Kingdom Come Deliverance: 5 Razones para jugarlo

Actualidad

Kingdom Come Deliverance: El RPG histórico ya está aquí

Tras largos meses de espera, Kingdom Come Deliverance llega rompiendo los top de ventas después de habernos demostrado lo posible de su llegada. Aún es un misterio el juego, pero aquí te dejamos las 5 razones para jugarlo.  

Detalles históricos

El desarrollador Warhorse Studios ha dedicado una buena parte de sus recursos en investigar y plasmar al mejor detalle posible la realidad de vivir en el escenario medieval de KCD. La historia se centra en particular en el reino de Bohemia, durante el reinado de Wenceslao IV. Pero no sólo los eventos de la historia fueron cuidados a detalles: Los atuendos, viviendas y costumbres reflejan lo mejor posible cómo vivían en este periodo del medievo.

Es realista

Además del cuidado histórico, KCD se dedica a ser lo más realista posible en su sistema de juego: Como cualquier ser humano, necesitas sustento, sueño y atención médica. Tus alimentos pueden pudrirse en tus largos trayectos y enfermarte. Tus heridas deben ser tratadas para evitar tu deceso. Y olvídense de poderes mágicos y seres mitológicos: los únicos horrores que encontrarás aquí son los de la condición humana en tiempos de guerra. 

Es humano

Debido a esta desconexión con los clichés del género (ser el elegido para salvar el mundo, el ser mágico imparable), KCD se vuelve una experiencia más humana. Estamos ante gente común en tiempos de guerra. Todos, desde el campesino plebeyo hasta los poderosos nobles, sufren los estragos de estos tiempos turbulentos.

kingdom-come.jpg Captura de pantalla

Variedad de sistemas de juego

No todo es andar y matar en KCD. Tienes que aprender a dialogar, regatear, pelear a puño limpio, andar a caballo, curarte, conservar tus alimentos y hasta impresionar a las damas. A veces parece completamente abrumador la cantidad de tutoriales que se te presentan, pero después de un rato, te das cuenta de que le agregan riqueza al sistema de juego.

Diamante en bruto

Es cierto: KCD no es perfecto. A veces, los modelos de personajes y escenarios aparecen de la nada en la distancia. Algunos diálogos se quedan suprimidos y sólo vez a tu personaje hablar sin escucharlo. Muchos de los problemas son atacados por Warhorse en el parche de día uno, pero otros continúan ahí. Pero lo cierto es que, a pesar de estos detalles, el juego se siente como un proyecto hecho con pasión. Y ése cuidado con el que se aborda y se mantiene en su propia realidad que KCD se siente como una rara joya entre el saturado mercado actual de videojuegos. Es como un gimnasta olímpico que no logra hacer la salida perfecta, pero que aún así el público aplaude con agrado.

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana