La desarrolladora Chloe Sagal se suicida debido al ciberacoso

Actualidad

Hay noticias que nunca se sabe cómo dar. Noticias que es imposible entender y explicar con claridad. Porque sí, es difícil de explicar que en pleno 2018 aún tengamos que informar del suicidio por ciberacoso de Chloe Sagal, una joven desarrolladora indie que nos regaló Homesick, un curioso título en el que explorábamos un edificio abandonado superando varios puzles y descubriendo lo que había sucedido allí, rodeados de nuestras pesadillas y una asfixiante atmósfera. Un suicidio que, como decíamos, parece haber sido fruto del ciberacoso y el bullying al que había sido sometida en los últimos años por varios colectivos de internet. 

Chloe llevaba desde 2013 en el punto de mira de comunidades como Kiwi Farms (señalada por medios como New York Magazine como "la mayor comunidad de ciberacosadores del mundo"), cuando se descubrió que recaudaba dinero en crowfunding para cambiarse de sexo con otro pretexto. En un nuevo caso de transfobia, los usuarios de la web empezaron una campaña de acoso y derribo continuo contra la desarrolladora que acabó con ella hiriéndose a sí misma y amenazando con su suicidio en redes sociales. Un suicidio que por desgracia terminó produciéndose el pasado día 23, cuando se prendió fuego en Portland, no pudiendo ser atentida a tiempo por los servicios de emergencias.

Desde MeriStation lamentamos la pérdida de la desarrolladora y condenamos enérgicamente semejantes comportamientos, intolerables, que perpetúan y practican el odio contra otros únicamente por su identidad sexual.

homesick.jpg Captura de pantalla

Comentarios

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana