Rage 2 (PC)

PC, PS4, XBO

Imagen de Rage 2 (PC)

Rage 2, un homenaje a Mad Max

Actualidad

Los clásicos están de vuelta, no sólo en videojuegos, que también, sino en todos los elementos cultura, ocio, moda, tendencias… La cultura POP es un revival constante, que en la revisitación aprovecha para plantear reinvenciones, o no. Así, Mad Max, la saga postapocalíptica de George Miller que puso en primera plana a un jovencísimo, hoy casi irreconocible, Mel Gibson, se ha revisitado de manera incansable. No solo a través de Fury Road, para resucitar la propuesta en cine con un éxito sin precedentes, sino también en producciones cinematográficas anexas, como la recién estrenada Cargo en Netflix, o, en videojuegos, Rage 2 de manos de Bethesda, id Software y Avalanche Studios. 

Un triplete que se reúne dar forma a un juego de acción en mundo abierto, de ambientación postapocalíptica, y de contexto desértico. Elementos que también nos recuerdan a otro muy esperado, como es Borderlands 3. Hace unas semanas repasábamos títulos para hacer tiempo a la espera de la tercera entrega numerada de Gearbox, y, de manera impredecible, Bethesda pone sobre la mesa la alternativa más evidente, en todos los sentidos, al juego de acción de 2K. 

Mundo abierto desarrollado por Avalanche Studios e id Software

Sin embargo, con Rage 2 el primer elemento que rechina es el hecho de que Avalanche Studios, creadores de Just Cause y también de Mad Max, estén involucrados. El primer Rage fue la última gran obra de John Carmack dentro de id Software. Sin embargo, debemos retornar a la primera idea planteada, y es que Rage bebe indiscutiblemente de la saga Mad Max. Si a alguien le quedaba alguna duda, el hecho de tomar a los creadores del reciente videojuego de Mad Max como desarrolladores de la secuela no es un elemento de azar. 

rage-2-anuncio.jpg Captura de pantalla

No obstante, y hasta la fecha, Avalanche Studios es un equipo más querido que reconocido. En su trabajo habitualmente se esconde la humildad de un estudio más preocupado en superarse que generar titulares pomposos, y sin gran atención mediática se han subido al selecto carro del AAA. No obstante, también se han subido a ese carro sin críticas sobresalientes en ninguno de sus juegos. Posiblemente, el error de Just Cause sea de tamaño: videojuegos muy preocupados por ser enormes, y sin embargo enormemente inconexos en su diseño de mundo abierto. Este error, en el que da la sensación de que caen una y otra vez en la saga de Rico, en Mad Max se vio resuelto al tener que desarrollarse en un entorno estéril. 

Velocidad y acción al estilo Mad Max

Mad Max se ambienta en un enorme desierto donde no tiene cabida situar un evento cada tres pasos. Un entorno árido, caracterizado prioritariamente por la ausencia de vida. Eso, que puede parecer un lastre, logró sentar cierta contención en la manera de enfocar el sandbox de Avalanche dando lugar a su juego más centrado. Con Rage 2 debería suceder exactamente lo mismo por la misma razón: el Yermo como escenario. 

rage-2-bethesda.jpg Captura de pantalla

Así, la ambientación parece que condicionará los propios elementos del videojuego. Por la información de la que disponemos hasta el momento, enormes ciudades se erigen entre un mundo devastado, entre incalculables kilómetros de tierra seca, árida y arrasada. Así, hay lugar para amenazas inconcebibles que deberemos afrontar en un shooter que ya en su primera propuesta fue rabioso en sus planteamientos; sin embargo, la velocidad también toma carácter protagónico en este caso. Velocidad off-road en todo tipo de vehículos y combates a bordo de coches. Basta con ver los escasos minutos de gameplay disponibles para descubrir su carácter prioritario, algo que Avalanche también supo ver en Mad Max: la combinación de acción, mundo abierto y velocidad configura un triplete que funciona.

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana