Batman: Arkham Asylum (PS3)

PS3, 360, PC

Imagen de Batman: Arkham Asylum (PS3)

Rocksteady, queremos Batman: Arkham Asylum 2

Actualidad

gallerycomics_1920x1080_20141105_arkhmasylmpstrfond_543d9c0d7cb7a1-27158194-1024x576-2.jpg Captura de pantalla

Grant Morrison ha vuelto con Arkham Asylum 2, ¿volverá Rocksteady?

El pasado jueves día 20 de julio, durante la última edición de la Comic-Con de San Diego, Grant Morrison (Glasgow, 1960) sorprendió a propios y extraños al anunciar que iba a dotar de continuación a su obra magna: 'Arkham Asylum: A Serious House on Serious Earth'. De ese modo, 28 años después de aquella (de 1989), y de la mano del dibujante Chris Burnham (en la obra original trabajó con Dave Mckean), Morrinson pretende retomar la historia de Damian Wayne y ya ha confirmado que tratará de deleitarnos a lo largo de 166 páginas en las que intentará devolver a la vida a uno de los personajes y universos de Batman más aclamados y éxitosos de la época posterior a 'The Dark Knight Returns', del imbatible Frank Miller.

Al margen de si el cómic de Morrinson está sobrevalorado o no, de si el Batman que en él se nos mostraba era tan frágil y pusilánime que no terminaba de funcionar, de su simbolismo y del número de lecturas recomendadas para entenderlo y dejar de decir que hay lagunas en el guion, lo cierto es que se trata de una noticia que bien merece ser abrazada y celebrada. Una noticia que ha pasada algo desapercibida al lado del primer tráiler de la nueva Liga de la Justicia y de los rumores que apuntan a que Warner Bros. pretende lograr "de forma elegante" que Ben Affleck deje de ser Batman, ahora que nos habíamos hecho a la idea.

Y aunque como fans del murciélago no damos a basto, hemos sacado algo de tiempo para acordarnos de la adaptación a videojuego de tamaño cómic, del magnífico Batman: Arkham Asylum. ¿Qué ha sido del estudio que revolucionó los videojuegos de superhéroes? ¿Cuál es el futuro del caballero oscuro en la industria, ahora que ha terminado la trilogía de Rocksteady? 

arkham-asylum-headline.jpg Captura de pantalla

"Por irónico que parezca, hoy hace 10 años de la última aparición documentada de Batman. ¿Murió, o se retiró? Su destino sigue siendo desconocido. Puede que nuestros espectadores más jóvenes no recuerden al hombre murciélago. Una encuesta reciente demuestra que la mayoría de los estudiantes de instituto le consideran un mito. Pero fue muy real. A día de hoy se sigue debatiendo sobre lo acertado o lo erróneo de su personal guerra contra el crimen. A esta periodista le gusta pensar que sigue sano y salvo, disfrutanto de una copa junto a sus amigos para celebrarlo...".

Esta cita bien nos valen en esta ocasión. En principio, Rocksteady no murió... y tampoco se retiró. Ahora bien, su destino también nos sigue siendo desconocido. A finales del año pasado, tras la publicación de Batman: Arkham VR, en el que trabajó una pequeña parte del equipo (y durante apenas unos meses), Dax Ginn, Band Marketing Producer, dijo lo siguiente durante una entrevista concedida a nuestros compañeros de EuroGamer,  al ser preguntado sobre qué iban a hacer a continuación: "Para ser honestos, no lo sé. Estamos en una posición envidiable. Tenemos tiempo y espacio para decidir qué hacer ahora. Podemos sentarnos y pensar cómo sería nuestro juego ideal, y salga lo que salga de ahí,, sabemos que Warner Bros. nos apoyará. Hemos demostrado que somos un equipo que trabaja duro, y gracias a ello podemos decidir cuál será nuestro destino".

Siguiendo con la cita, los lectores y jugadores más jóvenes quizás no recuerden Batman: Arkham Asylum y todo lo que supuso y logró en su momento. Apenas habrán probado Batman: Arkham Knight. Quizás haya alguno que trasteara con Batman: Arkham City, aunque fuera en la reciente remasterización del mismo que se incluía dentro de Batman: Return to Arkham. En cualquier caso, habrá muchos que, en ucrónicas encuestas, consideraran a Arkham Asylum poco más que un mito. A día de hoy se sigue debatiendo sobre lo acertado o erróneo de cambiar su propuesta y planteamiento, y desde luego, nos gusta pensar que el estudio sigue juntándose cada aniversario del lanzamiento del juego para celebrar su hazaña  (el 25 de agosto de este mismo año tendrá lugar el octavo).

344700-mejores-comics-batman-asilo-arkham-morrison-mckean.jpg Captura de pantalla

En la situación actual, habrá a quien le resulte un tanto estúpido pedir a Rocksteady un Batman: Arkham Asylum 2. Al fin y al cabo, el éxito del juego en su día (llegó en 2009 y acaparó una nota media de 91 en MetaCritic) le hizo merecedor de varias secuelas. Hemos citado en el párrafo anterior las más importantes, como son las de la propia Rocksteady: Batman: Arkham City (que salió en 2011 y, a su vez, tuvo un 96) y Arkham Knight (que se hizo de rogar hasta 2015 y logró un 87), pero hubo más. Ahí están otros también muy conocidos, como Batman: Arkham VR (también de Rocksteady, una deliciosa experiencia por desgracia demasiado efímera) y Batman: Arkham Origins (de 2013 y Waner Bros. Montréal,  y para muchos el juego con el mejor argumento y los mejores enfrentamientos contra jefes finales de toda la serie), a los que se sumaría toda una retahíla de títulos portátiles: Arkham City Lockdown, Arkham Origins Blackgate, Arkham Underworld... etcétera. Incluso tuvo sus propios cómics y novelas.

Sin embargo, y como se demuestra siempre que se pregunta por qué juego de toda la saga es mejor, Arkham Asylum era distinto a los demás. Más allá de que fuera el primero y contará con el efecto sorpresa y un mayor impacto en el jugador, y más allá de que jamás vayamos a olvidar escenas como ese paseo inicial con el Joker atado, la fiesta y la escena de los televisores, el asalto en las alcantarillas de Killer Croc, o los múltiples y espectaculares enfrentamientos con Espantapájaros, el título, sencillamente, era diferente.

Era el más lineal, aún no había sucumbido a la corriente que transformaba todo en sandbox, y tenía un diseño de escenarios más detallado, mimado y cuidado. Además, los escenarios iban evolucionando conforme nosotros, y cada vez eran más amplios y enrevesados, hasta contar al final con completo backtracking. La atmósfera lograba así ser la más estudiada, y rebosaba cómic y novela gráfica en cada habitación. Además, aquel estilo más lineal le permitía controlar mejor el tempo y ritmo de juego, y hacía que todo fuera in crescendo, hacia diversos picos jugables y un climax inolvidable. Para muchos, contaba con los desafíos más acertados. Quizás no los más enrevesados y difíciles, pero sí los más naturales y creíbles. Los más agradables de obtener. Y del mismo modo, sus desafíos de lucha y sigilo eran los más exigentes en la búsqueda de todos sus satisfactorios logros y trofeos. Además, siempre contó con un aura más siniestra de lo habitual, con ciertos elementos sobrenaturales, como la tumba de Amadeus Arkham, la Morgue y la verdadera naturaleza de Warden.

dent5.jpg Captura de pantalla

Con todo ello, y desconociendo si el estudio ha estado en la Comic-Con de estos días, nosotros encendemos la batseñal de nuestra azotea e imploramos al estudio para que vuelva y libre en un futuro la más bella de las batallas con Insomniac y su Spider-Man, homenajenado en los videojuegos el precioso duelo que hay hoy día en pantallas entre DC y Marvel.

Que vuelvan a la ambientación del primero, a su ritmo y estilo jugable, que recuperen alguna de las tramas que no llegaron a aprovechar del cómic original (que hubo bastantes), o que usen las de su futura secuela, deleitándonos así con una aventura como aquella. Como aquella que hizo que nos sintiéramos como cuando vimos a Miller arremetiendo contra todo y contra todos en el archiconocido prólogo de su obra, dejando a los dibujantes y escritores de cómic donde se merecen, o como cuando vimos a Heath Ledger recibiendo el Oscar que ponía a las películas de superhéroes en una posición reclamada tiempo atrás. Es decir, llenos de ilusión y orgullo.

Rocksteady, por favor, queremos Batman: Arkham Asylum 2.

374522-batman-arkham-asylum-celebra-su-5o-aniversario.png Captura de pantalla

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana