Entendiendo el género Musou, ¿necesita evolucionar?

Actualidad

Omega Force y los Musou, ¿cómo ha evolucionado el género?

A pesar de que en Japón ha sido una constante durante más de una década, el género Musou ha logrado abrirse hueco en Occidente a base de más y más licencias durante los últimos años. Especialmente este último lustro el nombre del género ha aparecido en los estantes de las tiendas a través de diferentes sagas, en todo tipo de plataformas; sin embargo, al final del día terminamos encontrándonos con un género de nicho que no engaña a nadie, que tiene su público fiel y que garantiza exactamente lo que sus fans pide.

El éxito de los Musou en Japón reside en sagas como Samurai Warriors o Dynasty Warriors, pero un día las ventas empezaron a bajar y no fue hasta que Koei Tecmo decidiera tenderle la mano al manganime más exitoso de todos los tiempos cuando Bandai Namco empezó a interesarse por las fronteras más allá de Japón, One Piece.

1440706040-8.jpg Captura de pantalla

Primer match ball salvado: las licencias

A partir de ahí, múltiples licencias se han sumado a la moda de esta particular manera de interpretar los hack and slash, desde Gundam a The Legend of Zelda pasando por Dragon Quest o ahora Fire Emblem, todas ellas respetando aunque sea mínimamente algunas de las señas de identidad de dichas IP: rol, estrategia, más aventura… Era una cuestión de prioridades, de saber ser atractivo para el consumidor.

Lo que nos preguntamos es si el género Musou ha dicho ya su última palabra o si, por el contrario, podemos esperar algo más de ellos. Estamos ante un género ligero, fácil de jugar; una serie de videojuegos que nos permiten hacer otras tareas mientras les dedicamos horas, que se adaptan a partidas cortas o largas; en sobremesa o en portátil; profundizando en sus mecánicas o aporreando botones.

ps4_new2.jpg Captura de pantalla

¿Es capaz de ofrecer algo distinto? ¿Lo necesita?

La conclusión a la que llegamos muchos aficionados al género es que los Musou es una constante sensación de dejá vù, que por mucho que Omega Force se haya empeñado en ofrecer algo distinto, con el paso de las horas hemos terminado jugando a prácticamente lo mismo. Y eso no es algo necesariamente malo, de hecho hay quienes lo prefieren y se conforman con esas pequeñas modificaciones entre sagas licenciadas.

Pero la duda que tenemos es si en el futuro podemos tener la esperanza de llegar a ver algo distinto, si se puede exprimir más este tipo de obras o si, por el contrario, por mucha intención que haya las aguas volverán a su cauce, con oleadas de enemigos idénticos apareciendo uno detrás de otro. Los que seguimos al estudio de cerca volveremos a caer de nuevo, pero quizá sería adecuado apostar por algo más de aventura y fortaleza narrativa. Y ustedes, ¿creen que necesita evolucionar el género musou?

390209-aafv2.jpg Captura de pantalla

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana