Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros Marvel

Regreso al pasado


Un Gran Poder conlleva una Gran Responsabilidad


 

Agosto de 1962. Un niño recorre Manhattan con su padre. Y se queda de repente embobado ante un cristal de una librería que vende cómics. Se queda embobado porque no ve al acostumbrado Superman, Capitán América o Batman de turno, sino a uno nuevo. Su padre le compra el número 15 de Amazing Fantasy. Y el mundo entero conoce a un héroe de nuevo cuño creado por la brillante mente de ese Dios freak de nombre Stan Lee y el dibujante Steve Ditko: Un adolescente de instituto picado por una araña radiactiva que le confiere poderes sobrehumanos como trepar por todas las superficies, una gran fuerza y agilidad increíble, complementadas con unos lanzadores de telaraña que el chico crea en su casa, y que le permiten atravesar Nueva York desde la Quinta Avenida al East River o Coney Island balanceándose por entre los edificios.

Pero no todo son bondades, puesto que el bautizado para siempre como Trepamuros arrastra un pasado trágico en forma de unos padres fallecidos al que se le suma la muerte de su querido tio Ben, jurando entonces defender al inocente de malvados antagonistas como Venom, doctor Octopus, el Duende Verde o Lizard Man. "Un gran poder conlleva una gran responsabilidad", termina la primera historia de ese número 15 de Amazing Fantasy que nos presentó a Peter Parker, más conocido como Spider-Man, el Hombre Araña.

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

 

Vuelta a Casa

A punto de cumplir cincuenta y cinco añazos dentro de una semana (que se dicen pronto), 2017 ha sido un año capital para el personaje, puesto que ha marcado su ‘vuelta a casa’ como el título del film Spider-man Homecoming reseña. Un regreso bajo bandera Marveliana que llevamos esperando desde aquel momentazo en el tráiler de Capitán América 3 en el que Spidey se presentó oficialmente y con el escudo del capi además, aseverando que no veríamos un The Amazing Spider-man 3. Un año muy importante para el trepamuros de NY, fotógrafo en su doble vida y que, en un toque bastante realista dentro de la fantasiosa irrealidad del cómic, siempre llega justo de dinero a fin de mes (o no llega el pobre directamente).

Con un universo expandido que lo ha llevado incluso a presenciar la dolorosa caída del World Trade Center en una novela gráfica que intentaba exorcizar demonios y enfrentar a los ciudadanos de Nueva York al tabú de lo ocurrido el 11 de septiembre de 2001, los personajes y arcos argumentales lo han llevado por todo el mundo, la Tierra e incluso el multiverso junto a su grupo de Vengadores. Con secundarios tan geniales como JJ Jameson -editor del periódico magistralmente recreado en la trilogía fílmica de Sam Raimi-, la paciente Mary Jane, la maternal Tia May, el tragico y shakesperiano Harry Osborn, o la icónica Felicia Hardy -alias Black Cat-; y villanos como Sandman, Mysterio o los inmensos Venom y Carnage, estaba claro que había material de sobra para las aventuras virtuales del hombre araña en los videojuegos. Y, a pesar de que Peter Parker saltó al terreno en 1978 con la aventura conversacional Questprobe: Spider-Man -actualizada y relanzada en 1984-, comencemos con su primer título de acción propiamente dicho, de la mano de una de las consolas más míticas de la historia:

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

 

Galería: Spider-Man, el camino a los Vengadores Captura de pantalla

Spider-Man (1982)

 Atari 2600

Licenciada por Parker Brothers para la todopoderosa Atari 2600 -y clones de esta como la Sears Video Arcade-, la primera aventura propiamente dicha en la que manejábamos al trepamuros consistía en escalar de manera muy rudimentaria por la fachada de un edificio usando el lanza-telarañas, esquivando enemigos que podíamos apresar si sabíamos balancearnos en el momento adecuado, pero que si enganchábamos la tela muy cerca de estos, la cortaban y caíamos al vacío, debiendo lanzar otra corriendo para sobrevivir en un toque de programación genial para la época. El objetivo era esquivar enemigos y bombas que el Duende Verde había puesto por todo el edificio, llegar hasta lo más alto, y derrotar al villano -simplemente esquivándolo- y su superbomba. Cada fase se repetía el mismo patrón de escenario, solamente que con el edificio de un color distinto y con más enemigos que se movían más rápido. Visto ahora, es una pieza pixel de museo, pero en su momento, con la posibilidad de dos usuarios al mismo tiempo, llegó a ser muy popular.

Galería: Spider-Man, el camino a los Vengadores Captura de pantalla

 

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

The Amazing Spider-Man and Captain America in Dr. Doom's Revenge! (1989) 

 Amiga, Amstrad CPC, Atari ST, Commodore 64, DOS, ZX Spectrum

Siete años tuvieron que esperar los fans para jugar de nuevo con Spidey, esta vez en un título para los compatibles de la época. Bajo una mecánica arcade de lucha nos enfrentábamos controlando a Spider-Man o el Capitán América alternativamente a una serie de enemigos del cómic como Eduardo Lobo, Electro o Rhino, finalizando en una pelea contra el Doctor Doom. Quizás que lo mejor de este fueron las escenas intermedias, narradas en formato cómic, ya que, a pesar de tener unos gráficos muy buenos, el ritmo del juego era en demasía lento, sobre todo por culpa de una jugabilidad que no respondía a veces.

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

 

Galería: Spider-Man, el camino a los Vengadores Captura de pantalla

Spider-Man (1990) 

Mega Drive, Master System, Game Gear, Mega CD

Wilson Fisk, alias el todopoderoso -por poder y tamaño- señor del crimen Kingpin, lanza un reto al trepamuros al darle 24 horas para que desactive una bomba que arrasará Nueva York. Además, ha conseguido echarle la culpa del atentado, por lo que a los enemigos de Kingpin se le sumará la policía de la ciudad que también querrá cazarnos. Y encima, a mitad del juego, Venom secuestra a Mary Jane. Con un despliegue gráfico espectacular -sobre todo en los 16 Bit de Mega Drive-, el juego nos permitía no solo saltar y golpear como en un arcade 2D, sino además trepar por los edificios que conforman el fondo de los escenarios. Pero el toque que lo convirtió en un título de gran éxito entre los fans era la posibilidad de sacar fotos que vender al periódico Daily Bugle, y además visitar el apartamento de Peter Parker. La versión Mega CD se benefició tres años después de escenas intermedias rehechas, dobladas y musicadas con finales alternativos nuevos. Un título genial que muchos aún conservamos en la estantería.

Galería: Spider-Man, el camino a los Vengadores Captura de pantalla

 

Galería: Spider-Man, el camino a los Vengadores Captura de pantalla

The Amazing Spider-Man (1990) 

Game Boy

La familia Nintendo también ha recibido su dosis de juegos del trepamuros. Comenzando por el conseguido The Amazing Spider-Man en Game Boy, un plataformas 2D de la época en que un villano secuestraba a Mary Jane y amenazaba con revelar nuestra identidad secreta. En un pequeño cartucho gris cupo un juego que mezclaba avance clásico en 2D -en el que la vida y el suministro de telaraña se agotaban a velocidad de vértigo- con dos fases en las que escalábamos la fachada de sendos edificios esquivando enemigos y bombas del Duende gracias a nuestro sentido arácnido. Breve, aunque difícil como el solo y dotado de una BSO que ayudaba a aumentar el ritmo, fases como la frenética del metro o jefes finales como Rhino, al que literalmente toreábamos saltando de un lado a otro, le ayudaron a estar en el imaginario colectivo de muchos fans.

Dos años después, el personaje regresó con una secuela que maduró en jugabilidad aparte de en gráficos. Las acciones eran las mismas, aunque el gameplay requería de encontrar objetos para resolver puzzles ocasionales, como el de la lata de aceite. A pesar de que no le fue tan bien en la críticas, el requerir acciones de investigar y no disponer de guardado -a pasárselo de un tirón, que es lo que tocaba en la época-, y fases como la frustrante de la Montaña Rusa -en la que estábamos pegados a un vagón y teníamos que acortar o alargar la telaraña para evitar los peligros del recorrido y con vidas limitadas-, ensombrecieron detalles tan buenos como la trabajada historia que poseía, con el personaje acusado de haber robado un banco en una trampa que varios enemigos le habían tendido, o el poder trepar por la superficie y engancharnos a elementos como el aerodeslizador del Duende. Un año después hubo otro título más: The Amazing Spider-man 3: Invasion of the Spider-Slayers, similar a TAS2 en jugabilidad y en respuesta de la crítica.

Galería: Spider-Man, el camino a los Vengadores Captura de pantallaGalería: Spider-Man, el camino a los Vengadores Captura de pantalla

 

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

Spider-Man: The Video Game (1991)

 Arcade

Tras una versión para compatibles de la época que transcurría entera en un plató de cine, los arcades de medio mundo recibieron una máquina de esas en la que muchos nos pulíamos los cuartos -o sea, los cinco duros de rigor- con los amigos los viernes o sábados por la tarde. Bajo un beat 'em up clásico con cooperativo para cuatro usuarios simultáneos, podíamos escoger entre Spider-Man, Sub-Mariner (el personaje de la primera portada de Marvel #1 en 1939), Ojo de Halcón o la Gata Negra -las peleas por controlar a Spidey eran antológicas, aunque un servidor siempre escogía a Ojo de Halcón o la Gata-, recorriendo cuatro actos que además no se limitaban a aporrear el botón de golpear, sino que además tenían elementos de plataformas con detalles como el efecto de abrir el zoom para los saltos y después concentrarlos en las peleas, que encandiló a todos. Una máquina programada por SEGA con su potente Sega System 32 que despierta nostalgia pixelada al verla.

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

 

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

Spider-Man: Return of the Sinister Six (1992/1993)    

 NES, Master System, Game Gear

Tomando elementos del arco argumental de la miniserie los Seis Siniestros de los comics, primero NES y luego los sistemas SEGA recibieron un plataformas de acción 2D en el que el trepamuros se batía de nuevo con los enemigos clásicos de su galería, con antagonistas como Sandman, Vulture u Octopus. De forma ocasional, en algunas fases teníamos que encontrar items como llaves o detonadores para finalizarlas. A pesar de que no era un mal título -de hecho podíamos balancearnos y contaba con un ritmo de juego ágil y rápido-, su exacerbada dificultad frustraba mucho el avance, ya que solamente contábamos con una vida, sin objetos de salud para recuperarla -el vencer a varios enemigos era lo único que la rellenaba-, y una continuación para las seis fases. Algo que lo convertía en una de esas odiseas para paladines del pad que hoy en día directamente sería impensable en un juego protagonizado por el superhéroe marveliano.

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

 

 Galería: Spider-Man, el camino a los Vengadores Captura de pantalla

 Spider-Man and the X-Men: Arcade's Revenge (1992) 

 Super Nintendo, Mega Drive, Game Boy, Game Gear

Spidey, Tormenta, Lobezno, Gámbito y Cíclope. ¿Quién le decía que no a semejante crossover jugable? El cerebro de la Bestia recibió primero otro de esos títulos que más de uno seguimos jugando veinte años después de ser estrenado. Comenzando con el trepamuros, tras la primera fase nos enterábamos de que el malvado Arcade (villano Marvel muy popular en los 80) había secuestrado a los X-Men citados, los cuales controlábamos después a lo largo de varias fases. A pesar de tener una dificultad más bien alta, lo cierto es que el cambio de escenario y personaje del juego y la gran jugabilidad -de esas veces que sentíamos que éramos de verdad Spider-Man- le granjearon muchos fans, sobre todo en lo tocante al hecho de la variedad de localizaciones que recorríamos -geniales las de Lobezno- y su estupenda banda sonora.

Galería: Spider-Man, el camino a los Vengadores Captura de pantalla

 

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

Spider-Man Animated Series (1995)

 Mega Drive, Super Nintendo

El Duende Verde, Octopus y Alistair Smythe se escapan de la cárcel. Y es nuestro deber encargarnos de ellos "pateándoles el culo", como espetaba literalmente la intro del juego. Similar en cuanto a jugabilidad a la mayoría de títulos existentes bajo un esquema de plataformas de acción bidimensional, más de 20 enemigos entre villanos como Carnage, Lizard, Kraven o los robots Spider-Slayers se sucedían por los seis niveles del juego, que nos llevaban desde el típico sitio en construcción hasta el socorrido puente de Brooklyn, Coney Island o el estupendo Manicomio Ravencroft, con apariciones además de los Cuatro Fantásticos. Aunque es de esos casos en los que había diferencias entre ambas versiones, como el número de fases.

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

 

Galería: Spider-Man, el camino a los Vengadores Captura de pantalla

Spider-Man and Venom: Maximum Carnage -Venom/Spider-Man: Separation Anxiety (1994/1995)   

Super Nintendo, Mega Drive

Basado directamente en el arco argumental de Maximun Carnage, Spidey y Venom -cuyo control nos llevaba por rutas alternativas a las del trepamuros- establecían una peculiar alianza para detener al demente Carnage y su grupo de cientos de criminales que quieren tomar NYC. Con un esquema estilo Final Fight/Streets of Rage, alternábamos patadas y puñetazos con elementos como el balanceo y escudo de red, dentro de un beat 'em up con personajes de gran tamaño y que recuerda un poco al genial Batman Returns de SNES. Muchas de las escenas intermedias eran páginas extraídas directamente del cómic. Y, como guiño al universo Marvel, podíamos conjurar la presencia de personajes como Black Cat, Morbius, Iron Fist o el Capitán America para que nos ayudasen, cada uno con su música, aunque los power-ups necesarios para esto se encontraban bien escondidos. ¿Lo mejor? Que los cartuchos en ambas consolas eran rojos, pero sólo en la tirada inicial del juego.

Un año después, al mismo tiempo que llegó a la super Famicom nipona The Amazing Spider-man: Lethal Foes, título que nunca salió de Japón basado vagamente en la mini-serie de comic, y que presentaba un sistema de checkpoints con tiempo -con frecuencia solamente teníamos 60 segundos para llegar a una parte del escenario requerida. La secuela de Maximun Carnage llegó a Snes y Mega Drive con el nombre de Separation Anxiety, aunque su trama seguía más por los derroteros de la obra Venom: Lethal Protector. Manejando a Spidey o el mortal simbionte -con opción a dos jugadores-, la mecánica de 'Yo contra el Barrio' nos llevaba por San Francisco, una ciudad subterránea y el cuartel general de Life Foundation, pudiendo recibir la ayuda de personajes como el Capitán América, Ojo de Halcón, Daredevil y el icónico Motorista Fantasma. Un buen juego, el problema es que palidece en comparación con su antecesor, aunque el cooperativo significó horas y horas con un amigo y dos pads en la mano (y por supuesto, mucho más divertido encarnar al despiadado Venom que al heroe Spider-Man).

Galería: Spider-Man, el camino a los Vengadores Captura de pantalla

 

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

Spider-Man: Web of Fire (1996)

 Sega 32X

Con la llegada de nuevos sistemas se amplió más aún el universo virtual del trepamuros. Y, junto a varias Game & Watch/LCD  -portátiles con un solo juego integrado, antecesoras de las modernas Game Boy, Game Gear o Atary Lynx- manufacturadas por Tyger entre otras, y CD-Roms para PC del personaje que nos permitían montar nuestro propio capítulo de animación -el campy Spider-Man Cartoon Maker-, el curioso y denostado periférico Sega 32 X para Mega Drive también recibió su dosis arácnida con Web of Fire, el que el personaje se enfrentaba a la organización neo-nazi -algo que sería muy criticado hoy en día en un juego- H.Y.D.R.A., la cual ha encerrado a NYC en una red eléctrica gigantesca.

Seis fases horizontales para cada uno de los seis generadores que alimentan la red, custodiados por los New Enforcers, constituyen el marco del juego, siendo el primer objetivo rescatar a Daredevil para que nos ayude. Con un buen trabajo en los fondos, aunque controles pésimos y desarrollo con una curva de dificultad exageradísima, lo cierto es que este juego comenzó su carrera con críticas muy pobres, pero actualmente posee un status de culto muy elevado entre los coleccionistas que poseen una de las 1.500 copias que se dice solamente se hicieron, y por las que se pagan un mínimo de 300 dólares en eBay. Toda una rareza que fue el último juego lanzado en Norteamérica para 32 X.

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

 

Galería: Spider-Man, el camino a los Vengadores Captura de pantalla

Spider-Man (2000)

 PlayStation, PC, N64, Dreamcast, Game Boy

Después de rellenar una petición de Bancarrota a finales de los 90 (cuesta creerlo ahora, ¿verdad?), Marvel resurgió de sus cenizas. Y nada mejor que aprovechar los sistemas de 5ª Generación para volver a lo grande con su amigo y vecino Spider-Man, en un título homónimo que fue programado por Neversoft bajo el motor gráfico del popularísimo en aquel entonces Tony Hawk's Pro Skater. Primero en PSX y luego porteado a varios sistemas, lo cierto es que el salto a las 3D le dio nuevas telarañas al personaje, protagonizando una historia en la que cabían desde villanos clásicos como el supuestamente reformado Otto Octavius (Octopus) a Rhino, Carnage, Lizard, y caracteres como Mary Jane, la Gata Negra, la Antorcha Humana o el Castigador -genial el cameo del propio edificio de los 4 Fantásticos justo al inicio. Todas las acciones del héroe como enormes saltos, trepar por las paredes y techos, columpiarse en red, sentido arácnido, golpes imposibles usando o no la telaraña, fueron trasladadas a las 3D en una genial mezcla que brindó una jugabilidad acertadísima y fluida, por más que no pudiéramos visitar la ciudad al nivel de la calle -por culpa de una niebla amarilla-, sino solamente interiores y tejados.

Algunos niveles, como la visita al Banco o la frenética persecución aérea a la que nos someten, le granjearon una respuesta de la crítica muy positiva. Sin ser corto (más bien se hacía corto) y dejando con ganas de más, encima teníamos a Stan Lee como narrador del juego, un gran doblaje y trajes extra como el del simbionte. El juego conoció una versión alternativa para Game Boy Color, un plataformas en 2D con una progresión no lineal del todo, sino que algunos de los niveles podían ser explorados en el orden que quisiéramos. Obviamente, la pequeña portátil puso todo su empeño en la espectacularidad, pero sus hermanas mayores le ganaron la mano en todo. Aun así, un título al que echarle un vistazo y revisarlo.

Galería: Spider-Man, el camino a los Vengadores Captura de pantalla

 

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

Spider-Man 2: Enter Electro (2001)

 PlayStation

Un gran éxito conlleva una gran secuela. Y apenas un año después, la gris PlayStation volvió a recibir en exclusiva al trepamuros en Enter Electro, al cual teníamos que derrotar antes de que obtuviera una fuente de poder conocida como el Dispositivo Bio-Nexus. Por el camino íbamos derrotando a Lagarto, Sandman o Shocker con nuestros nuevos poderes y gadgets, que incluían telarañas y armaduras eléctricas, telarañas de hielo y demás, junto al arsenal de la primera parte; todo ello para escalar edificios, salvar rehenes, desmantelar bombas y evitar que "¡Esta noche, Electro baile con los Dioses!" (por más que sea el propio Thor el que al final se lleva el mérito de derrotar a Electro). Con un gameplay muy deudor del primero, lo cierto es que la respuesta crítica no fue tan alta, quizás por una fórmula excesivamente continuista, algo que por otra parte, era lo que muchos le pedíamos tras su brillante primera parte. Entre los elementos más destacados figura que esta vez sí recorremos las calles de la ciudad -aunque en entornos cerrados-, el conseguido combate con Sandmanm, y la sala de peligro de los X-Men en la que Pícara y el profesor X nos entrenan en el tutorial, fanservice y gozada absoluta.

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

 

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

Spider-Man 2: The Sinister Six/Spider-Man: Mysterio's Menace (2001)

 Game Boy Color, Game Boy Advance

The Sinister Six fue la secuela del primer Spider-Man de la portátil Game Boy Color, en la que Octopus secuestra a la tía May de Peter Parker y reune de nuevo a los seis villanos: Sandman, Misterio, Vulture, Scorpion y Kraven. Seis niveles al estilo Sonic, con dos sub-fases y una tercera en la que nos enfrentamos a un Final Boss (conformando un total de 18 fases) nos llevan por un desarrollo 2D habitual de plataformas y combates; componiendo un título de calidad que nos lleva por escenarios neoyorquinos tan clásicos como el estadio Madison Square Garden, Central Park, o la fase que conforma el instante a retener de todo el juego: el momento en que escalamos el desaparecido World Trade Center para pelear en lo alto con Vulture. Y además, con la posibilidad de desbloquear un minijuego estilo Game & Watch en el que Spidey y el doctor Octopus colaboran en salvar ositos de peluche que caen de un edificio en llamas. Talmente increíble.

Activision, dueña y señora de la lucrativa licencia, también quiso extender sus redes (las de Spider-Man) a la Game Boy Advance con Mysterio's Menace, uno de los primeros títulos en el que combatimos a Rhino o Hammerhead durante siete fases en las que podemos elegir el nivel en el que comenzar, tras el cual este abrirá sucesivamente otro con un Jefe Final en él. Las mejoras del personaje culminaban en el traje simbionte, el cual se obtenía en la fase final y rellenaba constantemente los niveles de Salud y Telaraña. Un título bastante logrado y una buena elección para inaugurar la GBA.

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

 

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

Spider-Man: The Movie (2002)

 PlayStation 2, Xbox, Game Cube, PC, Game Boy Advance

Un estudio que comenzó su relación con el arácnido porteando el Spider-Man de PS1 a Dreamcast, de nombre Treyarch, fue el elegido para programar la adaptación oficial de la película de Sam Raimi que presentó de forma acertada -con Willem Dafoe de Duende Verde y Danny Elfman musicando un tema principal para el recuerdo- a una nueva generación al personaje que cumplía cuarenta años. Siguiendo el guión de la película con fases como el combate de lucha libre o la persecución del asesino del tío Ben, el medio virtual permitió incorporar personajes y sub-tramas no vistas en el film, como Norman Osborn contratando a Kraven el cazador en la versión de Xbox para ir tras nuestra. Poniendo al día de la sexta generación el gameplay de los dos juegos de PS1, el desarrollo nos llevaba a interiores y a las azoteas de NYC, sin poder bajar a ras de la calle.

Con buenas críticas a pesar de su brevedad -en unas 4 horas lo finiquitábamos- y elementos como la voz desganada de Tobey Maguire (el propio Peter Parker del film, aunque contábamos con la particular voz del actor de culto Bruce Campbell también), el juego fue tan exitoso como la película, con detalles verdaderamente geniales como el potenciar el combate aéreo, la posibilidad de jugar con el Duende Verde o (Spoiler) Parker rompiendo la cuarta pared y diciéndonos directamente al final del juego "Parece  que ya habéis terminado aquí. Salid fuera a jugar" (Fin Spoiler).  De nuevo el juego  tuvo una versión 2D alternativa para una portátil de Nintendo, esta vez  la Game Boy Advance.

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

 

Galería: Spider-Man, el camino a los Vengadores Captura de pantalla

Spider-Man 2 (2004)

 GameCube, PlayStation 2, PSP, Xbox, Nintendo DS, PC, Mac, PSP

Toda serie, franquicia o género que se mantiene en el tiempo alcanza tarde o temprano un punto de inflexión, una línea que cambia patrones, redefine esquemas, reformula conceptos, propone novedades y nos alegra el día a todos los jugadores. Esto es lo que consiguió el que para muchos es y seguirá siendo el mejor juego del trepamuros de la historia, Spider-Man 2, ya que se atrevió a hacer algo con lo que muchos soñábamos desde hacía años: implementar una ciudad abierta, desde la calle hasta la punta del edificio Chrysler. Fácilmente confundido con otro producto de merchandising para alargar el éxito financiero de una película millonaria, la secuela virtual no hizo eso, sino que nos abrió Manhattan desde el puente de Brooklyn hasta Liberty Island -llegar a las islas era un desafío-, con gente en las calles, delitos que resolver, tráfico sobre el que posarnos, asfalto que recorrer para pegar de repente un salto y columpiarnos por toda la ciudad hasta coronar un edificio y observar el atardecer gracias a su ciclo día/noche. Treyarch no solo dio en el absoluto clavo, sino que para siempre redefinió el sub-género superheroico adaptando la fórmula sandbox de GTA III y Vice City. No es solo que éramos Spidey, con sus balanceos de red y comentarios, sino que hacíamos lo que él hace, como tener que detenerse en mitad de una cita para noquear a unos ladrones de banco. O seguir un coche mientras intentamos entregar una pizza.

Siguiendo más o menos el guión (con más villanos) de una de las mejores películas del personaje, el juego llegó a multitud de sistemas de sobremesa y portátiles como 3DS -con una versión 2D, aunque el escenario rotaba en 3D alrededor de nosotros en ocasiones. Aunque inexplicablemente, las versiones de PC y Mac no fueron obra de Treyarch, sino de The Fizz Factor, que creó un título radicalmente distinto, de entornos cerrados, jugabilidad más simple y menos desafiante, y dirigido a una audiencia más joven que provocaron no pocas devoluciones al ver los usuarios que las consolas de sobremesa tenían un sandbox y ellos otra versión muy diferente. Una experiencia que, aunque duplicada, asentada y perfeccionada a partir de entonces, jamás supuso el impacto que este Spider-Man 2 tuvo entre muchos de nosotros, que pudimos vivir virtualmente lo estresante que era ser un superhéroe disponible las 24 horas del día.

Galería: Spider-Man, el camino a los Vengadores Captura de pantalla

 

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantallaUltimate Spider-Man (2005)

 PlayStation 2, GameCube, PC, Xbox, DS, GBA  

Conocedora del filón que acababa de encontrar en adaptar las mecánicas sandbox, Activision no estaba dispuesta a que nos olvidáramos del trepamuros hasta la siguiente adaptación fílmica, por lo que apenas un año después de Spider-Man 2 llegó al mercado Ultimate Spider-Man. Basado en los comics del mismo nombre y con el objetivo de formar parte del mismo universo -aunque objeto de debate entre fans por contradicciones de hechos, acciones y personajes de la entrega jugable con respecto a las entregas de papel-, lo cierto es que si a nivel jugable recogía y pulía la jugabilidad y gameplay de SP2, a nivel visual destacó por usar una variante de la técnica Cel-Shading llamada "Comic Inking Animation", que buscaba simular exactamente el aspecto y colorimetría del estilo Ultimate. Alternando en el modo Historia entre Spidey y Venom, lo cierto es que era una gozada jugar con el simbionte e ir destrozando toda Manhattan y Queens, y drenarle la vida a los transeúntes -ya que la de Venom disminuye constantemente. Un juego que ha conseguido muchos seguidores merced a esto y a su fabuloso aspecto visual, y cuya versión PC corrió a cargo de un estudio llamado Beenox, del cual nos toca hablar más adelante.

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

 

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

Spider-Man: Battle for New York (2006)

 Game Boy Advance, Nintendo DS 

Recurriendo de nuevo al universo de Ultimate Spider-Man, Activision lanzó un nuevo título para las portátiles Nintendo, en el que Norman Osborn, ahora que ya conoce la verdadera identidad de Spidey, usa en sí mismo la fórmula que convirtió a Parker en el trepamuros, volviéndose el Duende Verde (literalmente), y creando una armada de duendes para conquistar Nueva York. Con una jugabilidad 2D con minijuegos táctiles en DS, esta nos brinda la opción de jugar como el héroe arácnido o la bestia verde en que Osborn se ha convertido, aunque a diferencia de Venom en el Ultimate Spider-Man DS, al Duende solamente lo controlamos con los botones físicos de la portátil, la cual poseía también cuatro movimientos especiales de los personajes con respecto a la versión GBA.

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

 

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantallaSpider-Man 3 (2007)

 GBA, PC, Nintendo DS, PS2, PlayStation 3, PSP, Wii, Xbox 360, Móviles

"No hay dos sin tres", dice el refrán. Y tras reventar taquillas con la película y el juego de Spider-Man 2, Sam Raimi reunió a los suyos para cerrar la serie por todo lo alto, con enemigos como Sandman y, al fin, el esperado Venom -aparición que todos esperamos durante el dilatado y excesivo metraje del film. Por desgracia, esta vez la reacción a la película -¿Por qué Sam Raimi la escena de baile, por qué?- y al juego no fue tan positiva como la vez anterior, merced a que el factor originalidad ya no existía tras dos títulos sandbox en el mercado. Con el guión cinematográfico de base, aunque alargándolo con más sub-tramas y villanos dependiendo de la plataforma de juego -algo que provocó críticas, ya que por ejemplo no todas las consolas permitían jugar con el Nuevo Goblin, y las misiones paralelas de PS2, PSP y Wii no estaban en PS3, 360 ni PC-, los nuevos sistemas permitían en caso de Wii y PS3 usar los sensores de movimiento, y en caso de DS la pantalla táctil con profusión.

Sea como fuese, lo cierto es que un mapeado más grande que el SP2 (ahora tenemos las alcantarillas y el sistema de metro también); la posibilidad de alternar entre trajes, portando el rojo y azul que nos permite ser más aceptado entre los ciudadanos, y el traje negro que nos vuelve más agresivos aunque poderosos; las Cineractives -básicamente cinemáticas con eventos QTE-; y la espectacularidad de momentos como el enfrentamiento contra Sandman, conformaron una buena adaptación que tampoco buscaba impactar como lo hizo su antecesor. Aunque los requisitos mínimos de la versión PC eran considerablemente altos teniendo en cuenta que su tasa de imágenes estaba capada a 30FPS.

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

 

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

Spider-Man: Friend or Foe

 Xbox 360, Wii, PlayStation 2, PC, PSP, DS 

Conscientes de que la respuesta a Spider-Man 3 no había sido la esperada, y de que una cuarta entrega fílmica no terminaba de aclararse en el horizonte, Activision pegó otra vuelta de tuerca, cogiendo material tanto de las películas como de los comics, para lanzar Friend or Foe, que recreaba en un tono más ligero escenas de SP2 y 3 y las mezclaba con elementos como S.H.I.E.L.D., creando una historia en la que villanos como Rhino o Scorpion son controlados por una entidad superior mentalmente muy poderosa. Bajo la promesa de unirse a nosotros tras rescatarlos, los principales villanos del arácnido se nos unen en una extraña alianza en la que participan más personajes como la Gata Negra o Blade. Con modos cooperativos en escenarios de todo el mundo como Egipto, el Nepal o Tokyo, tres compañías diferentes se encargaron de desarrollar todas las versiones. Claramente destinado a un público infantil por elementos como su simplicidad jugable, o el estilo artístico desenfadado y divertido de toda la propuesta que ya se reflejaba desde el inicio en la intro -Spidey en una 'reunión familiar' de villanos-, no alcanzó un gran éxito crítico, aunque sí entre los usuarios más jóvenes.

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

 

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

Spider-Man: Web of Shadows (2008)

 PC, DS, PlayStation 2, PlayStation 3, PSP, Wii, Xbox 360

Plenamente instaurado el estilo Sandbox, Treyarch -con la ayuda de Shaba- quiso despedirse del trepamuros antes de centrarse por exclusivo en Call of Duty con un título que podía haberse convertido claramente en el mejor juego del personaje, pero que varios fallos bastante graves le robaron el lugar en el panteón de los elegidos. Contando con la mejor historia vista desde su debut en 1978, un guión de hierro que narra una amenaza simbionte y que incluye a  S.H.I.E.L.D, personajes como Lobezno, un Spidey con una doble moral más establecida que nunca e incluso menciones a Tony 'Iron Man' Stark, Web of Shadows se iniciaba con una cinemática poderosa y magnífica: Spidey caminando cabizbajo mientras los simbiontes se apoderan de la ciudad, los soldados de S.H.I.E.L.D. intentan defenderla, y las naves y helicópteros se estrellan a cámara lenta en un encuadre puro deudor de Michael Bay o Zack Snyder.



Sin duda, el arco argumental, trabajado y que indaga sobre las motivaciones de los héroes y villanos, constituía el armazón de un título que nos permitía elegir en tiempo real entre portar el traje habitual o colocarnos el traje negro y dar rienda suelta a nuestro lado heroico, aunque salvaje. Sumémosle misiones de gran intensidad junto al desarrollo sandbox y el mejor sistema de combate que el trepamuros ha tenido jamás y tendremos un imprescindible que, a pesar de contar con un gran apartado gráfico, este se convierte en su simbionte particular: (Spoiler) En la parte final la ciudad está llena de tentáculos y demás elementos simbiontes (Fin Spoiler), lo que os aseguro constituye un espectáculo visual de primer orden, aunque son tantos los elementos y efectos en pantalla, que el motor gráfico no puede gestionar la carga poligonal sin provocar bajadas puntuales, pero enormes, de la tasa de frames, provocando unas ralentizaciones que afean tanto el aspecto visual como interfieren en la jugabilidad.

Localizadas solamente en esta parte, y como ya hemos dicho en instantes meramente puntuales, lo cierto es que lastran y se suman a otros bugs como enemigos atrapados en partes del escenario o una cámara que no se adapta bien en ocasiones a la acción en pantalla. Una absoluta pena, pues quitando esto, estamos ante un soberbio título -el frenético combate contra las criaturas aéreas, los edificios cubiertos de simbiontes, una Gata Negra que nunca ha lucido mejor, unos enfrentamientos contra los Jefes Finales impresionantes, finales distintos y alternativos unos de otros- que todo fan debería sino tener en su spider-colección, al menos jugarlo una vez para disfrutar de la genial historia, la que verdaderamente debería haber constituido la siguiente película de la saga. A modo de curiosidad, las versiones PSP y PS2 huyeron de las 3D, siendo experiencias bidimensionales 2D con gráficos 3D.

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

 

Galería: Spider-Man, el camino a los Vengadores Captura de pantalla

Spider-Man: Shattered Dimensions (2011) 

PlayStation 3, Xbox 360, PC, Wii, DS   

Tres años después, y en medio de una séptima generación plenamente instaurada, el cambio de estudio -de Treyarch a Beenox- trajo consigo un cambio en la jugabilidad del trepamuros. Tras la siguiente piedra filosofal del género que la maravilla de Batman: Arkham Asylum estableció, Activision quiso que su licenciado personaje disfrutase del mismo respecto crítico que Batman, así que se sacó de la manga el excelente y novedoso Shattered Dimensions, el cual, si bien no logró las notazas de Arkham Asylum, sí que se alzó con el respeto de muchos, presentando un desarrollo en el que prescindía del elemento Sandbox acotando y delimitando los escenarios, pero que nos brindaba el control de hasta cuatro Spider-Man diferentes: el del universo Amazing -el más común-; el futurista 2099, que se mueve en una NYC estilo El Quinto Elemento versionada por el doctor Robotnik; el Ultimate, el más joven y visualizado con el particular estilo Ultimate cel-shading; y el Noir, el más curioso, ya que estamos en la Nueva York de los años 30, un universo decolorado más propio del antihéroe La Sombra y en el que la infiltración se antepone al espectáculo.

Cuatro estilos de juego (cada uno tiene sus propias habilidades y personalización, aunque siguen compartiendo el ser Spider-Man), y cuatro mundos con sus propias reglas de enemigos y aspecto artístico -el Noir se lleva la palma con esa NYC extrapolada de los seriales de la época y ese Spidey que parece a ratos el hijo de Rocketeer, solo que sin cohetes-, unidos por una historia original, supieron contrarrestar un desarrollo que sacrificaba un mapeado abierto en pos de una experiencia más guionizada, pero no por ello menos espectacular, y que merece tenerse en cuenta como uno de los mejores títulos del trepamuros. Un juego que cuenta entre su colosal reparto de voces con nombres como los de Nolan North, Tara Strong o Jennifer Hale, dobladores de respectivamente Nathan Drake en Uncharted, Harley Quinn en Batman: Arkham City o la Comandante Shepard en Mass Effect. La versión de DS, sin embargo, no obtuvo tan buenas críticas como las de sus hermanas mayores.

Galería: Spider-Man, el camino a los Vengadores Captura de pantalla

 

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

Spider-Man: Edge of Time (2011)

 PlayStation 3, Xbox 360, Wii, DS, 3DS  

Es una pena que, cuando una compañía acierta creando un título de calidad y que recibe una buena acogida, en ocasiones esta misma no sea capaz de tomarse el tiempo suficiente para que el próximo título sea igual o mejor aún. Como ejemplo de los dos extremos tenemos a un lado a Rocksteady con su Batman: Arkham Asylum y Arkham City, entregas espaciadas en el tiempo y un equipo con deseos de superarse; y en el otro a Beenox con Edge of Time, entrega lanzada apenas un año después del aclamado Shattered Dimensions que no logró superar la alargada sombra Noir de su propia creación. Para empezar se redujeron de cuatro a solamente dos los universos, el del Spider-Man original y el futurista 2099, manteniendo una jugabilidad casi calcada, y una historia que aunque comenzaba con ritmo hollywoodiense y fuerza, terminaba por desinflarse e intentar funcionar por acumulación, más que por fluidez de escenas de acción -aunque enfrentarse a AntiVenom era uno de lo highlights del juego. Edge of Time no es un mal juego, sino una experiencia más que correcta con instantes brillantes -y de nuevo voces como las de Nolan North o Tara Strong-, que sin embargo no evita el provocarnos esa sensación de que todo lo que vemos y jugamos está realmente desaprovechado, pudiendo haber constituido una propuesta al nivel de Shattered Dimensions.

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

 

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

The Amazing Spider-Man (2012)

 DS, 3DS, PlayStation 3, Wii, Xbox 360, Android, iOS, PC, Wii U, PS Vita

El primer reinicio del personaje en menos de una década, The Amazing Spider-Man supuso un cambio de protagonista, de director, y sobre todo de estilo -realmente curiosa la elección del añorado James Horner en la BSO- en una cinta que sigue dividiendo opiniones entre los fans. Y como gran blockbuster de superhéroe, el film debía venir con un juego que de nuevo firmaría Beenox. Activision prometió en la Comic-con de Nueva York que este Amazing Spider-man sería distinto al tener más tiempo de desarrollo, pero lo cierto es que salió un año después de Edge of Time.

Amazing Spider-man tiene dos aciertos principales: el primero es que trajo de vuelta el formato sandbox que muchos usuarios echaron de menos en Shattered y Edge of Time, y con ello volvieron los escenarios abiertos y el poder balancearnos libremente por toda la ciudad. Y el segundo es el uso de una narrativa muy lograda a modo de epílogo del film y no simplemente de traducción jugable del guión de este, y además con misiones secundarias que ampliaban la historia. Aunque a nivel jugable era de dificultad demasiado sencilla y supuso una vuelta a una época quizás demasiado anterior, ya que su sistema de combate se antojaba mucho más simple y limitado que el de Web of Shadows por ejemplo, por lo que la sensación era estar jugando en la época de los primeros Spider-man de mundo abierto. Como decimos no hay nada mejor que la sensación del balanceo libre y The Amazing Spider-man fue un juego de esos que no son perfectos, pero que divierten mucho. Beenox consiguió algo bueno, sólido, divertido, imprescindible para los fans del trepamuros sin duda, aunque no aprovechó la oportunidad del todo y se quedó ahí ahí rozando el término ‘Amazing’ pero sin alcanzarlo.

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

 

Galería: Spider-Man, el camino a los Vengadores Captura de pantalla

LEGO Marvel Superheroes (2013)  

PS4, PS3, PS Vita, Xbox One, 360, 3DS, DS, PC, Wii U
 
Ya lo hemos comentado en no pocas ocasiones, pero es increíble que en casos como Star Wars o la editorial DC, los juegos más fieles a esas franquicias y licencias sean los que más visualmente poco serios parecen como es el caso de LEGO. Formando parte del mayor reparto Marvel jamás visto en un videojuego, Spidey se unió a las filas de sus compañeros de editora en el juego LEGO más vendido de la historia. La trama nos lleva a manejar casi 200 personajes, pero Spider-man era uno de los más esperados. Y aunque en formato LEGO y por tanto más simplificado que en los juegos de Activision, moverse en red y usar el sentido arácnido por la Nueva York open world legolizada magistralmente -desde el Helicarrier SHIELD en los cielos a la Torre Stark o incluso la mansión X de los X-Men- era una gozada. Puede que las mecánicas jugables de LEGO no gusten a todos -para bien o para mal son lo que son-, pero todo fan de Marvel debería probarlo, ni que sea por la constante catarata de personajes, referencias y la sensación de tirarse del Helicarrier SHIELD y volar hasta la torre Stark en uno de los considerados mejores juegos basados en la editora.

Galería: Spider-Man, el camino a los Vengadores Captura de pantalla

 

Galería: Spider-Man, el camino a los Vengadores Captura de pantalla

Disney Infinity 2.0 Marvel Superheroes (2014)

 PS4, PS3, PS Vita, Xbox One, 360, PC, Wii U

La pista de que el trepamuros volvía a casa no la dio primero el tráiler de Civil Wars, sino el teaser de Disney Infinity 2.0 con el que Disney ya dejó claro en 2014 -el año de estreno del segundo film de Amazing Spider-man curiosamente- que la Marvel lo quería y lo tenía de vuelta, aunque fuera para un videojuego. De los tres play-sets principales de Infinity 2.0, el mejor era el de Guardianes de la Galaxia y el peor el de los Vengadores, por lo que el de Spider-man, muy basado en el estilo Ultimate, se quedó a medias. En sí el escenario era la Nueva York del playset de Avengers, sólo que tomada por el Duende Verde y Misterio desatando una invasión simbionte, y nos proponía un modo historia mezclado con un entorno abierto y misiones secundarias, pero poco exigentes y repetitivas -recordad el público base al que Infinity estaba dirigido. Simple, sencillo y sin muchas pretensiones, divertía y punto, y lo mejor era la figura de Spider-man que colocábamos en la base. Pero no la primera con el traje rojo y azul, sino la que salió en exclusiva para la versión de PS Vita con el simbionte, de las más espectaculares que el Toys to Life de Disney ha tenido.

Galería: Spider-Man, el camino a los Vengadores Captura de pantalla

 

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

The Amazing Spider-Man 2 (2014)

 PC, 3DS, PlayStation 3, PlayStation 4, Wii U, Xbox 360, Xbox One, iOS, Android

 De una película cuyos resultados provocaron la cancelación de la serie de films que Sony planeaba -a pesar de recaudar más de 700 millones $- y que el personaje ‘volviese a casa’ ahora que Marvel había instaurado una nueva forma de hacer cine de superhéroes, nació un juego más bien discreto. Con Activision produciendo y Beenox desarrollando, el estudio tuvo dos años -aunque parece que andaban pensando en la saga Skylanders que heredarían ese mismo año-, pero el resultado fue mucho mejor en el primer Amazing Spider-man. Esta secuela pulió elementos como el sistema de combate y algunos puntos del apartado gráfico, pero la repetitividad, la falta total de frescura, de desafíos a pesar del interesante reparto de villanos resultaron en un sandbox del montón con el aliciente del balanceo libre del trepamuros. El último juego de Beenox, el último Spider-man producido por Activision, sus resultados en críticas y ventas estuvieron por debajo del anterior.

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

 

Spider-Man, 35 años de juegos con el trepamuros de Marvel Captura de pantalla

Spider-Man (2018)

 PlayStation 4

Cuatro años. Cuatro es lo que habrá dormido Spidey el sueño de los justos cuando su nuevo juego llegue en 2018. Cuatro años que han cambiado al personaje por completo. Y es que el sorpresón épico que Sony nos pegó en el E3 del año pasado cuando anunció su Spider-man firmado además por Insomniac dejó a todos descolocados. El trepamuros regresará con una aventura para PS4 que recupera el formato de mundo abierto, el balanceo libre y todo lo que nos gusta del personaje, pero hipervitaminado, potenciado al extremo con un entorno visual espectacular, unas mecánicas con elementos stealth y sistema de combate deudor de los Batman Arkham, y escenas QTE que prometen épica junto a una trama que ya ha hecho la locura de mezclar a Peter Parker y Miles Morales. Los fans lo esperamos como agua de mayo, sobre todo porque Insomniac nunca defrauda, pero ¿dará todo lo que nos ha prometido? Lo que vimos en el E3 sin duda da esperanzas de que sí.



Y hasta aquí este heroico y arácnido Regreso al Pasado. Somos conscientes de que nos hemos dejado muchos títulos en los que el trepamuros ha participado como personaje seleccionable, por ejemplo todos los arcades de lucha de Capcom como Marvel Vs Capcom o Marvel Super Heroes Vs Street Fighter; el curioso Marvel Super Heroes: War of the Gems; el infantil Spider-Man & Friends; el título de iOS y Android Ultimate Spider-Man: Total Mayhem; el logrado juego para móviles Spider-Man vs. Doc Ock; el también curioso Marvel Nemesis: Rise of the Imperfects; el ARPG Marvel: Ulltimate Alliance; o el mediocre Marvel Super Hero Squad; y hasta el título de Facebook Marvel: Avenger Alliance. Pero esperemos que hayáis disfrutado de este balanceo por la telaraña del personaje y de la historia del videojuego, de las entregas pixeladas a los juegos más recientes.

Y siempre con un héroe que ha sobrellevado su lucha interna entre ser de los elegidos que salvan al mundo, o de los normales que pasan la vida desapercibidos en paz con su familia. Un chico que tuvo que aprender muy joven eso de que "un gran poder conlleva una gran responsabilidad". Y un héroe, ya se vista de azul y rojo, o de negro simbionte, que siempre podrá pasear por su adorada Manhattan como jamás nadie podrá hacerlo: a vista de telaraña y sorteando por entre los edificios.  ¿Qué de quién estamos hablando? ¡Exacto!:



De nuestro Amigo y Vecino, Spider-Man

 




"Sea lo que sea lo que la vida me depare, nunca olvidaré estas palabras: 'Un gran poder conlleva una gran responsabilidad'. Este es mi regalo...mi maldición. ¿Qué quién soy? ¡Soy Spider-Man!

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana