Assassin's Creed Origins (PC)

PC, PS4, XBO

Imagen de Assassin's Creed Origins (PC)

La evolución de Assassin's Creed en Metacritic

Actualidad

El periodo de descanso le sienta bien a la franquicia

Assassin's Creed Origins ha logrado unas notas en sus reviews que lo acercan a cifras que la franquicia no veía desde prácticamente sus primeras entregas, cuando la fatiga consecuente de tener cadencia anual no había hecho mella, y nos tenemos que remontar ocho años atrás. Desde que el italiano Ezio Auditore recorría los techos de Roma, Florencia y Estambul, el Credo no volaba tan alto, y es que el periodo de barbecho que se ha tomado Ubisoft para dar un giro de 180 grados a la fórmula parece haber funcionado. Repasemos la evolución de Assassin's Creed desde su creación hasta la actualidad, en una trayectoria repleta de altibajos para una de las licencias más populares de la última década.

Assassin's Creed nacía hace ya casi 10 años de la mano de dos de los mayores talentos que ha dado Ubisoft a la industria últimamente y que, curiosamente, ninguno de los dos continúa en la editora gala: Patrice Desilets y Jade Raymond. Las primeras imágenes y vídeos mostrados hacían presagiar un videojuego que haría historia, ya que a su rompedora ambientación sumaba un apartado visual espectacular, pero finalmente el resultado fue ligeramente decepcionante, a pesar de no tratarse de un mal juego en absoluto. Carecía de cierta variedad en sus mecánicas, algo verdaderamente importante en un juego de mundo abierto, pero eso no hizo que las críticas fueran negativas, ya que ronda el 80 en Metacritic.

Sin embargo, tuvo que llegar el transalpino Ezio Auditore, probablemente el personaje más carismático de la historia de la franquicia, para que Assassin's Creed fuera reconocida como una franquicia de élite. El joven galán florentino se ve obligado a alejarse de su vida de romances y unirse al Credo al que ya pertenecía su padre, asesinado junto a sus otros dos hijos de manos de los Borgia, y a partir de ahí disfrutamos de una trilogía que comienza de manera distintiva respecto al original, pero termina diluida en la poca evolución de Assassin's Creed Revelations. La segunda entrega numerada supera el 90 en Metacritic, quedándose a pocos puntos La Hermandad, con una fórmula jugable refinada pero un guión con menos peso que su antecesor. Sin embargo, la aventura otomana de Ezio apenas evoluciona, y lo paga con un 80 exacto.

Así, la franquicia salta el charco y nos lleva a los Estados Unidos de la segunda mitad del siglo XVIII. Connor Kenway, mitad británico, mitad nativo americano, es el protagonista de un juego que se llevó no pocas críticas debido a algunos bugs no tan puntuales que enturbiaban un resultado visual por lo demás muy notable. Eso sí, Assassin's Creed III introdujo una de las mecánicas más peculiares que después se tomaría casi como habitual, como es la navegación, pero eso no sirvió para que la aventura de Connor destacara especialmente, y supera el notable a duras penas, con medias de alrededor de 84 en sus diferentes versiones.

El salto a la presente generación le sentó bien a la saga, y de la mano del pirata Edward Kenway -abuelo de Connor- visitamos las islas caribeñas en Assassin's Creed IV: Black Flag, un título en el que las batallas navales tomaron una importancia mucho mayor, tanto que Ubisoft ha decidido explorarlas a lo grande en el futuro Skull & Bones. Pero no solo de barcos presume este juego, ya que mejoraba notablemente la exploración, con mucho contenido adicional por hacer, tanto que el bajón general en dificultad pareció no pesarle excesivamente, con notas que lo llevaron a una media de 84.

El dearrollo en exclusiva para PS4, Xbox One y PC hacían presagiar que Assassin's Creed Unity sería el salto definitivo, y la deseada ambientación en la Revolución Francesa hacían pensar que nos íbamos a encontrar con la entrega definitiva, pero una serie de bugs hizo que finalmente se tratara de probablemente la más decepcionante. La recreación de París era maravillosa, pero pocas virtudes más podemos destacar aparte de una infiltración que mejoró gracias a nuevas acciones y la posibilidad por primera vez de visitar el interior de numerosos edificios, lo que no le valió para ser, de hecho, el Assassin's Creed peor valorado hasta ahora, con una media que se queda en el 70.

Afortunadamente, Assassin's Creed Syndicate recuperó el tono para la franquicia, y los hermanos Jacob e Eve Frye nos invitaron a recorrer una ciudad de Londres en plena ebullición gracias a la Revolución Industrial, y nos ofrecía un sandbox muy completo, con la fantástica ambientación de siempre y sobre todo, variedad en las múltiples actividades a realizar, un permanente caballo de batalla para la saga. Por desgracia, veníamos a de años de sobreexplotación de la franquicia no solo por sus entregas numeradas, sino por varios spin off de poco éxito, y solo pudo alcanzar una media de 75.

Está por demostrar si es la franquicia la que necesitaba de un descanso o eran los fans los que debían separarse del Credo por un tiempo, pero la realidad es que Assassin's Creed Origins ha entrado con buen pie. Ahora mismo luce un 84 en Metacritic, gracias entre otras cosas a un apartado visual muy evolucionado, un mejorado sistema de combate y por qué no decirlo, unos toques de RPG que le sientan realmente bien, al estilo como hizo en su momento Horizon: Zero Dawn. Esperemos que sea este un nuevo y fructífero comienzo para el Credo de los Asesinos.

opengaleria Galeria: Assassin's Creed Origins - Capturas y artworks Ver las 30 imágenes
1 / 30

Assassin's Creed Origins - Capturas y artworks

Assasssin's Creed Origins muestra gameplay a 4K

  • prev
  • next
  • autoplay
  • ampliar
  • close

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana