Agents of Mayhem (PC)

PC, PS4, XBO

Imagen de Agents of Mayhem (PC)

Agents of Mayhem, Análisis

Nota Meri 8,2 Muy Bueno

Usuarios

Tu Nota Puntua!

De entre una lista de decisiones inteligentes tomadas por cualquier estudio de desarrollo durante la pasada generación, debería tormarse en cuenta la de Volition. Este equipo afincado en Illinois quería, como muchos otros, intentar -porque conseguir parece imposible- hacer sombra al titán de los sandbox, GTA, con una propuesta más humilde como Saint’s Row. Como todos, fracasó, pero… ¿quién podría culparles? Tras solo dos entregas, se dieron cuenta de lo que todo el mundo sabe, y es que la franquicia de Rockstar es absolutamente imbatible, al menos si quieres jugar con sus mismas armas, así que decidieron distinguirse, para bien o para mal. Para este que escribe, para muy bien, de hecho.

Volition implementó ya en Saint’s Row 3 un sentido del humor con una incorrección política muy de agradecer, algo que no se cortaron en aumentar de cara a Saint’s Row IV y su posterior remasterización para la presente generación de consolas: Saint’s Row IV: Re-Elected, más su expansión, Gat Out of Hell. Las referencias -o mejor dicho, parodias- constantes a otras obras de la industria daban como resultado sendos videojuegos de mundo abierto donde la diversión y la exageración eran santo y seña de una franquicia que a pesar de todo, no ha visto su continuación… o sí.

Y es que el nuevo trabajo de Volition, este Agents of Mayhem del que hoy os hablo, está ambientado en el mismo universo que Saint’s Row, aunque representa una nueva IP, con pocos puntos en común en materia jugable, pero muchos en cuanto a la tónica de diversión y sentido del humor por encima de todo. Personajes, el símbolo de los Saints, el característico tono morado… Volition ha querido hacer borrón y cuenta nueva, no sin antes rendir un merecido tributo a la franquicia que les puso en el mapa.

Pánico en Seúl

Mayhem (Multinational Agency Hunting Evil Masterminds) se trata de una organización antiterrorista fundada nada menos que por Persephone Brimstone, quien reconocerán aquellos que llegaran al final de Gat Out of Hell, y que opera en la capital coreana. Frente a ellos, la corporación LEGION, entre cuyos miembros se encuentran algunos personajes relativamente típicos, como un traficante de armas de última tecnología, pero también otros mucho menos convencionales, como una estrella de la música adolescente extremadamente arrogante. No hay que buscar ningún tipo de complicación ni elaboración argumental más allá de la que se puede vislumbrar en estas líneas, es decir: grupo de buenos contra grupo de malos. No es esa la intención de Volition, como no lo ha sido nunca con ninguno de sus videojuegos. Lo que quieren es, sin más, que te diviertas con un videojuego como antaño, y sus personajes forman parte clave de ello.

agents_6.jpg Captura de pantalla

Por supuesto, los principales personajes son los 12 Agentes de los que podremos disponer a lo largo de la historia, con características muy diferentes unos de otros. Partimos con Hollywood, armado con un rifle de asalto, Fortune, con dos pistolas automáticas, y Hardtack, con una potente escopeta, pero a medida que llevamos a cabo misiones específicas podemos desbloquear otros 9 hasta tener la totalidad de ellos, y lo que es mejor, a cada cual más absurdo. Desde RedCard, un hincha de fútbol alemán, hasta Yeti, un antiguo soldado ruso, pasando por Daisy, una verdadera badass aficionada a la cerveza, las peleas de bar y que cuenta con una ametralladora gatling… amén de moverse en patines. En definitiva, una docena de héroes con sus respectivas armas, habilidades especiales, e incluso su M.A.Y.H.E.M., una suerte de ultimate especialmente devastadora. Sí, suena a hero shooter, ese género tan de moda donde Overwatch se queda la mayor parte del pastel, y no sería descabellado hablar de Agents of Mayhem como un hero shooter para un jugador, de hecho. Es más, esas misiones empleadas para desbloquear personajes podrían calificarse como el modo historia que le falta -y parece que nunca tendrá- el juego de Blizzard, ya que son perfectas para detallar el trasfondo de cada personaje.

Sin embargo, cada uno de nuestros 12 agentes sí que será personalizable, y no solo de manera meramente estética. Además de unos skins repartidos por toda la ciudad de Seúl -muy bien escondidos-, cada agente cuenta con un nivel máximo de 20, y como si de un RPG se tratara, también con puntos de habilidad que repartir entre determinados parámetros. Nuestra es la decisión a la hora de especializar a cada uno de ellos, o bien convertirle en un personaje versátil en el campo de batalla, pero lo que está claro es que no conviene descuidar a ninguno, ya que todos serán útiles en algún momento debido a sus peculiaridades.

agents_10.jpg Captura de pantalla

No solo eso, sino que los agentes tendrán capacidad de mejora en el apartado Dispositivos, y que nos permite moldearlo a nuestro gusto. Es posible cambiar su habilidad especial, en algunos casos, y en otros directamente el tipo de munición, así como algunas bonificaciones pasivas y mejoras permanentes gracias a la búsqueda de núcleos de energía. En resumen, es muy probable que cada jugador tenga una configuración diferente tanto en lo relativo a sus agentes favoritos como en cuanto a las habilidades asignadas, y es que la variedad es una virtud absoluta de Agents of Mayhem en este sentido.

Lucha por el bien… y por la Agencia

El nivel de personalización, excepcional en general para hablar de un juego de estas características -al fin y al cabo no es un RPG-, se traslada también al ARK, que no es sino la base desde la cual preparamos todas las operaciones y misiones, y de paso, fabricamos mejoras para rendir mejor a la hora de apretar el gatillo. Seúl está repleta de materiales como fragmentos elementales, piezas de maquinaria, residuos de materia oscura, etc. que sirven para craftear multitud de elementos que nos harán la vida más sencilla cuando las cosas se pongan feas.

agents_7.jpg Captura de pantalla

En este cuartel, donde siempre está presente la recta Persephone, no solo elegiremos cuál será nuestra siguiente misión, sino que además será menester visitarla bastante frecuentemente para adquirir algunas mejoras que no es posible aplicar a nuestros agentes desde el menú de Escuadrón. Algunas de ellas son relativas a los vehículos -hasta 10 modelos diferentes, con varias skins-, pero otras serán más importantes, como la tecnología robada a LEGION con la que fabricar nuevos dispositivos en el Laboratorio I + D, para después equiparlos en la Armería y hacer que nuestros agentes sean especialmente poderosos, algunos incluso con mejoras que se trasladan al resto de la escuadra.

agents_3.jpg Captura de pantalla

No es obligatorio visitar el ARK entre una misión principal y otra, pero sí lo será cuando queramos llevar a cabo alguna específica de cada agente, o bien elegir una de Conflicto Global, que no son sino contratos pasivos que realizará un agente asignado y que obviamente, no podrá ser elegido para la siguiente operación. Sin embargo, sí es muy recomendable hacerlo frecuentemente para recapitular sobre todo lo obtenido en cada misión, además de mejorar todo lo mejorable, y esto nos lleva al siguiente punto. Agents of Mayhem es, en teoría, un juego de mundo abierto, pero no funciona especialmente bien como tal. Expliquemos un poco mejor esta idea.

No es del todo un sandbox

Es cierto que Agents of Mayhem se ambienta en una ciudad relativamente grande que es posible recorrer con libertad absoluta, pero no hay que llevarse a equívocos. Aquí no hay multitud de actividades secundarias -sí hay misiones, seleccionables desde el ARK- ni un mapa repleto de coleccionables que recoger, así que a pesar de contar con un entorno de un tamaño considerable con un diseño futurista genial -eso sí-, no vamos a jugarlo como si se tratara de un GTA, un Assassin’s Creed o similar. Esto no es malo necesariamente, pero hay que tener claro que las visitas obligadas al ARK cortan el ritmo de juego si pretendemos disfrutar de este título como un sandbox al uso.

agents_8.jpg Captura de pantalla

Esto no quiere decir, en absoluto, que Agents of Mayhem sea un juego parco en contenido. Nada más lejos. Entre principales y secundarias nos vamos a encontrar con decenas de misiones que conllevan a su vez decenas de horas de juego, con lo que para nada podemos hablar de esto como un punto negativo, aunque sí hay uno que puede echar para atrás a más de un potencial jugador: Agents of Mayhem es, ante todo, un juego de acción. Esto quiere decir que aunque los objetivos de las misiones principales, adornadas con fantásticas escenas animadas, puedan resultar variados, rara vez van a pasar de dirigirnos a una zona, limpiarla de enemigos, pasar a la siguiente, hackear un dispositivo, volver a enfrentarnos con más enemigos… Esto hablando de las principales, ya que cuando entran en juego las secundarias, incluidas las guaridas de LEGION, este problema se acrecenta de manera considerable.

agents_9.jpg Captura de pantalla

Afortunadamente, para compensar esto, hay varios aspectos positivos. El primero de ellos es la variedad que aportan, como decía antes, doce personajes diferentes entre los que habrá que elegir tres para realizar cada misión, pudiendo cambiar entre ellos en cualquier momento siempre que no hayan sido abatidos. El segundo, y no menos importante, es que las mecánicas de shooter en tercera persona son muy convincentes sea cual sea el arma que tengamos en mano: arco, subfusil, escopeta, etc. Y todo ello a pesar de no contar con la posibilidad de parapetarse tras coberturas, algo que aunque suene anticuado en pleno año 2017 no hace sino fomentar la acción a todo trapo, el luchar a cara de perro haciendo gala de plomo y habilidades especiales, lo que multiplica por mucho la diversión. Como si de un multijugador se tratara, lo importante es no mantenerse en la misma posición, combinar movimientos de dash con doble salto para esquivar las balas enemigas, hacer uso de M.A.Y.H.E.M. cuando sea necesario, aprovechar las peculiaridades de cada agente, y disfrutar de la variedad que otorgan los diferentes enemigos -algunos finales- para completar un videojuego donde la diversión directa, a todos los niveles, es el santo y seña.

Aspectos técnicos

Volition nunca ha hecho gala de unos apartados visuales extraordinarios, ni falta que les ha hecho. Detrás de un diseño artístico fabuloso en cuanto a personajes y escenarios exteriores -los interiores están un poco menos inspirados- no vamos a gozar de unos gráficos que nos dejen con la boca abierta, pero realmente tampoco va a ser algo que echemos de menos en ningún momento. Insisto, los diseños, originales y llenos de humor, tienen la suficiente personalidad como para conseguir que nos olvidemos de la existencia de algo llamado 4K y demás cosas que no dejan de ser minucias cuando lo estamos pasando endiabladamente bien.

Sin embargo, el apartado sonoro sí sobresale, y no por su banda sonora, que a pesar de estar a un nivel aceptable, no es ni mucho menos algo para recordar. Es su genial doblaje el que raya a gran altura, con muy buenas interpretaciones y siempre exageradas, en consonancia con el personaje que protagoniza cada momento y que no solo no desentona con el carácter desenfadado de Agents of Mayhem, sino que ayuda a darle un plus incluso de disparate muy agradecido teniendo en cuenta el juego del que hablamos.

Conclusión

Volition se embarca en una nueva IP que toma lo mejor de su anterior obra, le suma corrección política en su sentido del humor -no mucha- y lo que es más importante, unas mecánicas de acción mucho más depuradas. Hablamos principalmente de un juego de acción en tercera persona que a pesar de desarrollarse en un mundo abierto, no presume de las virtudes de un sandbox tal y como lo conocemos, pero tampoco de sus defectos, como misiones o actividades de relleno. Agents of Mayhem no se complica a la hora de presentar una compleja trama alrededor de dos organizaciones enemigas, pero sí lo hace ofreciendo una pléyade de personajes peculiarísimos con los que aprovechar todas las características de las que hace gala cada uno en combate, aportando una variedad en los muy frenéticos tiroteos que por desgracia no vamos a poder disfrutar durante unas misiones con objetivos repetitivos. A pesar de ello, Agents of Mayhem es un título que nos regalará decenas de horas y contenido desenfrenado marca de la casa.

Lo Mejor

  • El carácter desenfadado del juego y su sentido del humor.
  • Multitud de personajes disparatados y con muchísima personalidad, muy diferenciados entre sí.
  • Las mecánicas de shooter en tercera persona aportan mucha variedad al combate, donde prima el frenetismo.
  • Las posibilidades de personalización en agentes y base.
  • Muchísimo contenido en forma de misiones principales y secundarias.

Lo Peor

  • Objetivos repetitivos en misiones secundarias.
  • Algunos escenarios concretos no presumen de un diseño a la altura del conjunto.
  • Volition se ha dejado por el camino la incorreción política de Saint's Row.
8,2
Muy Bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.

Jugabilidad 8

Multitud de horas de juego con doce carismáticos personajes, cada uno con sus misiones específicas para conocer su trasfondo, junto con, por supuesto, una historia principal con el humor como principal estandarte. Presume de unas mecánicas de shooter que al carecer de coberturas se centra en el fuego abierto entre nuestro protagonista elegido y decenas de enemigos que provocan espectaculares tiroteos. Diversión directa en un mundo abierto que, sin embargo, no lo convierte en un sandbox.

Gráficos 7

Aspectos como la resolución o la tasa de frames quedan en segundo plano cuando hablamos de un diseño artístico fabuloso en lo concerniente a protagonistas y antagonistas, con muchísima personalidad y siempre enfocado al desenfado general que quiere transmitir Agents Of Mayhem. Aún así, no hay que ocultar el hecho de que no es este ni mucho menos el juego más puntero de la actualidad a nivel gráfico.

Sonido 8

La banda sonora cumple su papel, sin más, de acompañar la acción tanto en los momentos de desenfreno en tiroteos como en menús. Pero sí hay que destacar un excepcional doblaje, en inglés, para todos y cada uno de los personajes. Las excelentes y exageradas interpretaciones no hacen sino sumar al carácter disparatado general de Agents of Mayhem.

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana