¿Cada vez hay menos niños videojugadores?

Opinión

Es mes del niño y con esto me vino una reflexión sobre los contenidos de videojuegos dedicados hacia ellos. En primera instancia busque textos con enfoque familiar o infantil en la mayoría de los medios especializados en videojuegos y posteriormente títulos de los diversos catálogos con los diferentes publishers. Es claro que, en esta generación de consolas, hay pocos juegos con este enfoque y sobre todo casi nula difusión. De hecho, en el pasado E3 en la ciudad de los Ángeles, California pude constatar que los desarrolladores que tenían este tipo de apuestas, recibían poca atención por parte de los medios y en un trabajo de investigación que hice con los diversos distribuidores, representantes de marca, primeras partes y retailers, hay poca oferta hacia el cliente final. Mucho de esto es porque algunas veces, el retailer decide no traer esos juegos por temor a que no se vendan.

ninos_juegos.png Captura de pantalla

Salvo por Warner con el catálogo de LEGO, Microsoft con Minecraft y Nintendo en general, considero que hay muy pocos juegos en proporción al volumen de lanzamientos.

juegos_de_abril_lego.jpg Captura de pantalla

Indagando un poco más, procuré ver cómo están compuestas las diferentes redacciones en México de los principales medios especializados en videojuegos en cuanto a sí los editores en jefe, tienen hijos. Es un hecho de que la mayoría de estos aún no los tiene. Contemplando que la media de los videojugadores a nivel mundial ronda sobre los 30 y 40 años, acorde a un estudio al que tuve acceso hace un par de años, es raro ver que no haya más juegos para niños, pues por muy baja que sea la tasa de natalidad, indudablemente la generación de videojugadores hoy en día está teniendo hijos.

Partiendo del supuesto de que casi todos los que manejamos a nivel editorial los diversos medios especializados en videojuegos, no tenemos hijos, sea que quizás por eso, que haga falta enfoque hacia los contenidos de este tipo, es mera suposición, pero considero que debe ser en parte por eso.

Tratando de ver el lado de los actuales videojugadores, me acerque a conocidos con hijos para ver quiénes de ellos comparten su consola, la realidad es que son pocos y los que tienen este acercamiento, lo hacen por medio de los smartphones y tabletas. Dicho de otra forma, en lo que el papá juega con su consola, el hijo lo hace por medio de una plataforma móvil que no es precisamente una portable de Nintendo o PlayStation. De hecho, para los que vivimos en la ciudad de México es común ver en las calles a niños jugando con móviles y no con consolas portátiles, no sé si sea en parte porque el papá prefiera que su hijo juego títulos gratuitos o por mera practicidad.

videojuegos-ninos.jpg Captura de pantalla

Pasando del lado de los anaqueles, también caí en cuenta que los catálogos para niños son a veces nulos, incluso en tiendas especializadas, orillando luego a los padres que sí quieren darle un juego de consola a su hijo a comprar en línea o emprender una travesía por conseguir en formato físico el que le pidió.

Quiero resaltar que sin duda puede ser solo una percepción, pero definitivamente es demasiada coincidencia que en todos estos rubros se vea tan poco contenido dedicado a los niños, cuando en sus origines esta industria estaba 100% enfocada a ellos. Muchos de nosotros crecimos jugando y enganchándonos a títulos con toques infantiles que no necesariamente recurrían a violencia, potencia de gráficos y controles complejos.

Con esto veo que es algo que tanto medios, retailers y padres de familia debemos de considerar, ya que como lo leí alguna vez en un texto de Clotaire Rapaille (Códigos Culturales), hay que desarrollar nuevas generaciones que se interesen por estos juegos, ya que a la larga los que somos videojugadores, lo haremos menos, ya sea porque nos convertiremos en padres, abuelos y quizás empecemos a priorizar en otras cosas, por no decir que nos toque una pareja que no empatice con nuestra pasión por ellos.

gafas-realidad-virtual-ninos.jpg Captura de pantalla

No nos olvidemos de los niños, ya que definitivamente esta industria da mucho de sí y es realmente fascinante, pues ha logrado alcanzar niveles en donde la virtualización definitivamente nos llevará a tener experiencias como siempre las hemos fantaseado. Ser alguien que al menos en la realidad no podemos ser, para estar en lugares que a veces ni en sueños estamos. Aquí es donde creo que esta lo triste de olvidarse de los infantes, ya que cuando uno es pequeño, siempre está en búsqueda de jugar a ser alguien en otro mundo con nuestros personajes favoritos.

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana