Fotografía, otra forma de disparar en videojuegos

Minireport

Disparar de otra manera: con fotos

La fotografía es una disciplina que nos permite capturar momentos e imágenes para siempre, y así poder revivir las sensaciones de entonces cuando nuestra memoria no es siempre nítida. A veces, al mirar una imagen, descubrimos detalles que en el momento nos resultaron desapercibidos y que nos permiten evaluar el recuerdo desde otra perspectiva. No es de extrañar que varios videojuegos actuales incluyan el modo foto, el cual nos permite crear postales virtuales de nuestras partidas con mucho más cuidado que el que nos permite la captura de pantalla. Además de esto, hay títulos que han explorado el arte de la fotografía más allá de esto, como una mecánica que aporta posibilidades interesantes al juego, y hoy os hablamos de algunos de los más destacables.

Project Zero (Koei Tecmo), donde la cámara es un arma sobrenatural

En diversas culturas existe la creencia de que el espejo captura el alma, superstición que evolucionó hacia la idea de que la fotografía roba el alma, porque nos permite vernos a nosotros mismos desde fuera. La saga Project Zero/Fatal Frame convierte este concepto en el corazón del juego; armados con la Cámara Oscura, un artefacto mágico, fotografiaremos a los espíritus con el fin de exorcizarlos. Mientras que, de esta manera, derrotaremos a los fantasmas hostiles, lograremos pistas de los fantasmas pacíficos que retratemos. Como munición, dispondremos de distintos carretes. Asimismo, podemos añadir lentes que aportan mejoras a nuestras fotografías, como la posibilidad de ralentizar un fantasma o aumentar el daño de los siguientes disparos.

En la partida, cuando deseemos fotografiar a un fantasma, levantamos la cámara y accedemos al visor, donde en primera persona veremos un círculo de captura, que es donde debemos situar al espíritu y, acto seguido, pulsar el botón de obturador para obtener la foto. Para que la fotografía resulte más efectiva, debemos procurar que el fantasma permanezca centrado en el círculo de captura, con lo cual nos obligamos a mirarle mientras nos mostramos vulnerables. 

Fotografía, otra forma de disparar en videojuegos Captura de pantalla

Capturar a un espíritu durante un momento fugaz y clave nos permite lograr instantáneas que causan un mayor daño. Por un lado, tenemos el chance shutter o momento de obturación, indicado por un breve resplandor en el círculo de captura y que nos permite fotografiar al fantasma en un momento clave. Por otro lado, tenemos el fatal frame —encuadre fatal— , disponible durante los ataques del fantasma y que nos permite una foto más efectiva. En ambas ocasiones, el sentimiento de terror se potencia en el jugador, puesto que debe exponer su vulnerabilidad —la cual mantenemos presente en todo el juego, puesto que las protagonistas Project Zero son frágiles físicamente, herramienta narrativa que se suele dar en los survival horror para construir en el jugador una sensación terrorífica de indefensión— a cambio de obtener una valiosa instantánea que se traduce en un ataque poderoso. 

Las fotografías resultantes son inquietantes, ya que la jugabilidad incita al jugador a tomar planos muy cercanos, con lo que se aprecian los perturbadores detalles de los fantasmas, como su mirada inhumana o las marcas de su muerte, lo cual puede constituir una buena inspiración para nuestras pesadillas.

Life Is Strange (DONTNOD Entertainment), el poder sobre el tiempo

La protagonista de esta emotiva aventura narrativa de DONTNOD es Max Caulfield, una joven estudiante de fotografía, llena de ilusión por crecer en ese mundo y que siente predilección por las Polaroid. En un día ordinario de su vida, descubre que tiene el poder de volver atrás en el tiempo, gracias al cual salva de la muerte a Chloe, su mejor amiga de la infancia, con la que a partir de entonces puede retomar su relación.

Fotografía, otra forma de disparar en videojuegos Captura de pantalla

La fotografía está muy presente en el juego en múltiples aspectos. Durante la vida escolar de Max, nos acercamos a sus conceptos más básicos: asistimos a lecciones en las que nos explican qué es un daguerrotipo, vemos a una chica posar para el trabajo de un compañero, un compañero nos muestra su portfolio si nos considera tan cultos como él, etc. Asimismo, veremos referencias a personalidades de la fotografía, como Robert Cappa o Diane Arbus. A diario, Max se autorretrata y colecciona sus instantáneas en su cuarto. Sobre su mente planea un evento inminente, el concurso Everyday Heroes —Héroes Cotidianos—, en el que se debe presentar una fotografía que ilustre a uno de esos campeones anónimos que viven entre nosotros, o una hazaña del día a día que no llega a verse laureada en los medios. Nuestra heroína sufre un bloqueo artístico, presionada por un profesor que valora más su talento que ella misma.

Como misión opcional, en cada episodio tenemos una lista de imágenes que encontrar y fotografiar. Muchas de ellas serán instantes, como un balón rompiendo un cristal o dos ardillas compartiendo un manjar. Para cada fotografía, deberemos lograr el ángulo adecuado y provocar la situación para que se produzca el momento que deseamos retratar. Por supuesto, si logramos todas las fotografías desbloquearemos un logro o trofeo y cabe destacar que todos éstos, así como a los pertenecientes a la misión principal, reciben nombres de técnicas fotográficas.

Fotografía, otra forma de disparar en videojuegos Captura de pantalla

Asimismo, en ciertos momentos de la partida la fotografía ejerce una mecánica relacionada con el poder de Max, y es que podremos viajar hasta ciertos momentos remotos del pasado —y, por consiguiente, alterar lo sucedido— a través de una instantánea representativa, en la cual tenemos que concentrarnos y enfocar la vista para realizar dicho viaje interdimensional.

Por supuesto, conoceremos la oscuridad en el lado artístico de algunos personajes, como las composiciones macabras de Nathan Prescott, o cómo algunos profesionales son capaces de romper límites éticos para alcanzar su creación perfecta.

El estilo visual de las fotografías en este juego se asemeja a la acuarela, aunque sin gran definición de detalles excepto en los planos más cercanos, cuyo dibujo se aproxima al resto del juego. No obstante, la emotividad que transmite cada imagen llega al jugador a través de los personajes del juego, sin que la calidad de la fotografía sea realista.

Life is Strange abre la puerta del mundo de la fotografía, invita al jugador a pasar y le hace sentirse cómodo, al margen de sus conocimientos y su nivel de afición a ella. Nos muestra diversas maneras de comprenderla y despierta esa sensibilidad hacia la belleza efímera y cómo inmortalizarla. 

Fotografía, otra forma de disparar en videojuegos Captura de pantalla

Beyond Good and Evil (Ubisoft), el poder de la prensa

Este título de culto de Ubisoft nos plantea una protagonista cuya mayor arma no es la violencia —si bien hace uso de las artes marciales para defenderse—, sino su cámara fotográfica. Jade es una intrépida reportera capaz de adentrarse en los lugares más recónditos para lograr piezas fotográficas reveladoras. Pero, sobre todo, las cualidades que más definen a Jade son su bondad, su integridad profesional y su curiosidad. 

Durante uno de sus trabajos, descubre a través de la fotografía una conspiración gubernamental que será el eje de la aventura que viviremos a través de ella: fotografiaremos pruebas de dicha confabulación, que iremos descubriendo a lo largo de la partida, para luego crear un reportaje que muestre la verdad oculta a nuestros conciudadanos. En esta peligrosa misión descubriremos intrigas y deberemos defender nuestra vida de quien teme que destapemos su secreto, al mismo tiempo que aprenderemos a movernos sigilosamente para infiltrarnos en rincones llenos de información reveladora. A lo largo de este periplo, aprenderemos la lección que describe el mismo título del juego: la aspiración de una reportera como Jade se halla más allá del bien y del mal, y es la verdad. La conspiración que destaparemos causará decepciones en la población, confirmará teorías descabelladas y, aunque el descubrimiento sea doloroso, les hará más libres. 

Fotografía, otra forma de disparar en videojuegos Captura de pantalla

Las fotografías que consigamos ejecutarán la funcionalidad informativa. No destacarán por su iluminación y composición, si bien lo que se contempla en ellas habla por sí mismo. Sin adornos, las imágenes cumplirán su cometido, que es proporcionar una prueba visual que expone un funesto secreto.

Adicional a esta misión principal, que es todo un homenaje al periodismo de investigación y a la nobleza de la profesión, tendremos un encargo que hará las veces de misión secundaria: deberemos buscar un ejemplar de cada una de las especies que habita Hyllis, nuestro planeta, y fotografiarlas para enviarlas a un centro científico que está creando un archivo en el que documentar toda la flora y fauna. Este reportaje nos hará apreciar el juego desde una perspectiva más contemplativa: recorreremos hermosos paisajes, de los que apreciaremos todos sus detalles, al mismo tiempo que descubriremos la riqueza de una naturaleza rebosante de creatividad en cada uno de los seres vivos que retratemos.

Pokémon Snap (HAL Laboratory): ¡Hazte con todos!... en tu cámara

El sistema de juego tradicional de Pokémon consiste en capturar criaturas, entrenarlas y enfrentarse a otras criaturas, con el fin de coleccionar a todas las disponibles. En Pokémon Snap, el objetivo es hacerte con todos, pero desde otro enfoque: retratar al mayor número de pokémon posibles y con la mejor calidad. 

Fotografía, otra forma de disparar en videojuegos Captura de pantalla

En este título controlamos al fotógrafo Todd Snap, a quien el Profesor Oak asigna un extenso reportaje fotográfico en la Isla Pokémon. En diferentes fases del juego en las que nos movemos por raíles, fotografiaremos hasta sesenta criaturas por nivel. Al finalizar, deberemos escoger la mejor imagen de cada pokémon para presentarla al Profesor Oak. Éste nos evaluará en función de la calidad fotográfica, y valorará tanto el encuadre, como el modelo y su pose. Si captamos criaturas en una pose especial, como un trío de Jigglypuff cantando, obtendremos puntos extra, así como las instantáneas que retraten a varias criaturas a la vez. 

A medida que progresemos, Oak nos obsequiará con mejoras para nuestra cámara, y podremos revisitar niveles anteriores para redescubrir nuevas rutas y lograr nuevas fotos que con el material previo no podíamos.

En Pokémon Snap también se nos incentivará provocar una situación para que se produzca un momento idóneo para la fotografía; tendremos comida que lanzaremos para atraer a pokémon y así poder obtener su mejor retrato, o tocar la pokeflauta para hacerles bailar.

Fotografía, otra forma de disparar en videojuegos Captura de pantalla

Pese a que la propuesta de jugabilidad es distinta al resto de la saga, nos hace valorar al mundo Pokémon desde una perspectiva distinta. Lejos de competir, nos enfocamos más en la autosuperación de conseguir los mejores retratos, los cuales nos permiten contemplar a los pokémon en actividades diversas y alegres, que nos mostrarán su faceta —aún más— adorable. Además, apreciaremos aspectos básicos de la fotografía, como un encuadre decente y capturar una pose irrepetible y que transmita, en este caso, un momento tierno difícil de visionar.

Warco (11 bit Studios), la guerra desde los ojos de una corresponsal

Generalmente, cuando hablamos de títulos bélicos pensamos en juegos de disparos en donde nos ponemos en la piel de un combatiente que se juega la vida por su país y/o su causa. En This War of Mine, vivíamos la dolorosa situación de los civiles que intentan mantenerse con vida durante un conflicto en el que se ven indefensos.

Y, por otro lado, tenemos Warco, un título a través del cual experimentamos la guerra desde un punto de vista no siempre valorado: el del corresponsal. 

Fotografía, otra forma de disparar en videojuegos Captura de pantalla

En este título ideado por el periodista Tony Maniaty quien, tras ver a sus hijos jugar a Far Cry 2, pensó en un título que explorara la labor de un corresponsal de guerra, al mismo tiempo que sirviera como material didáctico para estudiantes de la profesión. En una entrevista concedida a la BBC en octubre de 2011, Maniaty declaró: “No busco sustituir el entorno hostil de un conflicto bélico con una experiencia virtual, pero, de igual manera que hay videojuegos que se utilizan en la formación de diferentes profesionales, tal vez Warco sirva para salvar la vida a futuros corresponsales de guerra”.

En Warco nos ponemos en la piel de la corresponsal Jesse De Marco, que debe cubrir los sucesos que se dan en una zona de guerra al mismo tiempo que se mantiene sana y salva. Deberá seguir pistas, obtener material gráfico con y construir un reportaje con éste. Durante el juego, deberemos buscar los lugares más propicios desde el cual obtener las imágenes más elocuentes, mientras pasamos ratos de espera hasta que se produzca un suceso que merezca la pena cubrir, al mismo tiempo que tomamos decisiones morales y velamos por nuestra integridad.

La partida se realiza en primera persona, con mecánicas similares a un FPS, aunque no ofrece el mismo ritmo de acción que estos. No obstante, Warco nos ofrece una perspectiva de los conflictos bélicos mucho más naturalista, al mismo tiempo que nos conciencia sobre las cualidades y estrategias de supervivencia de un corresponsal. 

Dead Rising y Spiderman 3, reporteros de acción

Hay una serie de títulos en los que la fotografía no es la mecánica principal, aunque sí ofrece un añadido suculento al juego. Dos de ellos son Dead Rising y Spiderman 3

Fotografía, otra forma de disparar en videojuegos Captura de pantalla

En el primero, nos ponemos en la piel de Frank West, un reportero que sueña con lanzar una exclusiva que le conceda el éxito profesional, se ve atrapado en un centro comercial en pleno apocalipsis zombie. Mientras trata de sobrevivir hasta que sea rescatado —para lo cual prácticamente cualquier objeto puede convertirse en arma, desde una sartén hasta una cortadora de césped—, no deja de lado su misión periodística, que incluye estar en el lugar indicado para cubrir ciertos eventos en los que se verá envuelto, y encontrar oportunidades que nos concedan una oportunidad fotográfica única, a cambio de puntos de prestigio que invertir en mejoras de habilidades y armas. Estas misiones de documentación visual se han mantenido a lo largo de la saga.

En Spiderman 3 no olvidamos que Peter Parker no es sólo superhéroe, sino también periodista. Mientras nos balanceamos por Manhattan en nuestra tela de araña, salvando la vida a civiles, podemos llevar a cabo misiones fotográficas, en las que capturamos imágenes únicas que venderemos a Daily Bugle. Para lograr un reportaje de calidad, nuestras habilidades arácnidas nos serán imprescindibles, ya que deberemos acceder a lugares imposibles y enfrentarnos a villanos inoportunos para lograr la foto anhelada.

Fotografía, otra forma de disparar en videojuegos Captura de pantalla

Una óptica que posibilita mecánicas interesantes

La fotografía proporciona una gran fuente de inspiración para crear mecánicas que nos hagan disfrutar de los videojuegos de formas diversas y creativas. Al mismo tiempo, nos permite valorar el universo donde nos sumergimos en cada juego desde ópticas distintas: ya sea contemplando su belleza, mejorando nuestra capacidad observadora o bien valorando momentos mágicos y efímeros.   

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana