Legacy of Kain: Soul Reaver (DC)

DC

Imagen de Legacy of Kain: Soul Reaver (DC)

Legacy of Kain antes y después de Soul Reaver

Actualidad

La otra saga vampirica, en el limbo

Si hablamos del protagonismo de chupasangres en los videojuegos tenemos que pensar irremediablemente en Castlevania, pero no por ello dejar de acordarnos de otra franquicia que en su momento nos dio no pocas alegrías: Legacy of Kain. Esta semana, el estudio a cargo de las entregas más populares ha publicado en Twitter una imagen de uno de sus protagonistas, Raziel, con lo que los rumores sobre su vuelta no se han hecho esperar. Sin embargo, Crystal Dynamics no es un equipo de desarrollo especialmente grande y a los exitosos nuevos Tomb Raider hay que sumar los proyectos sobre Los Vengadores que están en ciernes, así que se trata de algo que hay que coger con muchas pinzas.

Los comienzos de la saga se remontan a 1996, cuando Blood Omen: Legacy of Kain vio la luz en PlayStation de la mano del extinto estudio Silicon Knights, y que nos presentaba a Kain como líder de la raza de los vampiros, tras ser convertido en uno de ellos y comprobar como la humanidad se había desecho en excesos hacia los inmortales seres. Al contrario que su exitoso sucesor, nos encontrábamos con un juego de acción en 2D con toques de RPG, siguiendo la estela de la fórmula que aún mantenía en auge, cómo no, Castlevania. No fue un juego que pasara desapercibido, pero nada que ver con el que sería el juego más popular de la saga.

En efecto, Soul Reaver -protagonizado por Raziel-, ya en manos de Crystal Dynamics y dirigido por Amy Hennig -ex de Naughty Dog- hizo saltar la banca gracias a unas mecánicas mucho más complejas que su antecesor, ya que daba el salto a las tres dimensiones, añadiendo a su ya atractivo sistema de combate unos puzles bastante desafiantes. Curiosamente, se planteó como título independiente de la saga, aunque más tarde se decidiría integrarlo en la misma, logrando un plus de popularidad que le valió para ser un éxito, vendiendo un millón y medio de copias. A pesar de todo, su inesperado final le granjeó alguna crítica por considerarse que no estaba terminado cuando en realidad, lo que sería es la precuela de una segunda parte de calidad similar. De esta manera, Soul Reaver 2 tendría un abrupto desarrollo de solo dos años -se lanzó en 2001 después de revisarse en varias ocasiones-, previsto también para PlayStation aunque terminara apareciendo en PlayStation 2, y lamentablemente, simplificando su propuesta para dejar de ser un juego relativamente abierto y ceñirse a una estructura de niveles que terminaban con un jefe final.

Muy poco tiempo después (2002), aparecería Blood Omen 2, de nuevo con Kain como protagonista, tomaba parte de las mecánicas que hicieron célebre la subsaga Soul Reaver, aunque mucho más centrado en la acción, incluso con un toque gore bastante importante. Aún así, y a pesar de destacar negativamente por su ausencia de innovación, sí se supo diferenciar por ambientarse en una gran ciudad, en lugar de en la tierra ficticia de Nosgoth, donde tenían lugar los acontecimientos de las entregas anteriores. Por desgracia, para descubrir la última entrega de esta serie tenemos que remontarnos casi 15 años atrás, cuando Legacy of Kain: Defiance se lanzara en PlayStation 2, aunque en principio estaba pensado para completar la trilogía de Raziel. De hecho, se intentó volver a las raices jugables de aquellos juegos dándole tanta importancia a la acción, exploración y puzles, y con la premisa argumental del enfrentamiento definitivo entre Raziel y Kain, aunque durante su desarrollo se produjo un hecho inesperado, como es la marcha de la mencionada Amy Hennig de camino a Naughty Dog.

Inesperadamente, en 2015 comenzó la beta abierta de Nosgoth, un multijugador de acción free to play desarrollado por Psyonix -que después conocería el éxito con Rocket League- basado en el universo de Legacy Of Kain que enfrentaba a dos equipos que tomaban el papel de ambos bandos, humanos y vampiros, cada uno con su mecánica específica, siendo los primeros especialistas en armas de fuego, mientras que los segundos estaban más orientados al cuerpo a cuerpo. Como era pevisible no duró mucho en línea, ya que en primavera de 2016 se canceló este curioso experimento.

La ausencia de cualquier efemérides que celebrar acerca de la franquicia hace sospechar que su regreso podría estar más cerca que nunca, ya que a pesar de no haber sido un súper ventas, sí es una licencia con seguidores muy acérrimos y sobre todo, nostálgicos. ¿A cuántos os gustaría ver de nuevo a Raziel y Kain en acción?

legacy-of-kain.jpg Captura de pantalla

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana