NBA Live 18 (PS4)

PS4, XBO

NBA Live 18, Análisis

Nota Meri 7,5 Bueno

Usuarios

Tu Nota Puntua!

La deriva que lleva años sufriendo la franquicia NBA Live ha sido preocupante, y por qué no decirlo, entristecedora para muchos de quienes comenzamos a disfrutar del baloncesto con Electronic Arts. El grado de excelencia alcanzado por su más inmediato rival no ha ayudado a la imagen de la licencia del gigante canadiense, pero pesan sin duda aún más los deméritos acumulados a lo largo de muchas temporadas intentando sacar adelante un producto digno, muchas de ellas sin éxito. Afortunadamente, con este análisis de NBA Live 18 podemos hablar en pasado cuando lo hacemos de videojuegos de baloncesto mediocres a cargo de EA.

Y es que la paciencia y la constancia dan siempre sus frutos, habiendo pasado temporadas en blanco por incomparecencia, lo cual no significaba en absoluto que se dieran por vencidos, sino que simplemente pensaban que no era el momento para plantar cara. Poco a poco se ha ido moldeando el título que hoy nos ocupa, que si bien es cierto que no llega al nivel de su competidor, sí que supone un firme paso adelante, con el cual ojalá comience el camino de vuelta a la cumbre de esta longeva franquicia de trayectoria tan irregular últimamente. A Electronic Arts no le ha temblado la mano a la hora de darle un descanso a su baloncesto siempre con el objetivo de conseguir un juego a la altura, y parece que por fin, ha encauzado el buen camino.

Para ello se ha rodeado de la buena compañía de la barba más conocida del basket y uno de los mejores jugadores del planeta, James Harden, que se encarga de presentar el modo de juego más importante de los que presume NBA Live 18: The One.

Todo gira en torno a ÉL

En estos tiempos es imprescindible un modo de juego en el que encarnemos a nuestro álter ego virtual, desarrollando su carrera y haciéndolo progresar hasta convertirse en una leyenda, a veces incluso rodeado de cierto componente narrativo. NBA Live 18 no es la excepción, obviamente, y presenta un modo carrera, aquí conocido como The One, que resulta ciertamente interesante. Aunque no con la misma importancia que en otros títulos, The One cuenta como nuestro jugador, durante su etapa universitaria, cae lesionado de gravedad, perdiendo así muchas opciones de conseguir un puesto alto en el Draft de la NBA. Esto hace que deba comenzar a recuperar el prestigio perdido en algunas de las canchas callejeras más populares de Estados Unidos, como Rucker Park o Venice Beach.

nba_live_18_the_one_menu.jpg Captura de pantalla

Esta es una vertiente del baloncesto muy desconocida para el gran público -a veces incluso para los aficionados-, pero no por ello menos importante. Al fin y al cabo, muchos de los grandes jugadores de la historia de este deporte se han curtido el cobre en estas canchas, y no son pocos los casos de otros que han conseguido un buen contrato en la NBA directamente desde las calles. Aunque pase un poco de puntillas por esta vertiente argumentalmente hablando, NBA Live 18 sí nos pone en situación antes de visitar cada cancha, con espectaculares escenas cinemáticas y un narrador que relata algunas de las grandes historias vividas en ella. Mientras nuestro jugador intenta volver a estar en el candelero, pequeñas partes del popular programa -al menos en EEUU- First Take cuentan su camino desde el lamentable momento de la lesión hasta su llegada a la NBA vía Draft, algo que habrá que ganarse en el Draft Combine, un partido frente a otros prospectos como Lonzo Ball, Jayson Tatum o Josh Jackson. Mientras, tendremos conversaciones con compañeros, agentes, periodistas, etc...que nos otorgarán determinadas recompensas según la opción que elijamos.

nba_live_18_the_one_partido_calle.jpg Captura de pantalla

Una vez se nos deje a nuestro libre albedrío, podremos tanto centrarnos en nuestra carrera profesional en la NBA como en el baloncesto callejero, con eventos diarios, partidos 5 contra 5 y una gran variedad de competiciones que hace que esta segunda sea una alternativa perfectamente válida.

Este trasfondo argumental pasa de puntillas a la hora de evaluar el verdadero potencial de The One, que no es poco. El sistema de progresión de nuestro jugador es más similar al de un RPG que el que hemos visto, por ejemplo, en NBA 2K18, obteniendo un punto de habilidad por cada nivel aumentado. De hecho, no todos los parámetros estarán desbloqueados desde el principio, y se irán descubriendo a medida que nuestro nivel sea mayor. Sin ir más lejos, en el caso de un alero versátil al estilo Giannis Antetokoumpo -el elegido para este análisis- solo podremos mejorar el rebote y el mate, para después contar con otras características como el tiro a media distancia. De hecho, cada punto que mejoremos alguna de estas habilidades nos otorga algún extra. Por ejemplo, al llegar a 75  de rating en rebote conseguiremos también un 5% más a la hora de cerrarlo, mientras que en 78 seremos más capaces de palmear directamente al recoger un rebote ofensivo. Al mismo tiempo, contamos también con Rasgos, que no son sino habilidades especiales que convierten a nuestro jugador en un especialista en determinados aspectos del juego más concretos como los movimientos en el poste o los alley oops.

nba_live_18_the_one_progesion.jpg Captura de pantalla

En definitiva, cualquier tipo de mejora jugable para nuestro jugador implica puntos de experiencia, y por consiguiente, jugar. Mientras, sí existe la opción de pasar por caja y hacer uso de dinero real, pero tan solo para comprar las ya famosas cajas que contienen elementos aleatorios, pero siempre estéticos, que también podremos conseguir con puntos de recompensa. Estos no son difíciles de conseguir, pero las mencionadas cajas sí resultan especialmente caras. Sin embargo, al fin y al cabo, no estamos hablando sino de objetos ornamentales como calentadores, cintas para el pelo y demás, con lo que nos encontramos con un sistema realmente amigable con el jugador.

Otros clásicos de EA

Electronic Arts popularizó el modo mánager dentro de los simuladores deportivos con su modo Franquicia iniciado en Madden hace ya muchos, muchísimos años. Evidentemente, NBA Live 18 cuenta con esta modalidad en la que hacer y deshacer tanto en los despachos como en la cancha, aunque probablemente le falte profundidad, pero sí cuenta con un aspecto interesante: los puntos de mejora. Estos puntos sirven para hacer progresar a los jugadores de nuestra plantilla, haciendo tanto que los jóvenes continúen formándose en la liga como que algunos veteranos aumenten su valor de cara a un hipotético traspaso. La manera de conseguirlos es, obviamente, a través de ciertos desafíos y retos que se les propone en cada partido, o directamente, teniendo en cuenta sus estadísticas al final de la temporada. Cuando hablamos de que le falta profundidad lo hacemos principalmente a la hora de seguir a los futuros talentos de la liga o las opciones como entrenador, ciertamente escasas ya que no cuenta con muchas herramientas tácticas. No nos llevemos a equívocos, es un modo con el contenido imprescindible, pero los enfermos del baloncesto sí notarán ciertas carencias que echarán de menos.

nba_live_18_franquicia.jpg Captura de pantalla

Por supuesto, Ultimate Team, el popular juego de cartas de EA, también se hace notar. Como todos sabemos, consiste en formar un equipo con las cartas coleccionables que es posible obtener o bien en sobres o bien como recompensa de alguno de los muchos retos para un jugador que nos plantea. Estos Retos Fantásticos resultan atractivos ya que algunos están basados en acontecimientos de la actualidad, como el reciente fichaje de Dwayne Wade por los Cleveland Cavaliers o el traspaso de Carmelo Anthony a Oklahoma, con lo cual nos aseguramos contenido individual para toda la temporada. Cómo no, también existe la posibilidad de enfrentar a nuestro equipo con las plantillas de otros jugadores, aunque se echa en falta alguna competición en firme vía online.

A pesar de que Ultimate Team esté bien planteado sobre el papel, sí que hay que darle un pequeño tirón de orejas a EA, ya que los sobres sí son ciertamente caros, y el uso de micropagos se hace más necesario en este caso para progresar con un ritmo aceptable.

La cancha, el gran caballo de batalla

Es relativamente sencillo dotar a un juego deportivo del suficiente contenido para ofrecer cientos de horas al jugador, y NBA Live 18 lo hace -aunque sin alardes-, pero después de todo, esto queda en agua de borrajas si no se ve acompañado de un buen rendimiento sobre el parquet. En este sentido, vemos luces y sombras, y es que lo más evidente es que jugablemente, la franquicia ha mejorado, pero hay que dejar claro que el listón estaba donde estaba, y era en un punto bajo.

nba_live_18_gameplay_1.jpg Captura de pantalla

NBA Live 18 acierta en cuanto al ritmo de juego, y en general, cuenta con buenas animaciones a la hora de driblar o tirar en suspensión, algo que por desgracia no se da cuando entramos a canasta. Este aspecto del juego no es nada exigente, haciendo que si jugamos con jugadores pequeños especialmente hábiles como Kyrie Irving o Kemba Walker, estos hagan verdaderas virguerías cerca del aro simplemente pulsando el botón de tiro y así acabar con una canasta fácil. Este y otros movimientos le dan un toque arcade al juego que puede que precisamente sea lo que busca, intentando diferenciarse de la competencia. Esto no es necesariamente malo, ya que probablemente sea deliberado, intentando encontrar su hueco en el mercado en el que pueda haber jugadores deseosos de una propuesta más directa y sencilla.

Eso sí, contamos con movimientos básicos como el bloqueo y continuación, u otros más avanzados, habiendo un libro de jugadas que da unas instrucciones muy sencillas para llevar a cabo el sistema sobre la cancha. En general, da la sensación de que NBA Live 18 quiere conjugar un estilo directo con la simulación, provocando sensaciones encontradas ya que parece no saber muy bien hacia dónde quiere dirigirse. Sin embargo hay que insistir en que eso no convierte el juego en malo.

nba_live_18_gameplay_2.jpg Captura de pantalla

Los puntos negativos que nos encontramos a la hora de jugar son principalmente dos. Por un lado, la inteligencia artificial, ya que cuando toca hacer ayudas defensivas, estas en muchas ocasiones llegan tarde, o directamente, no llegan. También podemos ser testigos de escenas aunque puntuales, algo absurdas, como ver a un jugador salvar una bola que se va fuera de banda cuando el último jugador en tocar el balón ha sido un rival. Por otra parte, la física del balón no es la mejor en absoluto, ya que en algunos pases parece un globo de helio, mientras que al rebotar en el aro en ocasiones parecerá más un balón medicinal.

Ellas también juegan...y muy bien

NBA Live 18 no cuenta con equipos históricos, ni como en ocasiones anteriores, selecciones, pero sí lo hace con los equipos de la WNBA, la máxima competición estadounidense de baloncesto femenino. Hay que quitarse el sombrero con el trabajo de EA en este sentido, ya que no se ha limitado a implementar unas meras skins en su videojuego, sino que las vicisitudes del basket femenino, menos físico y más táctico, están perfectamente rereadas. Así, podremos jugar partidos con estrellas de la talla de Diana Taurasi, Maya Moore o Elena Delle Donne con unas recreaciones muy fieles a la realidad, tanto gráfica como jugablemente.

nba_live_18_wnba.jpg Captura de pantalla

Lamentablemente, esto es todo lo que es posible jugar con las New York Liberty, Los Angeles Sparks y demás: partidos amistosos. La configuración de la WNBA sencilla, ya que tan solo hay 12 equipos, con lo que la inclusión de la competición oficial habría supuesto rematar una faena que, a pesar de todo, sí es de aplaudir.

Aspectos técnicos

NBA Live 18 da la talla gráficamente, de eso no cabe duda. Las recreaciones de los jugadores más populares son muy buenas, y tanto la clase alta como la clase media de la liga es perfectamente reconocible, aunque hay alguna excepcion. Por ejemplo, hay algún caso como el de Steven Adams, pívot de los OKC Thunder, en el que el modelo de la cabeza es desproporcionadamente grande respecto al resto del cuerpo, algo que se repite en otros menos conocidos como Tyler Zeller, de los Charlotte Hornets. De todos modos, visualmente es un juego que está a un nivel alto, y donde sobresalen las escenas de inicio de cada partido, así como los efectos de iluminación en el pabellón y el parquet, aspectos muy buenos y a la altura del mejor, tal vez por encima, que podríamos decir que incluso mejora en las canchas callejeras.

Conclusión

Todos necesitamos que NBA Live vuelva, y NBA Live 18 es un paso adelante en su ardua vuelta a las canchas. Después de años de juegos mediocres, esta temporada nos encontramos con un buen videojuego de baloncesto que hará sentirse muy satisfecho a aquel jugador que busque una alternativa más sencilla y directa que NBA 2K18, algo que no podíamos decir de entregas anteriores.

Se apoya fuertemente en un gran modo de juego como es The One, un modo carrera con vertiente profesional y callejera, igualmente satisfactorias ambas, y con unas características honestas con el jugador, que en todo momento verá como su esfuerzo a la hora de jugar es recompensado. Mientras, Franquicia y Ultimate Team cumplen con el expediente que se les presupone, aunque a ambos les falten opciones para presumir de profundidad para el más exigente.

Mientras, en la cancha la franquicia ha mejorado notablemente, ya que a pesar de algunas flaquezas de IA y físicas, supone una buena recreación del baloncesto, más rápida y arcade de lo que estamos acostumbrados, pero generalmente solvente. Un apartado gráfico que alcanza un muy buen nivel completa una propuesta que, esperemos, no sea sino el principio de un regreso confirmado dentro de unos años.

Lo Mejor

  • Una propuesta jugable directa y sencilla
  • El modo The One es fantástico
  • Gráficamente da muy bien la talla, con buenos modelos faciales
  • Suficiente contenido en los otros modos de juego

Lo Peor

  • La física del balón no es todo lo buena que debería
  • La inteligencia artificial da lugar a errores defensivos de bulto
  • Falta de profundidad en Franquicia y Ultimate Team
  • Su propuesta más arcade puede no satisfacer a los jugadores expertos
7,5
Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.

Jugabilidad 7

--

Gráficos 8

--

Sonido 8

--

Multijugador 7

--

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana