Recuento de pros y contras de E3 2017

Opinión

Esta edición de E3 estuvo envuelta de polémica, ausentes, problemas de logística, gente molesta y por otro lado tenemos a los asistentes que, en resumen, estaban felices.

A diferencia de otros años en esta ocasión los organizadores abrieron las puertas a los fans todos lo días del evento y eso molestó a los asistentes de antaño, pues complicaban la llegada a sus respectivas citas. En mi experiencia personal si tuve un par de citas, sobre todo las de primera hora, a las cuales llegué hasta con 15 minutos de retraso, pero en general el itinerario se cumplió. Por otro lado, hubo molestia por parte de otros periodistas que anteriormente llegaban sin cita, por no poder probar los juegos como lo hacían anteriormente, ya que en años pasados solo era cuestión de esperar un par de minutos para poder probar los juegos. En contraposición tenemos a los fanáticos que, en un sondeo generalizado, nos confesaron estar muy contentos. Aquí el mensaje, es que en esencia la razón de ser de este evento y de la industria per se, es que es para ellos, por ende, se les debe dejar entrar, ya que los fans pueden generar mayor demanda de boca en boca.

Todo esto puede mejorar con solo dar un par de días exclusivos para prensa, distribuidores, retailers y desarrolladores, creo que con esto E3 sería increíble.

Otro factor que mi parecer no estuvo del todo bien, es que Electronic Arts organizara su show en el Hollywood Palladium a “15 minutos” del centro (en Uber), lo que representa un gasto promedio de 50 dólares. Y si querías ir en camión, el trayecto es de una hora promedio, tiempo del que a veces los colegas que van solos, no disponen. Contemplando que el trabajo de la prensa especializada, que, en su mayoría, como el caso de varios colegas de Latinoamérica, es por puro amor al arte, ya que ellos mismos costean su viaje, lo hace algo inoperante e inaccesible. No obstante, el streaming tuvo varios problemas. Creo que EA tiene que revaluar, si es que quiere que sus juegos sean conocidos por la mayoría de los asistentes. Con que se acerque un poco más al centro es suficiente.

Las presentaciones de primeras partes, estuvieron bien a medias. Xbox por su lado con un bombardeo de decenas de juegos que a duras penas daba tiempo de asimilar y PlayStation con muchos juegos que saldrán en 2018 y que en algunos casos no dejaban ver ni el mes de lanzamiento. De lo mejor, Bethesda que fue breve y puntual, por no decir el excelente timing de Ubisoft que sin duda se llevó el show con todo su lineup. Nintendo por su lado, cumplió en la forma de hacerlo muy a su estilo por medio de un streaming.

Sobre los demos de piso, me queda claro que, con una agenda bien organizada, si daba tiempo para verlo todo y ahí es donde se agradece el respeto por los tiempos por parte de los publishers y sobre todo la proactividad de algunas agencias por lograr incluso, conseguir demos fuera de horario.

Me llevo un buen sabor de boca por el evento, pues dejó ver una industria madura donde hay cabida para todos, incluso estudios independientes e incluso kickstarters como el de Kingdom Come Deliverance que sin duda lo está haciendo muy bien.

Ahora solo nos resta ver que sucederá con las presentaciones que de manera independiente hacen marcas como Xbox y PlayStation a nivel internacional como el Experience o el FanFest de Xbox a nivel local.

Sí, aún hay industria y definitivamente alcanza para todos los que asistimos a este tipo de eventos. Solo es cuestión de organizarse. 

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana