Skip to main content
Publicidad
Cossacks 3

Análisis de Cossacks 3

review_game
| |

GSC Game World trae de vuelta las bases de su título de 2001 Cossacks: European Wars con ligeras mejoras pero manteniendo toda la esencia (y estilo) de los juegos del género y la época, y añadiendo una cantidad ingente de unidades en pantalla y una dificultad no apta para todos los públicos.

En una industria acostumbrada a la rápida evolución tecnológica, donde aparentemente todo está llamado a una obsolescencia prematura, es un auténtico riesgo reciclar una fórmula del pasado sin realizar grandes cambios. Pero es el riesgo que desde GSC Games  Worlds han asumido, el de traer a la vida de nuevo una franquicia de hace 15 manteniendo casi intacto el estilo de la época.

Gráficos, controles, todo nos recordará inmediatamente a los juegos de estrategia de finales de los 90 y principios de milenio, una edad de oro para el género donde títulos como Age Of Empires, Anno 1602 o Rise of Nations marcaban el paso.

Cossacks 3 (PC) Captura de pantalla

Concebido como una vuelta de tuerca del título original de la saga, Cossacks: European Wars, este Cossacks3 se dedica a pulir aquél título como si el tiempo no hubiese pasado. Y sin embargo el juego no sufre por ello, porque aquí todo el énfasis está puesto en la jugabilidad, y esta es atemporal.

El juego nos ofrece, como es normal en el género, tanto la posibilidad de realizar una serie de campañas predefinidas, como de generar un mapa aleatorio donde deberemos competir contra otra u otras potencias en el mapa. En ninguno de los dos casos el título nos pondrá las cosas fáciles, pues la dificultad es desde el primer momento muy elevada, con unos enemigos que no perdonarán ni una (eso en modo normal, ya que el juego también nos permite seleccionar también difícil, muy difícil o casi imposible, para aquellos que se atrevan).

Cossacks 3 (PC) Captura de pantalla

 

Dificultad a prueba de novatos

 

Para ganar las batallas no bastará con ser el que más rápido obtenga recursos y cree unidades. La formación de combate y saber enfrentar unidades adecuadas marcará la diferencia, si bien una vez entremos en batalla, una amplia superioridad numérica será casi imposible de contrarestar. Y es que ese es un detalle importante de la jugabilidad de este título: mientras tengamos recursos, no hay límite al tamaño que puedan alcanzar nuestra población y ejército (hasta 10.000 unidades).

Esto condiciona una jugabilidad frenética, pues nos obliga a producir constantemente nuevos soldados e instalaciones dentro de nuestras posibilidades si no queremos que el enemigo nos supere. Además, la CPU es muy imprevisible y en cualquier momento nos podemos encontrar con un ataque sorpresa estemos o no preparados, por lo que no contaremos con un momento de tranquilidad.

Por suerte para esas situaciones apuradas, mientras tengamos oro para pagarlos, podremos hacernos con un ejército inmediato de mercenarios. También contaremos con un mercado donde podremos comerciar los recursos de los que dispongamos por otros de los que carezcamos. Y es que si se nos acaba el oro, nuestros propios mercenarios se volverán contra nosotros.

Cossacks 3 (PC) Captura de pantalla

La mecánica es muy sencilla. Empezamos con villanos con los que construir edificios, incluyendo un ayuntamiento. Este nos permitirá, mientras tengamos alimentos, crear más villanos con los que construir más edificios o recolectar recursos (madera, comida, piedras y minas). Con esos recursos y villanos, podremos a su vez construir instalaciones para reclutar nuestros soldados y mejorar sus habilidades, y con ellos protegernos o enfrentarnos a nuestros rivales.

Si bien hay una gran variedad de naciones para elegir (Austria, Francia, Inglaterra, España, Rusia, Ucrania, Polonia, Suecia, Prusia, Venecia, Turquía y Algeria), la realidad es que las diferencias jugables entre ellas son más bien cosméticas, con unidades equivalentes e instalaciones que solo difieren en su aspecto externo. Es destacable, sin embargo, que para su diseño no solo se han molestado en copiar la estética propia de cada cultura, sino que incluso reproducen monumentos reales de cada una.

Cossacks 3 (PC) Captura de pantalla

Los controles son muy sencillos y cualquiera que haya tenido algún contacto anterior con el género se sentirá inmediatamente cómodo. Con clicks y arrastrando el ratón seleccionaremos a nuestras unidades, mientras que con el click derecho en edificios, recursos o enemigos les indicaremos a donde dirigirse, y ellos decidirán la acción apropiada dependiendo del contexto (construir, recolectar, luchar…).

En el caso de las tropas, podremos decidir batallones y su formación, lo que nos dará en principio una cierta ventaja sobre tropas menos organizadas, pero en la práctica una vez empiecen a atacar la situación se tornará un tanto caótica e incontrolable.

Cossacks 3 (PC) Captura de pantalla

Al igual que el resto del título, la faceta online nos retrotrae a lustros atrás, con servidores donde podremos compartir mapa contra otros hasta siete jugadores y tratar de conquistar sus territorios. Podremos crear nuestra propia sala y esperar a que se unan otros jugadores (amigos o no), así como organizarnos en equipos (o no).

 

Un juego de otros tiempos

 

En la parte técnica nos encontramos con un juego que, aunque vistoso, parece un viaje en el tiempo. Vuelven los edificios y personajes prerenderizados, lo que limita el ángulo de cámara, que no podemos girar, aunque en realidad es algo que no se echa de menos.

Cossacks 3 (PC) Captura de pantalla

Sí podría molestar más lo estático de la construcción o destrucción de edificios, resultado de las limitaciones de la técnica empleada. Otros aspectos, como la vegetación o el agua son igualmente propios de juegos de épocas pasadas, aunque realmente no afectan negativamente a la jugabilidad. También pecan de simples pero cumplidores los efectos de explosiones o las animaciones del agua y fuego.

El apartado sonoro es también sencillo, con efectos de sonido que nos indican cuando seleccionamos cierto tipo de edificio, o nos permiten oír el ruido de la naturaleza o las batallas, y melodías de corte épico en el menú y durante la partida que ambientan correctamente la partida.

Es de destacar también la cuidada localización al español, que hace destacar el cuidado guion de las misiones de la campaña, las cuales además nos ofrecen la posibilidad de tomar decisiones que afecten el resultado final de cada mapa. Un poco de variedad que compensa que solo haya seis de ellas, incluida la de tutorial.

Conclusión: 

Intencionadamente antiguo, Cossacks3 fía todo a su jugabilidad, la misma que le permitió hacerse un hueco en el sector lustros atrás y que ha envejecido muy bien. Sin duda hará las delicias de los fans de la franquicia y de aquellos que busquen un juego de estrategia que suponga un reto mayúsculo.  

Lo MejorLo Peor
La inmensa cantidad de unidades que podemos crear permite batallas épicas como en pocos juegos.
Técnicamente es un juego de principios de siglo.
El modo campaña cuenta con un guión cuidado.
A pesar de tener variedad de naciones, todas se sienten básicamente iguales.
Buena localización.
La dificultad no es apta para novatos.

Puntuación

Bueno
Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.
Cómpralo sin miedo.
Jugabilidad

Tan sencillo de manejar como clicks de ratón pero tan complicado como que antes de acabar tu muralla puedes tener a un centenar de soldados enemigos destruyendo tu pueblo y masacrando a tus indefensos villanos. La elevada dificultad, incluso en el modo normal, no da un respiro, y la capacidad de manejar cientos de unidades hace que nunca podamos bajar la guardia o dejar de mejorar nuestras defensas y ejército.

Gráficos

Bonitos y cumplidores pero muy alejados de los estándares actuales, recuerdan inmediatamente al estilo que mostraban los juegos de la época de la primera entrega de la franquicia. Se nota un cierto mimo en diferenciar cada nación y en reproducir edificaciones reales de cada una. Si embargo, las animaciones de los personajes son un poco toscas y el uso de prerenderizados impide rotar la cámara.

Sonido

Cumple su papel sin destacar demasiado pero tampoco estorbar. Destacan algo más los efectos de sonido.

Multijugador

El online del juego es algo rudimentario y de nuevo recuerda a los estándares de principios de siglo. Podremos crear una sala para otros jugadores (hasta 7) que se mostrará públicamente y a la que podrán unirse otros jugadores, con los que podremos conversar en el lobby mediante un chat de texto. El creador de la sala podrá elegir algunos aspectos como forzar 30 minutos de paz, la forma del mapa (tierra, naval..., su orografía o la abundancia de recursos naturales.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
7
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Género: 
Estrategia
Subgéneros: 
Tiempo real
On-line: 
8 Jugadores
Lanzamiento: 
20/09/2016
Texto: 
Español
Plataforma: 
PC
+12Juego onlineViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad