Razer Basilisk, Análisis

Actualidad

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE

razer-basilisk-2.jpg Captura de pantalla

Razer Basilisk

Gracias a años de excelente marketing Razer es la primera marca que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en ratones competitivos. Que hayan sido siempre la mejor opción en este mercado es discutible pero lo que es innegable es que cada producto nuevo que lanzan supera al anterior tanto en forma como en especificaciones y calidad de su sensor. Razer Basilisk, su último lanzamiento, promete ser el ratón definitivo para juegos de acción en primera persona y hoy veremos cuanto se acerca a ese objetivo.

En primer lugar hablemos de la forma que es al mismo tiempo donde vemos más mejora con respecto al resto de productos de Razer además de el aspecto del ratón que más debería influir en su compra. El Basilisk se parece  mucho en su diseño al Logitech G502, con un diseño más bien ancho y relativamente alto. Aquellos que aprecien esta forma encontrarán que pueden preferir este ratón a la oferta de Logitech gracias a un diseño  más fluido y un plástico duro con apariencia muy duradera que recubre todo el ratón. Por desgracia todavía no alcanza a los líderes de la ergonomía, Zowie, pero hay que decir que la ergonomía no deja de ser una preferencia. Si te gusta este tipo de ratón te sentirás como en casa pero no es una forma que vaya a agradar a todo el mundo.

Otro aspecto importante de este ratón es su peso: unos 109 gramos. Es algo más pesado de lo que ciertos jugadores puedan estar acostumbrados lo cual dificulta un poco movimientos rápidos y unido a su forma lo hace un ratón poco adecuado para FPS como Overwatch o Quake Champions en los que el movimiento vertical es esencial. Para juegos como Rainbow Six: Siege o Counter Strike: Global Offensive, sin embargo, es un ratón ideal. Su sólidez y peso garantizan buena precisión por parte del usuario, la única cualidad indiscutiblemente necesaria en estos juegos.

razer-basilisk-3.jpg Captura de pantalla

En este respecto el sensor del Basilisk es de altísima gama. Alcanza los 16.000 DPI (puntos por pulgada que registra el ratón) y se trata de un sensor 5G que ha registrado las marcas más altas en la industria. Esto se traduce a la posibilidad de trazar cuadrados perfectos en la pared de un juego de tiros con nuestras balas y por tanto hace que resulte más fácil que nunca acertar ese tiro en la cabeza o controlar el retroceso de tu fusil en PUBG. Verdaderamente estamos ante un nuevo estandar para la industria, como demuestran todas las pruebas realizadas con el ratón y aquellos que valoren la precisión por encima de todo harán bien en optar por este ratón.

Por desgracia para otros géneros como la estrategia en tiempo real o los MOBA recomendaríamos antes un raton Zowie o el logitech previamente mencionado si quieres una forma más parecida al Basilisk. Lo cierto es que no lo hemos encontrado comodo para este tipo de juegos y gran parte de ello es su forma pero también influyen sus botones. Sus dos botones izquierdo y derecho son bastante díficiles de pulsar lo que en juegos de acción en primera persona ayuda a no pegar un tiro en balde o controlar bien las rafagas pero en juegos de estrategia o perspectiva isométrica en los que clickeamos constantemente terminan cansando los dedos y me atrevería a decir pueden conducir a una artrítis temprana. Si juegas de manera más relajada quizás disfrutarás de este ratón pero no podemos aconsejarlo para jugadores adictos a otros generos que el FPS (para los cuales recomendamos el Razer Naga con sus tropecientos botones programables).

razer-basilisk-1.jpg Captura de pantalla

En lo que a botones respecta el Basilisk viene increiblemente equipado para juegos en primera persona. Además de los botones izquierdo, medio y derecho trae los ya casi obligatorios botones laterales que quizás están posicionados un poco más arriba de lo que nos gustaría en el lado del ratón. También incluye dos botones para ajustar la sensiblidad del ratón los cuales presionamos multiples veces por accidente hasta que nos acostumbramos. Pero la gran novedad de este ratón y una de las mejores implementaciones de esta idea, es el botón de francotirador. Presionando este botón que se incluye en el lateral del dispositivo bajaremos la sensibilidad del mismo, facilitándonos esos tiros difíciles al otro lado del mapa. Tras unas horas para acostumbrarnos esta función nos resulta casi imprescindible para juegos de primera persona y la echaremos de menos al volver a nuestro ratón normal.

Además de estos botones en la superficie del ratón el Basilisk incluye dos botones en la parte inferior: uno para escoger un perfil de los que hayamos guardado en los drivers y otro para ajustar la dureza de la rueda del ratón. La utilidad del primero es obvia pero el segundo es algo que no habíamos visto todavia en ningún otro ratón. Se trata de una ruedecilla que podemos ajustar para cambiar la resistencia que ofrece la propia rueda del ratón. En su modo más ligero podremos recorrer nuestras actualizaciones de  Facebook con apénas uno o dos toquecillos a la rueda. En el modo más duro la rueda se vuelve lo suficientemente difícil de girar para poder por fin usarla con precisión para cambiar de arma en un FPS. Es un detalle simple y que tardamos bastante en encontrar pero que ayuda a mejorar la calidad de la rueda y, bueno, cualquier opción adicional es buena.

razer-basilisk-4.png Captura de pantalla

El cable del Basilisk es otra de sus grandes cualidades. Al igual que el Razer Blackwidow Chroma v2 que analizamos el otro día este esta cubierto por cordón grueso lo que lo hace más resistente que las mayorias de ofertas cubiertas por plástico de la competencia. Adicionalmente el USB es verde, un detalle estético muy Razer que no pasa desapercibido. Finalmente y por terminar de hablar de la presentación del ratón el envoltorio está a la altura de lo habitual con Razer. Calidad, estética y buen diseño se unen como siempre para crear algunas de las cajas más vistosas del mercado.

El software usado por el Basilisk es Razer Synapse en su versión 3.0. Aunque por ahora está en su versión beta la diferencia en el diseño visual de estos drivers comparados con su versión previa es obvia. Se trata de un programa mucho más vistoso y adaptado a los canones de diseños contemporaneos. Usaremos este programa para configurar la luz del ratón (cuenta con dos LEDs en la rueda y base del ratón que podemos personalizar al detalle), los macros y sus perfiles. Así, por ejemplo, podemos cambiar cada uno de los cinco niveles de DPI que tiene el ratón para ajustarlos a nuestros niveles más utilizados. En general, a pesar de estar en su fase beta estos nuevos drivers funcionan mejor que los anteriores y son más agradables a la vista. Esperamos que proximamente dejen la fase beta y estén disponibles para toda la gama de productos Razer.

En definitiva, el Basilisk es una gran oferta de Razer para aquellos que juegan compulsivamente a juegos de acción en primera persona pero poco más. Su excelente sensor y funcionalidades no llegan a compensar su forma y botones a la hora de jugar a cualquier otro género o usarlo para operaciones normales en un ordenador. Sin embargo, aquellos que viven para pegar tiros virtuales deben considerar este ratón entre sus posibles opciones de compra. Simplemente el tener el mejor sensor del mundo así como la mejor implementación de un botón francotirador hacen que el Basilisk sea un digno competidor en uno de los mercados más cargados de los ratones para jugadores.

Lo mejor

  • Su sensor, líder en el mercado.
  • El botón de francotirador es sorprendentemente útil
  • La posiblidad de calibrar la dureza de la rueda
  • El cable, de apariencia muy resistente
  • Excelente para juegos en primera persona

Lo peor

  • Su forma no termina de convencer
  • No excele para uso diario o juegos isométricos

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana