Skip to main content
Publicidad
Overwatch

Análisis de Overwatch

review_game
| |

Blizzard ha decidido entrar por la puerta grande en el mundo de los shooters con una propuesta competitiva única y un toque MOBA que pretende cambiar el orden establecido en el género.

Desde nuestra primera partida apenas unos minutos después de que Blizzard lo presentase en la BlizzCon de 2014, supimos que con Overwatch se estaba gestando algo grande. Nacido de las cenizas de Titan, este proyecto guiado por la sabia dirección de Jeff Kaplan ha sabido convertirse en el FPS divertido, accesible y atractivo que todo el mundo quiere jugar. Uno de esos juegos que terminas probando aunque no sea tu género. Y despertar esa sensación en la mayoría de la comunidad gamer es un logro poco común. Overwatch es por méritos propios el juego del momento. Pero Overwatch  tiene muchas más virtudes debajo de ese resumen tan breve como aplastante. Por definición es un shooter por equipos, uno que ha sabido erigirse en heredero de clásicos legendarios y atemporales como Team Fortress, Quake III y los mejores Call of Duty, y recoger elementos más actuales de los Moba que han transmutado de género: counterpicking, habilidades, tiempos de cooldown, Ultimates y combinaciones de héroes para diseñar estrategias conjuntas, potenciarse o eliminar debilidades.

Overwatch (PC) Captura de pantalla

Y es que los verdaderos protagonistas de Overwatch, sus héroes -o villanos-, son más que diferentes entre sí, son únicos. Jugar con cada uno de los 21 con los que se lanza el juego supone 21 experiencias diferentes, 21 maneras y 21 acercamientos distintos al FPS. Algunos de los personajes podrían protagonizar ellos solos su propio juego y sería solvente. Detrás de cada héroe hay un legado. En algunos es más manifiesto que en otros, pero todos evidencian algunos rasgos en sus mecánicas que nos recordará a otros títulos, otros personajes, otros géneros que han terminado asimilando. Y en función de ellos, de nuestra manera de jugar y de la habilidad propia, tendremos que escoger entre esa plantilla para maximizar nuestras aportaciones al equipo.

Soldado 76 será el pick estándar de cualquier jugador de Call of Duty -o shooter moderno- por su velocidad de movimiento, cadencia de fuego, fuego alternativo y capacidad de regenerarse. En Pharah los veteranos encontraremos el tributo más sincero que se le ha podido hacer al lanzacohetes de Quake III Arena y al apuntado predictivo al suelo desde las alturas, Reaper toma en sus pistolas influencias de cualquier escopeta recortada overpowered que recuerdes -como la del primer Gears of War por ejemplo- con daño masivo en distancias cortas, Widowmaker, es el sueño húmedo de cualquier francotirador campero de Battlefield por su efectividad, visión infrarroja o movilidad para escapar una vez detectada, o Bastion, tan odiado como débil con un counterpick inteligente o experimentado, que transforma en personaje a la típica torreta fija del escenario que utilizamos momentáneamente y después abandonamos. Incluso estilos tan poco habituales en un FPS como cuerpo a cuerpo o melee, están presentes en lo que Overwatch ha ido recogiendo e incorporando para compactar en sus diferentes roles. Ataque, defensa, constructores, apoyo, tanques, healers, cada héroe del juego tiene unas funciones que cumplir -aunque no siempre sean las más obvias- y unas mecánicas a explotar en cuyas aplicaciones vemos novedades a diario por el ingenio de la comunidad.

Overwatch (PC) Captura de pantalla

En lo que corresponde a la jugabilidad y mecánicas de un shooter online competitivo, Overwatch es meridianamente perfecto. Equilibrado, accesible, profundo -Blizzard vuelve a darle sentido al “easy to learn, hard to master”-, con una continua sensación de recompensa y utilidad dentro de un grupo a cada partida -incluso en las derrotas-, diferentes roles donde encajar a cada perfil de jugador, y un control sólido y con muy buena respuesta. El esquema de manejo se presta al ratón y teclado como elección por defecto -y por tanto a la versión PC como la más recomendada- pero Blizzard ha hecho un buen trabajo mapeando todas esas acciones a los pads de PS4 y Xbox One -o en el mismo PC si así se prefiriese- conservando un control con el mismo potencial para los jugadores del FPS en consolas.

Overwatch (PC) Captura de pantalla

Sobre el papel cada héroe dispone de un fuego principal, uno secundario, dos habilidades y una Ultimate que se carga poco a poco. Apenas un par de minutos en la ficha de personaje -que se puede consultar al escogerlo- serán suficientes para conocer sus particularidades y cómo enfundarnos en su traje. Y eso es todo lo que se necesita saber cuando se juega por primera vez a Overwatch. El resto lo hará la práctica. Es importante ser consecuente con nuestras elecciones, porque el abanico de héroes es amplio -el número de 21 se percibe como consistente- y cada uno de ellos tiene una ‘skillcap’ o una habilidad del jugador requerida y recomendada antes de jugar con él. Con poca experiencia en el género o no demasiada habilidad se recomiendan como puerta de entrada personajes como Reindhart, Törnbjorn, Bastion, Winston, Soldado 76, D.Va o Zarya, mientras que ya para jugadores intermedios hablamos de Mei, Mercy, Reaper, Lucio, Symmetra, Junkrat o Roadhog, y unos más exigentes pero en los que compensa mucho invertir horas, Pharah, Widowmaker, Genji, Hanzo, McGree, Tracer o Zennyatta. Escoger un personaje avanzado demasiado pronto puede llevar a frustración, especialmente si todavía no se ha asimilado la principal máxima de Overwatch: esto es un shooter de equipos, no de lobos solitarios. Y como tal requiere que cada personaje juegue en una zona del mapa en la que explotar sus fortalezas. Un Zennyatta en primera línea no durará más de dos disparos -o uno si es de Widowmaker-, y lo mismo para un Reaper que intenta hacer daño a distancia y en campo abierto, o una Widowmaker que va al cuerpo a cuerpo.

Overwatch (PC) Captura de pantalla

Pero Overwatch requiere de nosotros que sepamos manejar a más de un héroe. El juego genera una versatilidad de situaciones tremenda, y para adaptarnos tendremos que cambiar de personaje. Un enano ingeniero puede ser poco útil en rondas de ataque pero es una elección casi obligada al defender, en cambio cuando atacamos si el equipo rival despliega torretas, hay que reaccionar con Hanzo, Genji, Tracer y Pharah, por ejemplo. Es un intercambio continuo de golpes en forma de counters de uno y otro lado eligiendo personajes hasta que se encuentra una táctica que funciona contra el equipo rival, a la que no sabe adaptarse, y a partir de ahí, explotarla hasta lograr la victoria. Overwatch hace buena la máxima de “adáptate o muere”. Asi que para ser funcionales, tendremos que manejar con solidez y conociendo sus entresijos -como las recargas rápidas de Bastion o Reaper- al menos entre cuatro y seis héroes. Y en ese intercambio constante de golpes, como juego de equipo, la comunicación es fundamental. El chat de voz con diferentes canales es una herramienta más para planificar estrategias, realizar ajustes cuando algo no funciona, pedir consejo, ayuda o alertar a compañeros de situaciones que se están desarrollando. La comunicación es tan necesaria que un headset se hace imprescindible.

Overwatch (PC) Captura de pantalla

El diseño de niveles ayuda bastante a desarrollar ese potencial de counterpick por equipos. Todos los mapas están medidos para ofrecer puntos donde explotar las habilidades de todos los héroes: puntos de campeo, recovecos, posiciones elevadas, ángulos muertos que dejan trayectorias en línea recta, interiores, exteriores, atajos, etc… 

En las 12 localizaciones se nota aplicado el trabajo narrativo de Chris Metzen y otros creativos de Blizzard desarrollando con fuerza un nuevo universo, rico, con antecedentes y transmedia -cómics y cortos más allá del videojuego- tan carismático como profundo desde el que reinterpretar cómo sería el mundo 300 años en el futuro tras una crisis -Ómnica- y unos héroes como protagonistas bien desarrollados en personalidad, motivaciones e historia -bastante más que los del shooter promedio, y de lejos los que más en cualquier modo multijugador- a los que el mundo necesita.

Overwatch (PC) Captura de pantalla

Desde los templos japoneses con florencientes árboles de sakura en Hanamura, al Nepal ómnico-tibetano, la festividad y arquitectura mexicana de Dorado o la inglesa victoriana de King’s Row, la futurista Shangai que reimagina Torre Lijiang, la Rusia mecánica e industrial de Volskaya, o el Egipto faraónico del Templo de Anubis, los fondos están llenos de detalles, huevos de pascua, homenajes y una magistral reinterpretación de los tópicos de cada uno los países en los que se basa -menos el centro de observación de Gibraltar, donde no se aprecia bandera-. Los carteles con las películas de estreno de Hollywood, o los paneles de cada base Overwatch con información coherente o de background de la historia. El universo que ha arrancado Blizzard con su nueva IP es tremendamente carismático, con muy buen gusto desarrollando todos sus aspectos, y bien plasmado.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
9
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 34.78 € Comprar >
PAL/ES 49.90 € Comprar >
PAL/ES 49.99 € Comprar >
PAL/ES 49.90 € Comprar >
Género: 
Acción
Subgéneros: 
First Person Shooter
On-line: 
12 Jugadores
Lanzamiento: 
24/05/2016
Voces: 
Español
Texto: 
Español
Plataforma: 
PC
También en:
PS4 XBO
+12Juego onlineViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad