Meristation cumple 20 años

Actualidad

meristation_850.jpg Captura de pantalla

Encantados. Así llegamos el equipo de MeriStation a nuestro 20 aniversario. Principalmente porque los cumplimos trabajando en lo que más nos apasiona: los videojuegos. Y creo sinceramente que estos dos factores son los que nos han mantenido vivos y en la lucha por el liderazgo: equipo y pasión.

Coincide en el tiempo con que nos reforzamos con la integración de MeriStation en AS, unos profesionales que también están apasionados por su afición al deporte. La suma de ambos nos hace más fuertes y quiere ser referencia de las necesarias sinergias que debe tener un grupo como PRISA para consolidarse en la cima del éxito.

analisis-legend-zelda-breath-wild.jpg Captura de pantalla

Lejos queda ya aquel 1997 en que las conexiones se realizaban con módems de 9600 baudios, no existía Google y lo del vídeo en Internet era simplemente impensable. La historia de MeriStation va de superación y de convertir las crisis en oportunidades. Ya cuando construí el Café Internet en el restaurante Can Meri de mis padres, lo hice a consecuencia de la crisis económica de 1992, como un intento de reflotar el negocio que se había resentido de la falta de turistas. Afortunadamente, salió bien. Años después, la crisis de las ‘puntocom’ en el 2000 casi acaba con MeriStation. Paradójicamente subsistió gracias a las campañas de publicidad de medios de la competencia nacidos en plena burbuja. Y la crisis del 2007 no se nos llevó por delante porque manteníamos el espíritu de guerra de trincheras, con los pies en el suelo y sin gastar más de lo que podíamos.

Mi padre me enseñó que antes de dirigir debía aprender a hacer todas las tareas del restaurante, comedor, cuarto frío o cocina, para que cuando delegara pudiera reconocer si se está haciendo bien el trabajo. Aprenderlo todo no es aplicable en grandes empresas, pero sí hay que, por lo menos, conocer qué se espera de cada puesto y cómo se consigue para poder tomar decisiones. Nunca pensé que esa lección me serviría para toda mi vida profesional.

Puedo decir bien alto que ya formamos parte de la historia de los videojuegos, los cuales hemos tenido la suerte de haber visto nacer, evolucionar y crecer. Desde aquellos ‘matamarcianos’ a la realidad virtual, hemos pasado por la mejora de la tecnología que ha permitido que hoy en día sea casi imposible diferenciar un partido de fútbol de la “Pley” de una verdadera retransmisión de televisión.

La evolución de Lara Croft, 20 años de Tomb Raider Captura de pantalla

Tengo también una sensación camaleónica de adaptación al medio por pura supervivencia. Hace 20 años todo era más fácil. Jugabas, escribías y publicabas. Llegó Altavista, y había que dar de alta los contenidos. Google y sus algoritmos nos situaban líderes de forma natural al principio, pero con los años ha habido que escribir para ellos en lugar de para los lectores -hecho éste que me sulfura y con el que no estoy de acuerdo pero que no queda otra que acatar-. Cubrir eventos en directo desde Los Ángeles o Tokio fue el siguiente reto. La llegada del vídeo complicó la creación de contenidos y encareció su distribución. Pero también lo conseguimos con imaginación y servidores baratos en Alemania. La llegada de los móviles cambió cómo se consume el contenido, y también nos hemos adaptado. Pero hay una cosa que no ha cambiado: nuestra fidelidad con nuestros lectores y nuestra línea editorial, que acerca los videojuegos a los usuarios como si se lo contase aquel amigo experto en el que confía.

Los videojuegos. Sí, ahora suena bien, normal. Pero en 1997 videojuegos eran sinónimo de ‘friki’, de niño rata que no salía de su habitación, como si fuera algo oscuro que se practicaba en cuevas húmedas. Pero, es que en 1997 Internet se conocía más por “Inter… ¿qué?”. Apostamos por un contenido y un medio muy arriesgados. Pero el tiempo ha hecho que todo el mundo juegue y tengamos conexión hasta en el bolsillo. Se juntaron dos caballos ganadores, y quiero pensar que hemos sabido cabalgarlos para que dieran lo mejor de sí.

maxresdefault.jpg Captura de pantalla

Y aquí estamos, listos para tomarnos un receso con nuestra merecida fiesta por estas dos décadas de información sobre juegos, celebrando también nuestra alianza con el AS y tomando fuerzas para encarar un futuro prometedor en el que suena la música de la internacionalización y los deportes electrónicos. Nos encanta, porque nos encantan los retos.

Por Pep Sánchez, director de Meristation

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana