Dark Souls: Remastered (PS4)

PS4, NSW, PC, XBO

Imagen de Dark Souls: Remastered (PS4)

Cazadores de Lore: Solaire de Astora

Reportaje

Cazadores de Lore: Solaire

El mundo de Lordran, donde se desarrollan los eventos de Dark Souls, es sinónimo de oscuridad. Un reino vacío y hueco; un recuerdo viviente de lo que otrora fue una tierra de Dioses y prosperidad, ahora consumida por el inescrutable paso del tiempo. La llama se apaga; y pese a que este lugar, donde nunca llega a salir el sol, es un pozo de soledad y locura; aún hay resquicios de luz que luchan por mantener la esperanza de lo que hace un tiempo brillaba por fuerza propia. Un resquicio que porta un sol como escudo y que proviene de una lejana tierra llamada Astora. El nombre de este caballero andante es Solaire, y ésta es su historia.

solaire_1.png Captura de pantalla

Solaire de Astora es un guerrero en una cruzada personal contra la desesperanza. Formando parte de la orden de la luz Solar; nuestro caballero porta una espada recta y un escudo redondo con el emblema de su orden. También un poderoso casco, adornado con una pluma; y una armadura coronada con un peto que porta la misma imagen que el escudo. Aferrado al valor y al coraje; nuestro héroe recorre la senda del no muerto elegido con el único fin de buscar su luz, su sol, y acabar con la oscuridad que sabe que muy pronto asolaría la humanidad. Un valeroso guerrero que, de una forma u otra, busca dar sentido a su vida, pero siempre con honor, lealtad y persistencia ante cualquier situación. Todos estos valores, tan puros y sentidos, tan valerosos y quijotescos, han hecho que Solaire de Astora haya trascendido al propio videojuego y se haya convertido en un símbolo de distinción y reconocimiento entre los fans de la saga de Miyazaki.

solaire_2.jpg Captura de pantalla

A medida que vayamos avanzando por el camino del no muerto elegido, nos encontraremos con Solaire en diferentes puntos de la aventura. La mayoría de veces irradiado de positividad y con el característico sentido del humor que parecen tener muchos de los personajes que asolan Lordran, el guerrero de Astora acudirá en nuestra ayuda para luchar contra el mal; derrotando dragones, gárgolas, demonios y demás bestias y leyendas con las que tantas almas se han perdido. Un caballero que hará de vuestros encuentros un punto de tranquilidad donde poder respirar plácidamente en el infierno de cenizas que es Lordran. Una cara amiga que nos acompañará a lo largo de nuestra travesía, recordándonos su lucha por buscar el Sol, ese vestigio de esperanza para acabar con la oscuridad.

solaire_3.png Captura de pantalla

LA BIFURCACIÓN EN EL CAMINO DEL GUERRERO: LA LOCURA O LA VICTORIA

Sin embargo, el mundo de Dark Souls no destaca por tener finales felices, y han sido muchas las historias de superación y persistencia que han tenido un desenlace fatal. Parece que, de una forma u otra, todo en Lordran tiende a tornarse oscuro, y los objetivos y sueños de muchos, acaban convirtiéndose en desesperación y locura para los que llevan dicha senda. De este modo Solaire, cansado de buscar y luchar para un fin que veía cada vez más lejano, pierde la esperanza de encontrar su sol, y enloquece de tal manera que es poseído por un gusano de luz solar; desapareciendo así el poco raciocinio que le quedaba y jadeando entre las profundidades de Izalith ” Me he convertido en mi propia luz”. Un chiste macabro del destino que, una vez más, muestra la complejidad y el trasfondo de las historias y los héroes que asolan esta tierra de fuego y ceniza.

solaire_5.jpg Captura de pantalla

Una tierra de fuego y ceniza tejida por miles de universos paralelos donde, además de invasiones y alianzas, se encuentran ramificaciones de una historia diferente a la relatada anteriormente; donde el destino se ha hilado de otra manera, donde parece que la luz del valeroso guerrero de Astora, aún se mantiene. En esta realidad, esos parásitos resplandecientes que se adueñaban de las mentes que atrapaban, fueron exterminados antes de su encuentro con Solaire, por lo que pudo continuar con su aventura mucho más allá de lo que podríamos imaginar. En esta realidad, Solaire de Astora llega a su sol, al Horno de la Primera llama, lo que antaño fue el núcleo de esa luz que tanto buscaba. Para desempeñar su tarea, Solaire y el no muerto elegido acaban con el mismísimo Gwyn, Rey de Lordran y Señor de la luz solar; que llevaba manteniendo todo este tiempo la llama encendida. Pero ningún rey gobierna para siempre, y el legado de Gwyn llegó a su fin. Con ello, el no muerto elegido reavivó la llama, y la luz impregnó de nuevo la tierra de luz… Al menos, durante un tiempo. Con esto se habría completado la cruzada que tanto anhelaba, y finalmente, Solaire de Astora encontró su verdadero Sol.

solaire_6.jpg Captura de pantalla

¿LA HISTORIA DEL HIJO SECRETO DE GWYN?

La historia de Solaire y la magnitud de su lore fue aún mayor antes del lanzamiento de Dark Souls 3, que de una forma u otra desmintió algunas teorías. Una de las más extendidas decía que Solaire de Astora podía ser hijo de Gwyn, y lo cierto es que las piezas en cierto punto, encajaron. Según por lo que se conocía, Gwyn tuvo tres hijos: Gwynevere, Princesa de la Luz Solar; Gwyndolin, Sol Oscuro y Custodio de Anor Londo; y un, por aquel entonces, tercer hijo desconocido del cual se había borrado todo rastro. Ni escritos, ni pinturas, ni esculturas… Nada. Lo único que sabíamos, que fue un Dios de la guerra y que un acto específico hizo que Gwyn le despojara de la memoria de Lordran y de sus tierras. Sin embargo, existe una estatua en el Burgo de los No Muertos representando a una mujer que lleva en sus brazos a un bebé que porta una espada. Pues bien, esta espada es igual que la de Solarie; y el hecho de que utilice los mismos milagros que el señor de la ceniza, así como su insistente búsqueda por el Sol (que bien podría ser una alusión a encontrar a su Padre) , hacía que cogiera especial peso esta teoría. Todo ello se esclareció en los acontecimientos finales de la historia, pero esa es una historia que aún no toca contar.

solaire_hijo_de_gwyn.jpg Captura de pantalla

En lo amplio y basto que son los mundos de Dark Souls, la historia de Solaire de Astora brilla con fuerza propia. Es una diminuta y difusa estela de luz rodeada de un mar de oscuridad. Una chispa de esperanza en un mundo asolado por destrucción; y si seguimos los pasos correctos, una de las pocas historias de personaje, que no acaba de manera trágica. Solaire es un símbolo de luz en estos tiempos oscuros, alguien en quien nos queremos escudar, un valeroso caballero que porta el astro rey como bandera para espantar el mal; un ser que lucha sin cuartel por un buen fin. Un ser de los que ya no quedan, que nos hace volver a creer y tratar de luchar por buscar nuestro alabado Sol…

PRAISE THE SUN!!

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana