La OMS reconoce la adicción a videojuegos como problema mental

Actualidad

main-image-12.jpg Captura de pantalla

El trastorno por videojuegos, enfermedad mental según OMS

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) el trastorno por videojuegos pasa a ser incluido como enfermedad mental, al incluirlo en su próxima edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD-11), que no se actualiza desde 1990. La adicción o los trastornos patológicos son un asunto que se ha comentado desde hace años, pero no ha sido hasta ahora cuando se ha tomado esta medida, que seguramente dé mucho de qué hablar por parte de las partes discordantes.

La OMS concluye que este trastorno está caracterizado por patrones de comportamiento de juego “continuo o recurrente”, y aunque la definición no está cerrada, OMS vincula este trastorno a tres condiciones negativas por hacer un uso de los videojuegos inadecuado:

3 condicionantes para identificar el trastorno

Comenzando por la pérdida de control, creen que no controlar la intensidad, duración, frecuencia y finalización de las partidas es el primer condicionante. En segundo lugar, aumentar la prioridad que se otorga a los videojuegos frente a otras prioridades vitales; finalmente, mantener esa conducta negativa a pesar de la “ocurrencia de consecuencias negativas”.

enfermedad-mental.jpg Captura de pantalla

"Los profesionales de la salud deben reconocer que los trastornos del juego pueden tener consecuencias graves para la salud", aseguró Vladimir Poznyak, responsable del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS, en declaraciones a New Scientist (vía El País).

El nuevo epígrafe estará listo para el año 2018 y deja claro un matiz de forma muy clara: el trastorno por videojuegos no contará con un epígrafe específico, aparecerá englobado en el grueso de los juegos digitales. Poznyak considera que la mayoría de personas que juega a videojuegos no sufre de ningún tipo de trastorno, al igual que la mayoría que beben alcohol tampoco son alcohólicos.

El mundo científico tiene dudas

Para dictaminar que una persona cuenta con este trastorno deben darse comportamiento de suficiente gravedad como para causar deterioros en sus áreas de funcionamiento personal, educativo, social, ocupacional, familiar… "El comportamiento del juego y otras características son normalmente evidentes durante un período de al menos 12 meses para que se asigne un diagnóstico, aunque la duración requerida puede acortarse si se cumplen todos los requisitos de diagnóstico y los síntomas son graves", advierte.

A esto hay que añadir las palabras de Helena Matute, que explicaba que "Hay que distinguir lo que son adicciones y lo que es uso problemático, por ejemplo, si te causas daño a ti o a terceros con esa conducta”. Por último, decir que OMS ha continuado con sus investigaciones después de las propuestas fallidas de intentar incluir a los juegos digitales como origen de los trastornos mentales.

oyun_bagiml.jpg Captura de pantalla

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana