Juegos de una tarde: That Dragon, Cancer

Actualidad

That Dragon, Cancer; presenciando al cangrejo

Ryan Green y Josh Larson se escudaron en el desarrollo de videojuegos para poder transmitir el silencio, desasosiego y quizá también valentía que sentían después de la muerte de Joel, el bebé que por culpa del cáncer se marchó antes de tiempo, al igual que tantas otras personas cada año. That Dragon, Cancer es una experiencia que se ha colado en la industria que nos une

El sufrimiento que supone presenciar That Dragon, Cancer frente al monitor es una lectura con imágenes de lo que se pasó por la cabeza de estos desarrolladores el día que quisieron homenajear la corta vida de Joel, una apuesta que se puede completar en poco más de dos horas y que contó con opiniones para todos los gustos.

green_drip.jpg Captura de pantalla

Impacto visual con todo detalle

Por un lado, se encuentran aquellos a los que este título evocó una gran dosis de sentimiento, de pena, de empatía; por otro, los que tildaron de dudosa moralidad hacer un videojuego de algo tan delicado. Lo cierto es que hay que jugarlo para labrarse una opinión a este respeto, porque dejando opiniones a un lado, That Dragon, Cancer es algo diferente.

Queríamos recomendaros juegos de corta duración para estas fiestas, y aunque no tenemos ánimo de chafaros la tarde en un día como estos, creemos que hay una serie de señas de identidad que convierten a este proyecto en algo único, para bien o para mal, tanto por su planteamiento como por su estética y temática.

That Dragon, Cancer hace una mezcla muy precisa entre imagen y sonido, haciendo que las propias mecánicas se vean intervenidas por el apartado audiovisual. El enfoque, lejos de ser una maravilla en lo jugable, sí logra transmitir y dar sensación de inmersión; quizá sea más correcto decir que logra transmitir el mensaje que busca contar, lo cual es un mérito superlativo.

that-dragon-cancer-whom-shall-i-fear_1280.jpg Captura de pantalla

Forzando la empatía

Sin embargo, aquellos que no lidien con la vanguardia artística donde movimiento como el surrealismo se apoderan de la propia realidad encontrarán aquí un sinsentido de situaciones que se alejan de la enfermedad. Es posiblemente el mayor error de That Dragon, Cancer intentar transmitir pena voluntariamente lo que aleja a mucha gente de querer recomendarlo, porque la propia vivencia de esos hechos hace que por sí misma sea la voluntad de cada cual lo que termine inclinando la balanza hacia el lado de la afinidad y no de la apatía.

Encontraremos minijuegos oníricos, contrastes de colores sorprendentes y caras sin rostro. Disponible para PC, Mac e iOS, That Dragon, Cancer es una valiente experiencia que brilla en lo artístico, que hace pensar a la vez que acierta a la hora de transmitir un mensaje; sin embargo, también erra por la excesiva búsqueda de tocar el lado más sensible del jugador.

Perfecto como ejercicio de reflexión, os invitamos a probar este título como juego para completar en una tarde.

that-dragon-cancerjpg-886a63_1280w.jpg Captura de pantalla


 

Otras recomendaciones

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana