World to the West (PC)

PC, PS4, XBO

Imagen de World to the West (PC)

Análisis de World to the West

Nota Meri 8 Muy Bueno

Usuarios

Tu Nota Puntua!

Hace unos años recibíamos Teslagrad, un juego con vista lateral en el que debíamos superar numerosas situaciones con habilidad e inteligencia. Ahora llega World to the West, nueva producción de Rain Games en la que encontramos claras referencias a la sociedad teslamante creada en su anterior obra, pero que se distancia de aquella en todo lo referente a la trama, ofreciendo otras localizaciones del mismo mundo y una historia completamente independiente. Además, el propio estilo ofrece particularidades que difieren de aquella propuesta, cambiando el enfoque lateral por un entorno totalmente 3D y vista isométrica, amén de varias diferencias jugables que desgranaremos a continuación.

El poder de la providencia

Todas las historias tienen un comienzo, pero esta cuenta con cuatro. Así, Lumina, una muchacha de Teslagrad, se encuentra trasteando con un teletransportador junto a sus hermanos pequeños y es víctima de la curiosidad del menor, que la acaba enviando a un lugar completamente desconocido. Cerca de allí, en una mina gobernada por la exclavitud infantil, el pequeño Knaus es expulsado por rebelde y condenado a morir a manos de los grues, criaturas horrendas de enormes bocas y dientes afilados, por lo que tendrá que apañárselas para salvar su vida. Por otro lado, la cazatesoros Teri es contratada por un magnate sin escrúpulos llamado Tychoon para conseguir un extraño artefacto oculto en un antiguo templo. En último lugar, el narcisista Lord Conington, un hombre con más músculo que cerebro y más ego que músculo, llega a la Sociedad Adinerada (sátira continua del capitalismo más descarnado la que veremos a lo largo del juego) con el objetivo de alzarse con los más altos honores y ser reconocido como su miembro más excelso. Los caminos de todos ellos se cruzarán del modo más insospechado y tendrán que unir fuerzas para evitar una catástrofe mucho mayor que cualquiera de los motivos privados que originalmente les movían.

World to the West (PC) Captura de pantalla

Aunque esta es la presentación básica del juego, los capítulos iniciales en los que conocemos a los personajes y sus características básicas ocupan unas cuantas horas de acción, sirviendo al jugador para adaptarse a las mecánicas y conocer el entorno, así como recopilar objetos clave para adquirir todas las habilidades disponibles de cada cual. El primer contacto es, para trazar un símil muy familiar, como el de varias entregas de la saga Zelda: un mapeado muy grande, en este caso ampliado por la existencia de dos planos (el subsuelo ofrece también espacio explorable), con muchos caminos bloqueados por obstáculos que podremos evadir con el paso del tiempo y que, en un principio, nos marcan un camino a seguir. Además, el desarrollo del juego, ampliando el abanico de objetos y habilidades, así como el propio sistema de combate, también recuerdan el estilo de algunas aventuras de Link, aunque la duración pueda ser un poco menor de lo habitual si nos atenemos a lo que se tarda en completar la historia (entre 12 y 13 horas, nada mal tampoco).

Uno para todos y todos para uno

Sin duda lo más llamativo es la combinación de posibilidades de cada personaje para resolver situaciones y seguir avanzando. En un primer momento nos limitaremos a uno o dos protagonistas, pero llegados a un punto tendremos a los cuatro completamente a nuestra disposición, pudiendo dirigirlos uno tras a otro en la misma dirección o decidiendo explorar con cada cual por separado. Para facilitar el manejo tenemos numerosos tótems de posición repartidos por el mapa que permiten moverse instantáneamente entre ellos, aunque para tal fin habremos de haber descubierto tales marcadores con el personaje en cuestión (es decir, aunque hayamos llegado a un lugar con, por ejemplo, Lumina, no podemos teletransportarnos hasta allí con Lord Conington). En todo caso, esto hace que perderse por el mapa con cualquier personaje pueda ser totalmente útil a pesar de encontrar un obstáculo que sólo pueda sobrepasar otro, dado que el desplazamiento hasta allí no suele ser excesivamente engorroso.

World to the West (PC) Captura de pantalla

Por lo general, en todo caso, tendremos localizaciones que exigirán la acción de todo nuestro equipo, lo cual nos forzará a usar el ingenio e ir descubriendo qué pasos necesitamos hacer con cada uno para posibilitar la acción de otro y seguir avanzando. Expuesto de manera muy resumida, Lumina tiene capacidad para utilizar diversos objetos y poderes eléctricos, Knaus se aprovecha de su pequeño tamaño para colarse donde nadie más puede, Teri es capaz de controlar a las bestias que encontremos y aprovecharse de sus habilidades, y Conington se vale de su fuerza bruta para escalar y pegar mamporros. Sin duda, la resolución de escenarios a base de combinar potenciales es lo más satisfactorio del juego, y en ocasiones ofrece retos muy interesantes al respecto.

No obstante, la parte más exigente es la exploración pura y dura: en ocasiones resultará obvio que hay un puzle a resolver mediante acciones conjuntas, pero el camino hasta algunas localizaciones clave y la búsqueda de algunos objetos necesarios para avanzar pueden ser experiencias algo más duras. De hecho, uno de los puntos menos convincentes es la necesidad de recolectar ciertos coleccionables para avanzar en algún determinado momento. Es cierto que, además, desbloquean una historia ancestral que puede dotarles de interés propio, pero se antoja como un camino fácil para forzar la exploración del mapeado de un modo algo innatural que puede llegar a resultar frustrante, si bien hay que admitir que en ningún caso se obliga a coleccionar todos, ni siquiera la mayoría, por lo que es posible cumplir con ello sobre la marcha.

World to the West (PC) Captura de pantalla

Por otro lado, sorprende bastante la escasez de tareas secundarias o más pequeñas que completar. Todos los objetos se consiguen con relativa rapidez así que, salvo alguna curiosidad como los combates de boxeo o la recolección de los propios coleccionables y puntos de salud, no hay mucho más allá de buscar la consecución de la historia principal. Esto también lleva a que el dinero que se consigue en el juego tenga muy poco sentido, pues se acumula en grandes cantidades pero apenas hay oportunidad de gastarlo. Aquí tenemos algunos elementos que constituirían un buen punto base para ampliar ideas respecto a lo comentado sobre modos de incentivar la exploración que darían algo más de variedad al título. 

La importancia del buen gusto

No obstante, hay que remarcar que el diseño de cada escenario está muy bien planeado y algunos rompecabezas son una gozada de resolver, relegando siempre el combate, funcional aunque limitado, a un adecuado segundo plano. La estructura de los mismos, en todo caso, varía mucho de unos a otros: pantallas que son meramente de paso y pueden no contener absolutamente nada interesante, edificios u otras construcciones que encierran algún secreto, lugares con cierto interés que sorprendentemente pasan totalmente inadvertidos para el transcurso de la trama, etc. También hay que reseñar la escasez de mazmorras al uso, que por lo general son estructuras pequeñas y cortas con un puzle muy concreto que requiere de la acción cooperativa, y cuyo principal impacto en la jugabilidad es el modo de llegar a ellas, amén de algún que otro jefe final.

World to the West (PC) Captura de pantalla

Sobre el conjunto audiovisual, el elemento que más llama la atención es el apartado artístico y toda la atmósfera que envuelve el mundo creado por Rain Games. A pesar del cambio de perspectiva, los diseños siguen un estilo muy alineado con Teslagrad, y tanto la banda sonora como el acabado técnico rayan a buen nivel. Hemos experimentado algunos problemas en ocasiones muy aisladas con el movimiento de algunos personajes, pero en cuanto a apariencia, rendimiento y funcionalidad en general se aprecia un buen trabajo. Además, el tono humorístico casa sorprendentemente bien con algunos temas nada inocentes que trata, lo que completa un conjunto digno de verse en esa estética infantil y coloreada. En definitiva, podemos observar un trabajo notable al respecto.

Este análisis se ha hecho con un código de la versión de Steam.

Conclusión

Una aventura fantástica con entrañables personajes que encandilará y atrapará a más de uno. Buenos diseños de escenarios, un mapeado de tamaño considerable, una ingeniosa propuesta basada en la colaboración entre los protagonistas y algunos detalles muy interesantes en su historia son ingredientes para tener a World of the West como una gran opción de compra, a pesar de un desarrollo algo irregular y de no ser lo nunca visto.

Lo Mejor

  • El buen diseño de escenarios, puzles en sí mismos en muchos casos.
  • La atmósfera en general es muy llamativa: diseño, humor, temas que toca la trama…
  • La combinación de habilidades entre personajes.

Lo Peor

  • La exploración no siempre es del todo satisfactoria.
  • La dificultad es algo baja en general.
8
Muy Bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.

Jugabilidad 8

Entre el gran mapa, los divertidos puzles y la mecánica de combinar habilidades hay motivos de sobra para valorarlo positivamente. El sistema de combate y algún punto más falto de inspiración en su desarrollo restan un poco. 

Gráficos 7

Sin virguerías técnicas, cumple muy bien ofreciendo un mundo colorido y bien diseñado, con algunas estampas realmente preciosas. 

Sonido 8

La banda sonora ambienta de forma genial y ayuda a conformar un apartado audiovisual notable. 

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana