores online… Y la sensación es que hay ganas de más, mucho más.

Porque esto es lo que nos transmitió Pac-Man en su versión para Switch. Un juego sencillo, con una base que ya conocimos pero que consigue ofrecer una nueva experiencia gracias a un cooperativo en el que es importante ayudarse, coordinarse y ser rápidos de reflejos. Una manera diferente de disfrutar de un icono del mundo de los juegos, sin duda.

pac_man_switch.png Captura de pantalla

Comentarios

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana