MLB 17 The Show (PS4)

PS4

Imagen de MLB 17 The Show (PS4)

Análisis de MLB The Show 17

Nota Meri 8,5 Muy Bueno

Usuarios

Tu Nota Puntua!

MLB The Show 17 llega a tiempo para el comienzo de una nueva temporada de béisbol en Estados Unidos, en la que cada equipo disputa nada menos que más de 160 partidos. Curiosamente, se trata del deporte rey en Estados Unidos, pero probablemente sea el menos seguido en nuestro país tras el fútbol americano, el hockey sobre hielo, y por supuesto, el baloncesto. Este hecho muchas veces pasa desapercibido, pero sin duda la exclusividad de esta licencia en PlayStation 4 sea un motivo más para que la consola de Sony haya mandado en el mercado norteamericano en esta generación, después de tanto tiempo de dominio por parte de la marca Xbox.

theshow17-featured.jpg Captura de pantalla

De hecho, y aunque parezca mentira, esta franquicia llega esta temporada a las 11 de experiencia -comenzó en PlayStation 2-, siempre con el estudio de San Diego a cargo, un equipo cuya dedicación prácticamente exclusiva a esta licencia le ha permitido alcanzar unas cotas de simulación solo equiparables a las de 2K Sports y su NBA 2K. La franquicia baloncestística es ejemplar a la hora de ofrecer un simulador deportivo con total fidelidad al deporte que representa, pero este juego que nos ocupa no le anda a la zaga, por mucho que desconozcamos tanto del deporte del bate más allá de su protagonismo en alguna película o aquel episodio de Los Simpson en el que Homer se daba cuenta de lo aburrido que es sin cerveza de por medio.

Aún así, sabemos que muchas veces el deporte virtual es bastante más divertido que el real, y este es el mejor ejemplo. Si hay algo capaz de aficionar al beísbol a cualquier persona fuera de las fronteras de Estados Unidos -o Cuba y Japón, donde también es muy popular-, es este videojuego.

Conociendo las vicisitudes del béisbol

Hace ya muchos años pude comprender los objetivos, tácticas y reglamento del fútbol americano gracias a la franquicia Madden, de Electronic Arts, y afortunadamente el béisbol es bastante menos complejo. Cualquiera que esté dispuesto a darle una oportunidad a MLB The Show 17 no tardará en entender de qué va este deporte, pero si nos quedamos en la intervención de dos jugadores, pitcher -lanzador- y bateador, estaríamos simplificando demasiado. Basta echar un vistazo simplemente a las plantillas para darnos cuenta de la cantidad de variables y posiciones que influyen en un partido de béisbol, y que de verdad ofrece más profundidad de la que aparenta. Las horas a este juego sin duda van a permitir todas estas características, pero la cantidad de contenido de los juegos deportivos de hoy no es la de antes, y evidentemente va a haber que profundizar bastante hasta llegar al punto de dominar el juego y poder enfrentarse a retos mayores, offline y sobre todo, online.

mlb_the_show_17_1.jpg Captura de pantalla

Si hay algo que se les da bien a los americanos es dotar de épica a cualquier cosa, incluso al béisbol, un deporte de ritmo tan pausado. Una intro realmente espectacular y que hace referencia a la historia de este deporte nos presenta los primeros pasos a dar, que no podían sino consistir en un completísimo tutorial. Ya este muestra un atisbo de los tipos de controles que nos vamos a encontrar en nuestras próximas horas, aunque por fortuna cada aspecto del juego cuenta con varios niveles de complejidad, y por ejemplo, podremos batear simplemente pulsando un botón en el nivel más bajo o eligiendo fuerza, dirección, etc. en el más alto. Ojo, insisto, estoy hablando de complejidad, no de dificultad, y es que MLB The Show 17 ofrece un nivel de personalización encomiable.

Eso incluye una grandísima idea, y que a partir de ya deberían comenzar a copiar sin tapujos otras franquicias deportivas, como es la dificultad dinámica. Nuestro acierto -o falta de él- a la hora de lanzar la bola o batearla irá marcando cuán difícil será en las próximas ocasiones, convirtiendo el juego en un desafío constante a la par que accesible, sin hacerlo frustrante y sin necesidad de estar contínuamente entrando y saliendo de menús para cambiar esa dificultad manualmente.

mlb_the_show_17_2.jpg Captura de pantalla

Una vez en el campo, una presentación televisiva nos da la bienvenida a un apartado técnico en el que sobresalen los modelados faciales y corporales de jugadores, así como prácticamente cualquier zona del estadio, incluído el marcador, una espectacular pantalla gigante y el público, que a pesar de no estar a ese nivel, no se representa en absoluto con meros monigotes de cartón piedra. Los asistentes, incluso, serán capaces de lanzarse a por una bola que vaya a parar a una grada, lo que a pesar de ser un detalle nimio, no hace sino profundizar aún más en un gran trabajo de ambientación. Hay que afrontar que el béisbol es un deporte que no tiene ni por asomo la intensidad de otros, es pausado, pero aunque carezca de la épica de otros, Sony San Diego hace todo lo posible para que MLB The Show 17 sea un juego espectacular a pesar de todo. La simulación deportiva está a una altura aún mayor que la presentación, ya que el ritmo del juego está perfectamente plasmado y hay detalles tremendos en la IA, como que la velocidad a la que lanzan la bola a una base depende de la distancia a la que esté el jugador rival de la misma, arriesgando menos si aún le queda un trecho por recorrer, por ejemplo.

Para dar más énfasis todavía en este aspecto, investigando a fondo en las características de cada jugador es posible descubrir algo llamado Quirks. Estas no son sino habilidades -o debilidades- pasivas de cada uno, y puede que encontremos a un pitcher especialmente eficaz en los partidos fuera de casa, o en los que se disputan por la noche. El béisbol -como cualquier otro- es un deporte de conocer las fortalezas y debilidades propias y del rival, y MLB The Show 17 da todas las herramientas necesarias para ello.

Contenido hasta destrozar el bate

MLB The Show 17 ofrece una cantidad de contenido apabullante en todos los sentidos, y en cuanto a modos de juego cuenta con algunos que ya nos van a resultar familiares de otros videojuegos, pero a los cuales aquí se les da una vuelta de tuerca interesante. Sin ir más lejos, lo más interesante lo ofrece Diamond Dynasty, el equivalente al Ultimate Team de FIFA o Mi Equipo de NBA 2K, puro coleccionismo de cromos y donde no faltan la casa de subastas ni por supuesto, y por desgracia, la compra de sobres con dinero real. Sin embargo, a la hora de poner en liza a nuestro equipo, al que dotaremos de un uniforme absolutamente ridículo a no ser que pasemos un buen rato creándolo, las posibilidades son múltiples.

mlb_the_show_conquest.jpg Captura de pantalla

Hay partidas online con ranking, un modo Battle Royale en el que draftear jugadores para enfrentarnos a otros jugadores y conseguir recompensas según nuestra actuación, y lo más curioso, un modo Conquest realmente original y ya presente en la edición anterior. Este no es sino una suerte de Risk donde las unidades se cuentan por millones de fans, y a modo de juego de estrategia, replegamos nuestras unidades, nos reforzamos y por supuesto, atacamos otros territorios. Esto no supone ningún problema si avanzamos hasta uno vacío, pero si este está ocupado por otra franquicia, entraremos en una fase donde se da a elegir entre simular el partido directamente o jugarlo. Si salimos vencedores nos quedaremos con los fans rivales, más cuanto más elevada sea la dificultad que hayamos elegido para el partido, que ya de por sí es elevada al principio por culpa de un equipo repleto de jugadores de tercera o segunda fila, en el mejor de los casos.

mlb_the_show_17_jugador.jpg Captura de pantalla

Mientras, el modo estrella, como en casi todos los juegos deportivos, es Road to the Show. Es decir, ese en el que acompañamos a nuestro alter ego a través de su carrera comenzando desde los campus pre-draft hasta la élite, aunque al contrario que en otros modos similares, el peso narrativo es prácticamente nulo en este caso. En su lugar, el narrador cuenta la historia como si de un documental se tratara, pero las escenas cinemáticas que la adornan no están a la altura del resto del conjunto en su apartado técnico, aunque afortunadamente no sean lo más importante. Como es habitual, sí que hay toma de decisiones, pero demasiado convencionales y obvias, con lo que cuanto más diplomáticos y simpáticos seamos en nuestras respuestas, mejor nos irá deportivamente, algo que a priori no debería tener mucho que ver.

mlb_the_show_17_road_to_the_show.jpg Captura de pantalla

Las estadísticas del estudio marcan que este es el modo más jugado de la franquicia, de la misma manera que Mi Jugador lo es en NBA 2K y que El Camino tuvo un esperanzador estreno en FIFA 17. Sin embargo, y a pesar de que las posibilidades y opciones son enormes, se echa en falta algún aspecto claramente diferenciador respecto a otros videojuegos deportivos, ofreciendo un modo extenso pero que se puede hacer muy, muy largo si elegimos la posición en el campo equivocada.

La oferta se completa con el habitual modo Franquicia, donde es posible elegir hasta qué punto estamos dispuestos a tomar responsabilidades, pudiendo limitarnos a las labores de entrenador o añadir las de despacho, y aquí hay que estar muy preparado. La cantidad de opciones es tanta como cualquier videojuego que solo se centra en este apartado, y tratándose de un videojuego de un deporte relativamente desconocido y con una temporada regular de más de 150 partidos… Contando con todo esto es evidente que la cantidad de horas que hay por delante es absolutamente abismal, siempre que uno esté dispuesto a profundizar en algunas características menos agradecidas del deporte como es el de los fichajes o las finanzas, así como disputar tantos partidos de un par de horas de duración. Para solucionar esto, un añadido que es un acierto rotundo es Critical Situations, que como su propio nombre indica, pausará un partido simulado en un momento decisivo y nos permitirá tomar el control total del mismo. De esta manera, nos ahorra tiempo de juego en temporadas tan tremendamente largas, y por qué no decirlo, Sony San Diego se quita la responsabilidad de nuestros resultados en partidos simulados por completo.

Este análisis se ha realizado con un código de descarga para PlayStation 4.

Conclusión

MLB The Show 17 es uno de los mejores simuladores deportivos del mercado, y solo la -escasa- popularidad del béisbol en nuestro país lo aleja de cotas mayores, evidentemente. Solo el poder disfrutarlo ya es un logro, no nos engañemos, ya que hace años era totalmente impensable que estos títulos fueran distribuidos en Europa, pero este es sin duda uno de los beneficios del mercado digital. Ni que decir tiene que un fan de este deporte se va a encontrar con una compra radicalmente recomendable, ya que se va a ver satisfecho con creces con un título que cubre absolutamente todos los aspectos del béisbol: mánager, jugador, coleccionista… Solo uno de estos modos ya presume de contenido para mantener entretenido al jugador entendido a lo largo de una temporada completa, pero… ¿y al que no lo sea? Pues aquí tiene la mejor excusa para aficionarse a un deporte -o videojuego basado en uno- más allá del fútbol y el baloncesto, ya que dicho sea de paso y al contrario de lo que pasaba hace ya tiempo, no hay muchos.

Lo Mejor

  • Opciones de personalización y dificultad para cada jugador
  • Un gran nivel de simulación, muy creible
  • Algunos comportamientos avanzados de la IA
  • Modos de juego con muchísimo contenido y algunas peculiaridades interesantes

Lo Peor

  • Se echa de menos algún aspecto más definitorio en el modo Road to the Show
  • El ritmo pausado del béisbol definitivamente no es para todos
  • Algunos comentarios repetitivos
8,5
Muy Bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.

Jugabilidad 9

El deporte del béisbol está perfectamente representado, encontrando mecánicas tan profundas como quiera el jugador para batear, lanzar la bola, etc... El nivel de personalización de los controles y la dificultad hace que haya un MLB The Show 17 tanto para el jugador veterano como el novel.

Gráficos 8

Los modelos de los jugadores, tanto faciales como corporales, convencen al 100%, así como sus animaciones. La recreación de los estadios es fantástica a pesar de alguna textura que no está a la altura, como la de la arena. Un apartado notable solo ensombrecido por algunas escenas en Road to the Show.

Sonido 8

Una banda sonora de muy buenos temas de rock cumple su función de ambientar menús, mientras que la épica introductoria de cada partido cumple a la hora de ponernos en situación. No están al mismo nivel los comentarios, ya que hay algunos que se repiten demasiado.

Multijugador 9

Completísimo, ya que sea cual sea el modo en el que elijamos invertir el tiempo, todos ellos tienen modalidades competitivas de mayor o menor relevancia. Desde partidos amistosos a partidos con rango, Battle Royale en Diamond Dynasty, Franquicia Online... Para aburrir.

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana