Chicas malas que nos enamoraron

Reportaje

chicas-malas_td-605x300.jpg Captura de pantalla

Chicas Malas que nos enamoraron

 

La Vampiresajeanette_design.jpg Captura de pantalla

Jeanette Voerman
Vampire the Masquerade Bloodlines

Hay un carisma gigante en la maldad, un atractivo irresistible, un concepto que suele ocasionar que nos atraiga más el lado prohibido que la senda de la rectitud. Y si algo no ha faltado en el mundo del videojuego son chicas malas, ya sea por su aspecto, por su actitud o porque directamente son las villanas de la historia. Jeanette, la mítica Malkavian que inmortalizó la portada de esa obra maestra que debería tener un remake a su altura y se llama Vampire: The Masquerade – Bloodlines, es un ejemplo de esto: no se puede obviar su diseño a posta puro fanservice de colegiala sexi la primera vez que nos la encontramos en Santa Monica. Pero juzgar a Jeanette/Therese por esto es un error, ya que hablamos de una empresaria de éxito, una malkavian peligrosa y un personaje con una historia de fondo tan triste, dramática y trabajada como su doble personalidad, demostrando eso de “nunca juzgues a alguien por su aspecto físico o cómo se viste”.

jeanette_voerman.jpg Captura de pantallajeanette.jpg Captura de pantallascreenshot24.jpg Captura de pantallaChicas Malas que nos enamoraron Captura de pantalla

Pag. 1 de 11

Anterior Siguiente

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana