Street Fighter 30th Anniversary Collection (PS4)

PS4, NSW, PC, XBO

Imagen de Street Fighter 30th Anniversary Collection (PS4)

Street Fighter 30th Anniversary Collection, análisis

Nota Meri 8,5 Muy Bueno

Usuarios

Tu Nota Puntua!

Street Fighter es probablemente uno de esos nombres icónicos que todo el mundo conoce. El ‘boom’ que supuso Street Fighter II en recreativas y en plataformas como Super Nintendo, entre otras, marcó a toda una generación de jugadores. Y también a una sociedad que te conoce a Mario, a Sonic… Y a la obra de Capcom. Han pasado 30 años desde que la primera entrega -denostada y olvidada, con razón- de la saga viera la luz en formato recreativa. Y la compañía nipona ha decidido rendir homenaje a la brillante década de los noventa con un recopilatorio repleto de nostalgia y mucho más atractivo que Ultra Street Fighter II.

Cuando se anunció el 30th Anniversary Collection, muchos nos alegramos al instante. Capcom decidía rememorar los mejores momentos de los salones recreativos con tres pilares fundamentales dentro de los juegos de lucha en 2D. La saga Street Fighter II, la saga Alpha y la serie Street Fighter III. Pocas dudas quedan sobre la importancia de todos estos títulos para el género. Poderlos rememorar en PC, Playstation 4, Xbox One y Switch con funciones en línea para varios de ellos sonaba demasiado bien. Tras el feedback recibido, además, se decidió añadir elementos como el modo versus y modo entrenamiento a los más icónicos, algo que no estaba planteado en un inicio y que habría sido un error garrafal que, por suerte, no se ha acabado dando. Pero… ¿Qué trae consigo este recopilatorio?

dewars1vwaarxg9.jpg Captura de pantalla

Contamos con doce juegos disponibles, de los cuáles seguramente son cinco los más destacados por distintos motivos. El primero es Street Fighter, el original. Tosco, injusto y olvidable, pero con un valor importante por ser el que abrió el camino de la saga y que normalmente no se recupera en los recopilatorios como estos. El siguiente, claro está, es Street Fighter II. El título que lo cambió todo. Junto a él llegan varias revisiones marca de la casa: Champions Edition, que permitía jugar con los cuatro jefes; Hyper Fighting con su mayor velocidad, equilibrio entre personajes y nuevos ataques (como el Kikoken para Chun o el teleport para Dhalsim); Super Street Fighter II, con la llegada de Cammy, Dee Jay, Hawk y Fei Long; y por último en esta era, Super Street Fighter II Turbo, con nuevas mecánicas, ajustes de velocidad, los Super Combos y la inclusión de alguns combos en el aire. Éste, junto a los dos primeros, son referentes por motivos diversos.

Más allá de la primera hornada de juegos, la trilogía Alpha fue una de las más queridas por la comunidad. Su estilo visual, su alma de precuela y algunas nuevas mecánicas (block aéreo, el Super Combo dividido en partes, los combos encadenados o el contragolpe Alpha) hicieron que la saga diera pasos adelante en profundidad importantes. Está el primer Alpha, el segundo y, sobre todo, el tercero. El más completo y pulido de todos, con casi 30 personajes, tres modos “ism” para los Super Combos o el medidor de guardia. Un juego que no era lo más equilibrado posible -esos infinitos con V-Ism…- pero que luce especialmente bien a día de hoy y es tremendamente divertido. Street Fighter Alpha 3 es uno de los motivos por los que vale la pena este recopilatorio, sin duda.

 dewadrzvqaasa9j.jpg Captura de pantalla

Y llegamos a la nueva generación con Street Fighter III. La primera entrega y su escueta, pero novedosa, plantilla; Second Impact y sus nuevos personajes, los ataques EX, los parries o las acciones personales; y claro está, el para muchos mejor juego de la serie clásica: Third Strike. El título más exigente, sobre todo por la profundidad que esconden dichos parries ante Super Arts devastadores, y que tantas alegrías a nivel competitivo nos ha dado con momentos únicos en el género.

Probablemente alguien -aunque pocos- echarán en falta la presencia de la saga EX, también de los noventa, y algún añadido más como Super Puzzle Fighter o Super Gem Fighter (éste estaba en el Anthology de Alpha para PS2) habrían servido para completar todavía más la propuesta, aunque no se puede decir que no se hayan incorporado los principales títulos de la saga. A lo que hace falta añadir que en algunas tiendas se regalaba Street Fighter IV con la compra del título, ampliando todavía más el horizonte. En todo caso, sí es cierto que esa voluntad de basarse en las recreativas provoca que en algunos casos, como Alpha 3, no acabemos teniendo la mejor versión de todas (Max, de PSP) con su variedad de modos.

dewao36vqaaog6q.jpg Captura de pantalla 

En este sentido, los títulos no llegan solo con la posibilidad de jugar en modo Arcade (con cierta personalización porque podemos escoger velocidad de juego, dificultad o nivel de daños según título), sino que también tenemos acceso al modo versus para jugar con un amigo en modo local y disponible en todos los juegos del recopilatorio. En dicho modo podemos crear salas locales para poder jugar y en Switch tenemos un modo torneo para que hasta ocho jugadores, dos por consola, puedan enfrentarse emulando las recreativas conectadas entre ellas que había en su momento en algunos salones. También tenemos opción, contra la máquina, de guardar y cargar partida, algo ideal para aquellos que estén intentando llegar al jefe final y tengan que dejarlo a medias. 

Pero la gran incorporación es la del modo entrenamiento. Eso sí, limitada a los cuatro juegos con funciones online: Street Fighter II Hyper Fighting, Super Street Fighter II Turbo, Street Fighter Alpha 3 y Street Fighter III: Third Strike. En este apartado podremos seleccionar acciones, guardias y efectos -como aturdimiento- del dummie, a lo que se suma algo tremendamente útil: grabar secuencias para luego repetirlas. Algo que se encuentra en los modos entrenamientos contemporáneos de los juegos y que sirve, por ejemplo, para crear secuencias de combos y permitir que la CPU las lance contra nosotros para encontrar huecos para contrarrestarlas o saber como bloquear dicha presión. Un sistema bastante completo y disponible en los cuatro títulos mencionados.

 dewa_pzv4aa-wio.jpg Captura de pantalla

Trucos y modos secretos 

Aunque como decíamos antes no estamos ante las versiones más completas -algo lógico porque se ha usado de base las recreativas y las domésticas acostumbraban a añadir modalidades típicas de las consolas- lo cierto es que casi todos los juegos esconden secretos y trucos para ampliar la experiencia. Desde poder controlar personajes secretos a cambiar de atuendos, pasando por un elenco de modos jugables en Alpha 3 digno de mención: jugar sin ism, el modo Saikyo, el modo Maji, una modalidad tipo survival o el Dramatic Battle, donde podremos jugar dos contra uno durante seis fases contra la máquina (no hay opción de jugar en cooperativo con un amigo). Todo esto, como otros trucos que cambian la dificultad de ciertos extras como las bonificaciones de Third Strike, amplían más la experiencia de un recopilatorio que intenta, y consigue, mantener intacta la esencia que ha convertido estos juegos en leyendas.

Y es que esa es una de las virtudes que hace atractiva la llegada del 30th Anniversary Collection. Los cuatro escogidos para poder jugar online y practicar el modo entrenamiento son títulos que, con sus limitaciones sobre todo en los dos más veteranos y sus desequilibrios en los dos posteriores, siguen plenamente vigentes a día de hoy. Y siguen, por encima de todo, siendo tremendamente divertidos. Incluso Hyper Fighting se mantiene un juego ágil y fluido de jugar, no digamos ya Super SFIIT. Pero, claro está, los que mejor lucen son Alpha 3 y Third Strike.  La placa CPS-2 y sobre todo la CPS-3 en el juego de 99 funcionaban a pleno rendimiento y brindaban unos títulos 2D espectaculares a nivel de animaciones, fluidez, escenarios y efectos especiales. Todo esto sigue manteniéndose a día de hoy, unos 20 años después de la salida de dichos títulos.

 dewbf3hu0aa0c9i.jpg Captura de pantalla

Jugablemente, por lo tanto, el título es un caramelo para los más nostálgicos y para los amantes del género en 2D. Algunos, como las primeras iteraciones de cada saga, pasarán desapercibidos al ser claramente superados por sus posteriores revisiones, pero su presencia no molesta aunque tampoco aporten demasiado. Si alguien tiene miedo que sea una colección anquilosada y pasada de moda por los referentes actuales, que no tema: quién tuvo retuvo.

La oferta offline se completa con un museo variado que cuenta con una cronología donde se marcan los eventos más importantes de la saga desde sus inicios, galería de imágenes incluida, fichas de todos los personajes presentes por sagas, la opción de escuchar todas las pistas de sonido de cada entrega, y algunos documentos curiosos: la presentación original del primer Street Fighter, historia sobre la creación de la segunda parte o diseños de desarrollo de la saga Alpha y III.

dewewweu0ai5z81.jpg Captura de pantalla  

Otro de los atractivos de esta entrega es la de poder jugar en línea con los cuatro juegos más destacados del recopilatorio: Street Fighter II Hyper Fighting, Super Street Fighter II Turbo, Street Fighter Alpha 3 y Street Fighter III: Third Strike. Las opciones son las clásicas: poder jugar el modo arcade mientras esperamos que encuentre partida, jugar partidas igualadas, partidas de jugador y la opción de crear o unirnos a salas para poder competir con conocidos. Todo ello con tablas clasificatorias y opciones para personalizar la experiencia lo mejor posible. Se echa en falta eso sí poder hacer lo mismo que en el modo arcade pero en el entrenamiento mientras buscamos rival y tal vez un modo repeticiones.

Hora de luchar en línea

Las partidas en línea que hemos podido jugar en la versión Switch funcionaban en su mayoría de manera correcta. Es verdad que alguna tenía algún pequeño tirón fruto del lag, pero las que no se podían desarrollar sin problemas en los cuatro juegos mencionados. Faltará ver si se mantiene con mayor volumen de jugadores y búsquedas más amplias, cosa que ya ampliaremos si es preciso en su momento. En este sentido, lo mejor de las salas es que pueden ser mixtas y antes de empezar el combate escoges qué juego quieres. Si coincide con el rival, se elige ese y si no, se hace sorteo. Toque Third Strike o toque Hyper Fighting, el netcode se mantiene bien.

A nivel audiovisual, simple y llanamente estamos ante lo que dio de sí y mantiene hoy en día Street Fighter. La banda sonora de cada entrega ameniza y de qué manera los combates junto a los efectos especiales de los títulos, mientras que a nivel visual tenemos varios elementos para personalizarlo a nuestro gusto: jugarlo en su tamaño y proporción real con marcos, ampliar un poco el espacio pero manteniendo el 4:3 o ensanchando para que ocupe toda la pantalla, con filtros que imitan las teles de tubo de antaño, la recreativa o sin ellos, más limpio pero con los píxels más evidentes. En Switch el título luce bien tanto en portátil como en dock, siendo como habíamos dicho antes los Alpha y III los que mejor se ven a día de hoy.

dewbgnluwaa1roc.jpg Captura de pantalla

Conclusión

Street Fighter 30th Anniversary es todo un homenaje a la lucha de referencia en 2D de los noventa. 12 recreativas que esconden detrás de sí el mejor legado de la saga de Capcom, con nombres destacados como Hyper Fighting, Super SFIIT, Alpha 3 o Third Strike, que gozan de la posibilidad de ser disfrutados en modo entrenamiento y online. Solo por ellos ya valdría la pena un recopilatorio. Pero este pack tiene bastantes más secretos. Un completo y atractivo modo museo con detalles de personajes, desarrollo y entregas, trucos que se pueden activar a la antigua usanza, con comandos en los menús, y todo ello basándose e una gran mayoría de entregas que mantienen el tipo a nivel jugable. Es cierto que se podría haber estirado el recopilatorio a juegos más olvidados -algunos incluso presentes en antologías anteriores- y que el hecho de centrarse en los títulos de recreativas hacen que perdamos algunos modos presentes en versiones domésticas más completas. Pero Street Fighter se basa sobre todo en competir, y eso es por encima de todo lo que ofrece el 30th Annivesary: ante la CPU, con amigos en modo local o con un sistema online que en los primeros tests ha superado la prueba. Larga vida al Rey.

Lo Mejor

  • 12 recreativas sin las que no entenderíamos el 'boom' del género en los noventa
  • La presencia de Hyper Fighting, Super SFIIT, Alpha 3 y Third Strike valen su peso en oro
  • Completo modo entrenamiento y sistema online con partidas igualadas, de jugador, salas con modo espectador...
  • Detalles e imágenes sobre el desarrollo de cada una de las entregas

Lo Peor

  • Al centrarse solo en recreativas, algunas entregas no son las más completas que vimos
  • Se echa en falta alguna opción en línea contemporánea: poder aceptar partidas desde entrenamiento, modo repeticiones...
8,5
Muy Bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana