FIFA 19 (NSW)

NSW, PC, PS4, XBO

Imagen de FIFA 19 (NSW)

Ya hemos jugado a FIFA 19: Novedades, Champions y Switch

Actualidad

FIFA es un valor seguro que no falla en ninguna conferencia de EA. El éxito del título a nivel comercial es evidente y está dispuesto a ir a más. Por eso, seguramente, tampoco ha ocupado un gran espacio durante el EA Play 2018 de Los Ángeles. Pero los instantes que ha estado encima del escenario ha sido para dar un golpe sobre la mesa: la Champions League pasa a ser licencia de EA tras varios años con Pro Evolution Soccer. Tras la presentación de los nuevos juegos de EA, pudimos probar algunos partidos a FIFA 19, que deja muy buenas sensaciones. También pudimos probar la versión de Switch, que, tranquilos todos, no se limitará a ser una actualización de plantillas.

Durante el evento, EA admitía que escuchaban el feedback de la comunidad y eran conscientes de elementos jugables a mejorar. No son palabras al aire, ya que las críticas sobre el sistema defensivo de FIFA 18, los disparos cruzados o algunos centros imparables están a la orden del día. Es difícil predecir hasta qué punto se han tocado todas estas acciones en los partidos que pudimos jugar, pero sí se dejó entrever que había cambios y eran bastante positivos. Aunque como acostumbra a pasar, el juego va evolucionando en las ferias, en la demo, en su salida y en parches posteriores. Así que solo el tiempo dirá qué FIFA 19 tenemos. Aunque el que este sábado estaba en Los Ángeles era realmente atractivo.

Novedades jugables y de modos desde el EA Play de Los Ángeles.

El primer partido que jugamos ya deja clara la apuesta de este año: la Champions. Suena el himno de la máxima competición europea, los carteles tanto de minuto y resultado como de nombres de equipos o cambios están adaptados a los logos e iconografía que vemos en televisión y los comentaristas ingleses ya hablan de ella. Una vez en materia, el avance a nivel visual se nota. No es algo destacado ni ningún salto enorme, pero en modelados, recreación facial y sobre todo movimientos el juego da pasos al frente.

FIFA 19 (NSW) Captura de pantalla

Como es habitual cuando nos encontramos en una nueva entrega, todo nos parece mucho más fluido. Aunque esta vez con cierta razón. Los giros, controles y recortes cortos fluyen de manera mucho más ágil y se han añadido situaciones distintas en los duelos entre ataque y defensa. Es lo que EA llama 50/50 Battle, y que dependen de como afrontemos esos choques y los ‘stats’ de cada jugador. Hemos visto varias situaciones en las que una pierna colocada en cierto lugar puede cortar una jugada como antes no era posible.

También hemos notado pases menos precisos, defensas que se avanzan mejor a los delanteros metiendo el cuerpo para anticiparse a ciertos balones y, al otro lado, atacantes que pueden dejar sentados a sus marcadores: con el recorte tipo Cruyff (L2 y disparo-pase hacia el lado contrario donde miramos) hemos visto a defensores resbalar de manera muy verosímil ante el quiebro. Durante nuestras pruebas no hemos atisbado tanta facilidad para marcar de disparo cruzado con pierna natural -algo habitual los dos últimos años- ni centros tan devastadores, sobre todo los que se hacían desde dentro del área. Aunque en ambos casos, sin varias horas de juego es difícil de calibrar.

En definitiva, las primeras sensaciones con el juego han sido positivas. Por el acabado audiovisual, que sigue mejorando sin ser ninguna revolución; y porque en lo jugable hemos visto un título fluido, con más situaciones de incerteza en los balones divididos y por cambios en los metros de finalización que intentan equilibrar esas situaciones de ventaja que tenían los atacantes en ciertos momentos, aunque todavía es pronto para afirmarlo con rotundidad.

Disparos y nuevas opciones tácticas 

Lo que sí hemos probado es el nuevo sistema de finalización. Cuando disparamos, si volvemos a pulsar el botón de chut en el momento justo, el balón tomará mejor trayectoría, velocidad y precisión. Lo hemos comprobado desde dentro del área, y también la otra cara: disparos que muchas veces irían bien dirigidos y que por un mal ‘timing’ se van muy desviados si probamos este sistema.

FIFA 19 (NSW) Captura de pantalla

Otro de los cambios está en la pizarra. Ahora podremos toquetear elementos que marquen qué tipo de ataque queremos hacer, con más o menos jugadores, o cuántos integrantes del equipo queremos que suban a rematar un córner o a la clásica falta con el balón colgado. Las opciones se añaden a los roles que siguen presentes y a las posibilidades tácticas que ya teníamos en la anterior entrega. También se han añadido más funciones desde la cruceta para poder pedir un segundo delantero, que los laterales suban y demás, ampliando las acciones disponibles que ya teníamos en su momento (tipo de presión defensiva-ofensiva, jugadas como hacer el fuera de juego, jugar a posesión o contragolpe, etc.).

FIFA 19 en Switch 

También hemos podido probar FIFA 19 en Switch, un título que no quiere ser una mera actualización de plantillas. Se ha mejorado algo a nivel visual -lo hemos jugado en formato portátil- y se ha ganado en más animaciones y situaciones más complejas en balones divididos, rebotes, etc. No está al nivel de las otras versiones pero sí que va dando pasos en este sentido, haciendo que la experiencia sea algo menos arcade que la del año pasado. Sigue habiendo cierta facilidad para escapar de los defensas por velocidad y para lanzar con peligros disparos desde fuera del área, eso sí.

FIFA 19 (NSW) Captura de pantalla

El juego relata algunas de las mejoras que se han incorporado en esta entrega, entre ellas meter más variedad de disparos al primer toque, delanteros que se adelantan dentro del área para meter la pierna antes que el defensa y más posiciones desde las que marcar, muy al estilo de lo que se hizo hace un par de años con la versión principal. No estamos ante un FIFA 19 como el relatado en párrafos anteriores ni un FIFA 18, pero sí ante una propuesta más completa que el anterior juego de Switch. También se han añadido cambios para que el estilo de juego de los equipos se asemeje a la vida real, además de movimientos personalizados que identifiquen a ciertos jugadores con sus características de carrera o disparos.

Más allá de lo que sucede sobre el terreno de juego, que bajo nuestro punto de vista ha mejorado un año después, tenemos dos detalles importantes: el primero, que por fin se podrá jugar con amigos vía online. El título permitirá invitar y echar partidos que en el anterior título no era posible (solo en modo local). Una función demandada y que se cumplirá. Por otro lado, tenemos la licencia de la Champions plenamente vigente en esta entrega como pasa con la versión principal, algo que se agradece. Sobre si Alex Hunter por fin debutará en Switch, de momento no se sabe nada. Tocará esperar.

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana