Skip to main content
Publicidad
MotoGP 17

MotoGP 17, análisis

review_game
| |

Milestone vuelve al cauce habitual de la franquicia después de un merecido homenaje a Valentino Rossi en la temporada pasada. Una fórmula que demuestra seguir funcionando, pero que se sigue mostrando demasiado conservadora y poco arriesgada. Se intuyen cambios en el futuro, pero el camino aún no ha hecho sino empezar.

Milestone vuelve a la fórmula habitual de la franquicia MotoGP durante la temporada más igualada de los últimos años, donde lidera un Maverick Viñales en su primer año en Yamaha y que se presume prometedor. La temporada pasada pudimos disfrutar de todo un homenaje a uno de los mejores pilotos de la historia, o tal vez el mejor, con Valentino Rossi: The Game, un videojuego que ofrecía tanto los modos habituales como un peculiar Academia VR/46, el cual demostraba que muchas veces acaparar demasiado no siempre da buenos resultados. Tanto con este modo como con el simplemente decente Sebastien Loeb Rally EVO, el estudio italiano ha demostrado que lejos de las dos ruedas no se siente con la comodidad habitual. Tal vez por ello, MotoGP 17 es una entrega continuista como pocas hemos visto en este tipo de títulos anuales de motor.

Eso sí, este equipo de desarrollo italiano supone la resistencia en esto de los videojuegos, ya que junto con esta franquicia, otra de su propia creación como Ride suponen algunos de los productos más atractivos para los amantes de las motos, siendo esta segunda una suerte de Gran Turismo, salvando las grandes distancias. Sin embargo, parece que no terminan de sentirse con la confianza suficiente para arriesgar en algunos aspectos de sus juegos, y este que nos ocupa no es una excepción.

Todo el mundial en tu consola o PC

Como estamos acostumbrados, MotoGP 17 ofrece la posibilidad de disputar el Campeonato del Mundo con la licencia oficial de la competición, con todo lo que eso conlleva: no falta ningún circuito, así como todas las estrellas del Mundial, tales como Dovizioso, Marc Márquez o Dani Pedrosa, pasando también por Moto2 hasta llegar al principio de todo, Moto3.  Por fortuna, y al contrario de lo que ha ocurrido otras temporadas, el juego ya dispone de todos estos aspectos actualizados, con lo que no hará falta descargar ningún archivo adicional para ver a Jorge Lorenzo en su nuevo equipo esta temporada, el italiano Ducati. Además, hay un buen puñado de pilotos clásicos desbloqueables a través de completar determinados requisitos, y también podremos disputar carreras con algunos como Mick Doohan, Alex Barros o el reciente y tristemente fallecido Nicky Hayden.

motogp_marquez_1.jpg Captura de pantalla


Todos los grandes premios de MotoGP están perfectamente representados, tanto en la fidelidad de cada trazado como en la publicidad y su entorno, y ya sea en Aragón, Sepang o Laguna Seca, los fans reconocerán cada circuito sin ningún problema. Hasta aquí el trabajo es realmente encomiable, pero hay algunos puntos negros en forma de escenarios poco detallados a causa de un motor gráfico que ya sencillamente no está a la altura de la presente generación, lo que queda evidente en otros apartados.

Estos son los referentes en cuanto a la ambientación y presentación. De tan sobrio que es, MotoGP 17 carece de la espectacularidad necesaria para derrochar carisma en un videojuego de estas características. Los menús insulsos y con una banda sonora irrelevante no son un problema excesivamente grave, pero sí lo es la bajísima calidad de las escenas antes y después de cada carrera, amén de una austeridad demasiado evidente.

Más que el Campeonato del Mundo

Además de disputar el Mundial con nuestro piloto favorito, MotoGP 17 incluye sobre todo dos modos de juego que ofrecen una gran cantidad de horas, uno de ello muy novedoso en la franquicia. Se trata ni más ni menos que de Carrera de Representante, en el que tomaremos el papel de mánager de una escudería de MotoGP. La creación del equipo es solo el primer paso, ya que también podemos elegir una moto -entre una cantidad muy limitada al comienzo-, diseñarla a nuestro gusto con el patrocinador elegido y los colores que gustemos, así como fichar un piloto para que comience a acumular victorias a nuestro favor. A partir de aquí es nuestra labor llegar a determinados acuerdos que nos otorguen tanto Reputación como Créditos para poder invertir a su vez en más y mejor personal, además de, por supuesto, el importantísimo desarrollo de la moto.

motogp_edicion_de_moto.jpg Captura de pantalla

A priori, este modo suena muy atractivo, y qué duda cabe que es una novedad, pero carece de la profundidad necesaria para satisfacer a los más exigentes con el género. Al final, serán nuestros resultados en el asfalto los que dictarán si tenemos éxito o no, y nuestras decisiones en los despachos rara vez serán determinantes en el devenir de nuestro equipo. Es decir, no serán estos sino los que definan si podemos permitirnos mejores ingenieros que reduzcan el tiempo de espera cuando decidamos llevar a cabo una mejora en la tecnología de la moto, por ejemplo.

Carrera de Representante aporta mucho contenido al juego en sí, pero no al género. En definitiva, quien espere un simulador de mánager quedará francamente decepcionado, y toca apuntar esto en el debe de Milestone, ya que no se trata de tener más o menos presupuesto para el desarrollo de un videojuego, sino mejores o peores ideas, y las primeras no abundan precisamente.

motogp_representante_menu.jpg Captura de pantalla

Para acompañar, qué mejor que el habitual modo Carrera de Piloto, en que seguimos la trayectoria de nuestro álter ego a lo largo de su carrera a lomos de las dos ruedas. Un editor sin muchos alardes y que no deja moldear el rostro a nuestro parecer es el primer atisbo de sobriedad -de nuevo- de este modo, aunque bien es cierto que no vamos a ver a nuestro avatar sin el casco, con lo que no parece una decisión especialmente relevante. Sin embargo, lo que nos encontramos después es, otra vez, austeridad, una palabra que soy consciente que ya he repetido durante el texto, pero es una que define a la perfección todo el conjunto. De nuevo aparece la posibilidad de comenzar con uno de los equipos más modestos de Moto3 para ir escalando posiciones poco a poco y poder aspirar a dar el gran salto a la máxima categoría, un salto que es bastante más grande de lo que parece.

motogp_carrera_piloto.jpg Captura de pantalla

Afortunadamente MotoGP 17 vuelve a apostar fuerte por el multijugador, y este año especialmente en el terreno competitivo de los esports. Como es costumbre, tenemos modos tanto competitivos como cooperativos -Carrera Cooperativa es una grandísima idea-  en abundancia, pero para esta temporada Milestone se ha puesto una meta muy ambiciosa, y es tener peso dentro del siempre complicado entorno de los deportes electrónicos. A través de una serie de desafíos online, el jugador más ávido de competición podrá aspirar a disputar la competición oficial de MotoGP, que será exclusiva de la versión de PlayStation 4.

Sólido sobre el asfalto, como siempre

Donde la solvencia de MotoGP 17 está fuera de toda duda es una vez nos ponemos a los mandos del manillar. El juego presume de un estilo totalmente personalizable para cada jugador en cuanto a dificultad, pudiendo modificar parámetros tales como la competencia de la IA rival -bien trabajada-,  las físicas de la moto o algunas ayudas extra como la habitual trazada ideal marcada sobre el circuito. Esto hace que sea cual sea la experiencia del jugador en el género, permanentemente va a encontrarse un reto por delante, algo destacable máxime teniendo en cuenta que ya de por sí es un juego exigente.

motogp_vinales.jpg Captura de pantalla

Obviamente, no es lo mismo pilotar una moto de Moto3 que ponerse a los mandos de una bestia de MotoGP. Es muy difícil perder el control de la primera, mientras que el reto constante de mantenerse en pie con la segunda otorga a MotoGP 17 una tensión permanente sobre todo en carreras largas, si decidimos disputar cada carrera con la cantidad real de vueltas, ya que un pequeño error da al traste con un recorrido hasta ese momento inmaculado. A esto se une, como decía antes, una IA muy competente en niveles por encima del Normal, a la que no será fácil superar no solo en la fase clasificatoria, sino en la propia carrera, donde aprovecharán cualquier atisbo de duda por nuestra parte para adelantarnos sin remisión. No es una IA especialmente agresiva, pero sí es una que comete pocos errores y sabe meter el dedo en la llaga cuando los cometemos nosotros.

Apartado técnico

Este modesto estudio italiano lleva años explotando su motor Yebris 3, y está llegando a un punto, si es que no ha llegado ya, que no da más de sí. MotoGP 17 no muestra mejora en el apartado visual respecto a anteriores entregas, y es que parece que Milestone lo ha llevado a su máximo nivel hace ya tiempo. Mientras que las motos y pilotos presumen de unos modelos bastante buenos, los circuitos y entornos siguen pecando de una gran escasez de detalles, mientras que las escenas de transición son especialmente mediocres a nivel técnico. Afortunadamente, también estamos hablando de un juego de conducción que alcanza los 60 fps, normalmente constantes, lo que no da sino para hablar bien en este sentido.

motogp_celebracion.jpg Captura de pantalla

Por otro lado, y mientras el juego cuenta con una banda sonora que cumple su función poco memorable de mero acompañamiento de menús, sí que encontramos uno de los mejores efectos de la franquicia. En esta ocasión, el ruido de los motores se distingue más que nunca entre las ligeras de Moto3 y las potentísimas de MotoGP, las cuales rugen como fieras hambrientas cada vez que pisamos el acelerador y transmiten no poca adrenalina a quien está al mando.

Conclusión: 

En Milestone siguen haciendo un trabajo impecable en cuanto a jugabilidad, y es que es entonces cuando MotoGP 17 muestra todo su potencial. El jugador que quiera exprimir todo el jugo a un simulador del Campeonato del Mundo se verá satisfecho sin lugar a dudas, aunque si es alguien que adquiere por sistema cada entrega anual, no queda claro hasta qué punto conviene hacerse con esta nueva iteración en caso de tener la anterior. El modo Carrera de Representante muestra un adelanto prometedor de algo que en algún momento puede convertirse en el pilar de la franquicia, pero por el momento se queda a medio camino a la hora de ofrecer algo verdaderamente profundo como mánager. Aparte de esto, este título peca de conservadurismo después de una entrega ciertamente novedosa como era Valentino Rossi: The Game, o al menos, que se sentía como un paso a un lado. MotoGP 17 es un paso adelante, sí, pero uno muy pequeño, y que dificilmente será mayor mientras en este estudio no den por amortizado su motor gráfico.

Lo MejorLo Peor
Buen nivel de simulación con diferenciación entre categorías
El apartado visual no da más de sí, estando por debajo de lo exigible
El modo Carrera de Representante marca un buen comienzo para algo nuevo
Falta profundidad en los nuevos modos, y sobra conservadurismo en los conocidos
Todos los circuitos y pilotos oficiales, más alguno clásico
Una presentación y menús excesivamente austeros
Un estilo de conducción exigente, con dificultad personalizable

Puntuación

Bueno
Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.
Cómpralo sin miedo.
Jugabilidad

Milestone vuelve a hacer gala de un dominio total de las dos ruedas, con un estilo altamente exigente pero siempre adaptable a la habilidad de cada jugador, pudiendo personalizar cualquier parámetro para poder fijar un desafío a la altura. Es totalmente diferente pilotar una moto de Moto3 y una de MotoGP, y eso es una gran virtud sin lugar a dudas.

Gráficos

El motor Yebris 3 ya está al límite, y visualmente la franquicia no llega más lejos de lo que hemos visto en anteriores entregas y se mantiene en esta. Motos y pilotos están a una altura muy digna, pero los circuitos están poco detallados y algunas escenas antes y después de las carreras destacan especialmente para mal.

Sonido

Con una banda sonora que pasa desapercibida y que simplemente acompaña durante la navegación de los menús, el rugido de los motores está a un grandísimo nivel, con una importante diferenciación entre categorías. Destacar también la casi total ausencia de comentarista, salvo para introducir cada Gran Premio en una brevísima intervención.

Multijugador

MotoGP 17 ofrece múltiples alternativas para jugar en compañía, tanto online como local, competitivo o cooperativo a pantalla partida, pero este año se apuesta de manera importante por los esports. Los desafíos online permanentes ofrecen un reto constante y la posibilidad de competir de manera profesional a unos pocos jugadores.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
7
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Género: 
Conducción
Lanzamiento: 
15/06/2017
Voces: 
Español
Texto: 
Español
Plataforma: 
PC
También en:
PS4 XBO
+3Juego online

Añadir a mis juegos

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 44.99 € Comprar >
PAL/ES 44.90 € Comprar >
PAL/ES 44.90 € Comprar >
PAL/ES 24.97 € Comprar >

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad