Skip to main content
Publicidad
Redout

Análisis de Redout

review_game
| |

A toda velocidad por escenarios de auténtica locura intentamos ganar la liga Redout. Heredero espiritual de sagas ilustres como F-Zero y WipEout, sus influencias son tan evidentes como bien gestionadas, ofreciendo una experiencia audiovisual de primer nivel.

Tras las huellas de F-Zero y Wipeout

Una de las mejores cosas que pueden decirse de Redout es que las apariencias no engañan: todo cuanto podría pensarse que este juego debe ofrecer tras el primer vistazo es exactamente lo que se plasma en nuestra pantalla. Preparaos para coger firmemente los mandos de vuestra nave y comenzar la inmersión en un nuevo nivel de los juegos arcade de carreras. 

Cabe señalar, en primer lugar, el atractivo acabado visual que el juego sostiene en todo momento. Los menús combinan cierta sencillez minimalista con un pequeño tinte futurista al acceder a ciertas opciones o modos, todo dispuesto para empezar a jugar cuanto antes e ir descubriendo los entresijos sobre la marcha: la seña de identidad es la acción desenfrenada y no hay nada mejor que comprobar que todo funciona a las mil maravillas para comenzar con buen pie. Y es que al excéntrico modelado de naves se unen unos trazados geniales y enrevesados, constantes y espectaculares efectos de luz y una banda sonora que completa nuestra experiencia a golpe de bombo electrónico. Un rendimiento a la altura es la guinda para brindarnos innumerables horas de diversión al tiempo que alucinamos con cada avance.

20160925233948_1.jpg Captura de pantalla

El modo principal consiste en una liga en la que desbloqueamos pruebas conforme subimos nuestro nivel de piloto, lo cual se logra a base de competir una y otra vez, recibiendo experiencia según nuestro resultado. También tendremos recompensas en forma de dinero con el que adquirir nuevas naves y mejoras. Al igual que ocurre en otros juegos del mismo género, podemos repetir un evento tantas veces como queramos y no hay un orden impuesto para jugar los que vayamos desbloqueando. Además, existen cuatro niveles de competición, cada uno de ellos con sus propias naves disponibles y, por supuesto, a cada cual con mayores niveles de velocidad y exigencia. Teniendo en cuenta que hay un total de seis fabricantes disponibles, podemos disfrutar de hasta veinticuatro vehículos diferentes, lo que, unido a las veinte pistas totalmente únicas distribuidas en cuatro localizaciones cargadas de personalidad, hace unos números excelentes para un juego de estas características.

También hemos de hacer hincapié en la variedad de modalidades de competición que podemos encontrarnos tanto en el modo trayectoria (el principal del que estamos hablando) como al seleccionar una simple carrera rápida, entre las que destacan los clásicos contrarreloj, carrera o eliminación, pero igualmente brillan con luz propia propuestas más originales como los modos velocidad (una prueba cronometrada en la que el tiempo se detiene mientras circulamos por encima de una determinada velocidad), puntos (en el que cuenta tanto la posición que ocupemos como nuestro buen hacer al no chocarnos y circular a toda pastilla, lo cual aumentará nuestro marcador) y, por supuesto, el que posiblemente sea la joya de la corona, el modo boss, consistente en una carrera a través de los cinco circuitos de una determinada localización unidos entre sí, de modo que tendremos un reto más imprevisible, largo y espectacular que nunca.

20160927202454_1.jpg Captura de pantalla

Comentados todos estos rasgos de Redout, debemos focalizar nuestra atención en varios puntos clave de la jugabilidad. En primer lugar, hemos de destacar que el control es muy preciso y bebe directamente de las últimas entregas de la aclamada saga WipEout, aunque manteniendo rasgos de personalidad propia que obligarán a aplicarse a fondo incluso a los más veteranos para lograr dominarlo a la perfección. No en vano, de hecho, estamos ante un juego que comprende un verdadero reto para el usuario, ya que ofrece poca piedad desde el primer momento y hace muy necesario el buen uso de mejoras y potenciadores en nuestras naves.

A toda velocidad

Las primeras son simples añadidos que aumentan determinadas estadísticas del vehículo, mientras que los segundos son parte clave de cada carrera al consistir en los ítems que podremos usar durante la misma: no los recogemos por el escenario, sino que los compramos (y mejoramos) desde el menú y, antes de cada evento, seleccionamos cuáles queremos utilizar, pudiendo escoger uno activo (ventajas ocasionales como impulsos, escudos o mejoras temporales en el control) y otro pasivo (características especiales que funcionan permanentemente durante esa prueba, como tener más salud total o una recarga más rápida de la barra de energía). No hay lugar para misiles y armas de fuego que minen directamente la salud del rival, aunque se incluye un sistema de turbo basado en la citada barra de energía que se regenera tras cada uso. Tener en cuenta todas las características de la prueba que vamos a disputar es importante para elegir la nave y potenciadores en consecuencia y, aun con todo, sufriremos de lo lindo para superar con éxito los eventos más complicados, especialmente si no nos conformamos con menos que un oro.

20160926200840_1.jpg Captura de pantalla

La culpa de una curva de dificultad tan pronunciada la encontramos en diversos factores: la exigencia en sí, pues incluso para las primeras pruebas contrarreloj podemos vernos apurados; la endiablada velocidad que tienen las naves desde un primer momento; y una IA realmente agresiva que, dicho sea de paso, es la fuente de los más graves fallos del juego al verse afectada por algunos bugs que, aunque van arreglándose mediante actualizaciones, siguen apareciendo en contadas ocasiones, especialmente en forma de rivales suicidas que pueden llegar a dejarnos prácticamente solos en carrera, extremo al que afortunadamente sólo hemos llegado en una ocasión.

Este error es historia si atendemos a un modo online que está llamado a convertirse en el nido de auténticos maestros de la velocidad, pero que por ahora funciona con cuentagotas debido al escaso tráfico de usuarios. Con todos los modos, naves y circuitos disponibles, estas competiciones para hasta doce jugadores deberían llegar a ser la máxima expresión de Redout, un juego hecho para perfeccionistas de la conducción más arcade. Sin embargo, lo que echamos de menos es un modo multijugador local, cuya ausencia es realmente inexplicable en un título de estas características.

20160927142018_1.jpg Captura de pantalla

Conclusión: 

Redout es una obra de calidad evidente que hace honor a todas sus influencias. Un control preciso y el magnífico espectáculo audiovisual que ofrece son sus mejores armas, que se ven aderezadas con una dificultad directamente proporcional a su hilarante velocidad. Por calidad y cantidad de contenido, se antoja realmente recomendable.

Lo MejorLo Peor
Un control muy pulido, realmente trabajado.
La ausencia de multijugador local, totalmente inexplicable.
Audiovisualmente impactante, un espectáculo puro.
Algunos fallos de IA que pueden empañar la experiencia en ciertas pruebas.
La gran cantidad de naves, circuitos y modos, coronándose con la modalidad boss.
Ofrece un reto difícil, estimulante, divertido y muy largo.

Puntuación

Excelente
Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.
Cómpralo sin pestañear.
Jugabilidad

Todos los elementos del juego, desde el control al diseño artístico, están al servicio de este apartado, rozando la perfección. Tan sólo solucionar algunos fallos de IA contribuiría a redondearlo aún más.

Gráficos

Diseño atractivo y trabajado, rendimiento muy fino y efectista con mucho acierto. Aunque técnicamente no es lo más puntero en cada aspecto, lo cierto es que verlo en movimiento es todo un espectáculo.

Sonido

Inseparable del apartado visual, contribuye a crear la atmósfera ideal para disfrutar sin reparos de Redout. Las pistas de audio asignadas a cada localización logran redondear una experiencia sobresaliente.

Multijugador

Multijugador: Poder disfrutar de todo el contenido frente a otros usuarios es el reto definitivo. Carreras para hasta 12 jugadores que aún están arrancando debido a la escasez de salas disponibles.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
9
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Género: 
Conducción
On-line: 
12 Jugadores
Lanzamiento: 
02/09/2016
Voces: 
Inglés
Texto: 
Español
Plataforma: 
PC
+7Juego online

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad