The Thin Silence (PC)

PC

Imagen de The Thin Silence (PC)

The Thin Silence, análisis

Nota Meri 7 Bueno

Usuarios

Tu Nota Puntua!

The Thin Silence, análisis: Luz en la noche

“Un hombre esperanzado se reconforta incluso en la oscuridad”, explica el padre de Ezra Westmark, protagonista de esta aventura. Como su progenitor en el pasado, el personaje principal está atravesando una etapa de profunda depresión. Y es que The Thin Silence se conforma como una experiencia introspectiva que explora esta dolencia psicológica, la falta de autoestima, las vicisitudes y las pruebas que las personas sufren a lo largo de su existencia.

“Entre la penumbra, el juego resalta ese sonido, ese delgado silencio que nos llama en nuestras horas más oscuras. ¿Cuál es su naturaleza?, se preguntará el lector curioso. Se trata de un “sonido que no podemos escuchar o describir, pero que de alguna manera nos confiere la fuerza para volver a intentarlo y superar obstáculos que antes eran infranqueables”.  

Según afirma la web oficial del videojuego, The Thin Silence no es “un título sobre el éxito, sino que “se recrea en tu peor momento y te hace encarar el siguiente”. El objetivo es “caminar junto a Ezra y sacarlo de la negrura, descubriendo el camino y la esperanza que lo guía hacia el hogar”.

The Thin Silence (PC) Captura de pantalla

Lo nuevo de TwoPM Studios está en producción desde 2013 y cuenta con el apoyo de CheckPoint, una organización benéfica especializada en salud mental, videojuegos y tecnología. La obra es, por lo tanto, algo más que un producto comercial. A través de sus píxeles y de la historia que narra, trata de profundizar en el asunto de las enfermedades mentales, tema tabú de la sociedad que en los videojuegos ha sido tocado recientemente por el notable Hellblade: Senua’s Sacrifice, el exitoso trabajo de Ninja Theory, también creadores de Heavenly Sword, Enslaved: Odyssey to the West y del reinicio de Devil May Cry.

Este videojuego funciona como una aventura narrativa, pero no en el sentido de los productos a los que últimamente estamos acostumbrados. Más allá de contar una historia, que lo hace, The Thin Silence refleja las dudas y el afán de superación del ser humano por medio de las mecánicas jugables. A Ezra le carcome su pasado, cree que todo el mundo le aborrece, pues en su mente es el culpable de que la guerra comenzara. Su faceta argumental se desarrolla a través de diálogos ocasionales y de documentos que Ezra halla desperdigados por los escenarios. Sin embargo, la diégesis narrativa resulta un tanto confusa y se pierde entre flashbacks y discursos del presente. Además, aquellos jugadores que tengan problemas con el inglés se encontrarán con el muro idiomático, pues no ha sido traducido al español.

Con todo, los desarrolladores han dotado a la arquitectura jugable de lenguaje narrativo. El viaje, los problemas a resolver y la satisfacción de hacerlo, son una metáfora de la montaña rusa de emociones, del largo camino que la persona depresiva debe recorrer en busca de la luz. TwoPM Studios invita al jugador a usar la sesera para desentrañar puzles y continuar avanzando por los niveles.

The Thin Silence (PC) Captura de pantalla

Cada estancia ha sido diseñada como un puzle. De ese modo, Ezra tiene que interactuar con los escenarios para desbloquear sendas antes vedadas. Para ello, se ha de valer de todo tipo de objetos. El juego incorpora un sistema de crafteo que permite mezclar ítems para modificar o crear nuevos. Si bien algunos títulos ofrecen pistas con el objetivo de llevar de la mano al usuario, en este caso concreto se ha querido fomentar el ingenio. Es la persona a los mandos la que debe discurrir, pensar qué objeto funciona en el lugar concreto y tratar de diseñar nuevos en el caso de la situación lo requiera.

Así las cosas, Ezra camina por tenebrosas salas, donde mueve rocas para poder encaramarse a lugares altos utilizando el garfio. Las botas metalizadas le permiten dar patadas y echar abajo barreras que luego utiliza de puertas, mientras que un buen bote de combustible le brinda la posibilidad de activar paneles eléctricos. Se puede dar el caso de que al desperdiciar alguno de los recursos, el camino quede bloqueado y sea imposible avanzar. En ese supuesto, el videojuego ofrece la opción de resetear el nivel, volver a analizarlo y actuar en consecuencia.

Como las pistas son inexistente, nos hemos quedado atascados en ciertos puntos de la aventura. Sin embargo, en ningún momento nos ha embargado la frustración. La resolución de los puzles no es siempre sencilla, pero no es en absoluto un quebradero de cabeza. De hecho, la sensación de satisfacción al superar las pruebas es de lo mejor de este título. Eso sí, la velocidad del personaje es excesivamente lenta.

The Thin Silence (PC) Captura de pantalla

The Thin Silence se sirve asimismo de un aspecto gráfico de estilo pixel art. Es cierto que el diseño de los personajes no es excesivamente vistoso, pero el conjunto mantiene cierto encanto retro. Por su parte, la banda sonora original aparece en momentos concretos y nos ha parecido notable. Estamos ante una obra que juega con el sonido, la música y los silencios, un tridente que funciona de maravilla en conjunto.

Tras disfrutar del videojuego, a uno le queda un poso esperanzador. Y es que a pesar de todos los males, de la depresión, de los problemas del día a día, salir del pozo es posible. El fino silencio, ese sonido hueco que está presente pero que no se escucha, que se encuentra en nuestro interior, es el motor que todo lo mueve, que nos permite salir adelante cuanto creemos que todo está perdido. Un canto a la esperanza, un mensaje alto y claro de superación y de salud mental.  

The Thin Silence (PC) Captura de pantalla

Conclusión

The Thin Silence es un videojuego narrativo que se apoya en la resolución de puzles y en la superación de diversos problemas con el fin de que el personaje abra los caminos necesarios para avanzar. La jugabilidad es en sí misma una metáfora del tema que trata, que no es otro que el de una de las enfermedades mentales más devastadoras que existen: la depresión. Por medio de la arquitectura jugable y de un argumento que se cuenta a través de textos y documentos, la obra construye un discurso esperanzador, sin olvidar los recovecos de absoluta oscuridad que la persona afectada sufre. Sin embargo, la diégesis de la historia es un tanto confusa y se pierde un poco entre flashbacks y eventos del presente. Por desgracia, el título no ha sido traducido al español. 

La interactividad de los escenarios es otro de los pilares en los que se sustenta la aventura. Mover una roca, desplegar un puente o activar un dispositivo eléctrico solo se puede hacer si elegimos el ítem específico para ello. El juego proporciona herramientas para modificar y construir nuevos objetos a partir de otros que guardamos en el inventario, aunque es el jugador el que debe experimentar con las combinaciones si desea dar con el objeto adecuado. No es que el ritmo de juego lento sea su mayor defecto, pero la lentitud del personaje llega a exasperar. 

La música, el sonido, el silencio, tres aspectos que el equipo desarrollador ha tenido en cuenta con el objetivo de crear la atmósfera requerida. Su aspecto gráfico, por su parte, sigue la línea pixel art de muchas de las producciones indie actuales. Sin grandes pretensiones, el aspecto retro sigue teniendo el encanto de siempre. 

Lo Mejor

  • La premisa introspectiva y el tratamiento de las enfermedades mentales
  • Puzles satisfactorios
  • Las posibilidades a la hora de combinar y crear nuevos objetos
  • La banda sonora original

Lo Peor

  • El movimiento del personaje es demasiado lento
  • El desarrollo de la historia resulta algo confuso
  • No está traducido al español
7
Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana