Star Wars: Battlefront II (PS4)

PS4, PC, XBO

Imagen de Star Wars: Battlefront II (PS4)

Star Wars Battlefront II – Impresiones de la beta

Impresiones

Star Wars: Battlefront 2 - Impresiones de la beta

Cuando el renacer de la franquicia Star Wars Battlefront se publicó un mes antes de la propia vuelta a las salas de cine de la franquicia de George Lucas con El Despertar de la Fuerza, los jugadores vivieron unas primeras semanas entusiasmadas con el shooter de DICE. La espectacularidad de lo que se mostraba en pantalla y la sensación de estar dentro de las contiendas galácticas de la saga encandilaron a muchos, pero tan solo por un tiempo limitado. Con el paso de los días se hacía patente la falta de contenido y de profundidad de la propuesta jugable, a lo que había que unir las críticas vertidas desde antes del lanzamiento por la ausencia de un modo campaña.

Electronic Arts y los creadores de uno de los juegos de disparos mejor valorados de los últimos tiempos, Battlefield, debían apuntar mucho más alto de cara a la secuela. La primera adición vino vestida de modo campaña que tendría peso en el canon de Star Wars, y en el pasado E3 2017 se mostró un modo multijugador más complejo y completo que auguraba un producto más duradero – por no hablar de la promesa del contenido gratuito con el que se irá ampliando tras su lanzamiento. Todo ello, para los que se perdieron los anuncios con cuentagotas, se vio resumido con un vídeo donde, a bombo y platillo, el propio John Boyega (Finn en el Episodio VII) ponía sobre la mesa datos objetivos comparando los dos títulos: más escenarios, más modos de juego, más héroes… En definitiva, MÁS, en mayúsculas.

Parte de todo esto hemos podido probarlo en la beta abierta que está disponible desde el pasado viernes (o miércoles, para aquellos que hayan reservado el juego). Cuatro modos de juego multijugador, varios héroes, distintos vehículos y un polémico sistema de cartas y cajas de botín que nos han permitido echar un vistazo a los lugares que más frecuentaremos a partir del 17 de noviembre.

starwarsbattlefrontii-2017-10-04-22-44-02-806.jpg Captura de pantalla

La guerra galáctica más espectacular

Si algo diferencia a Battlefront II del resto de las propuestas del género es la espectacularidad, el pilar en torno al cual gira el resto de elementos que componen la obra. Lo importancia no está en que el título sea jugado a nivel competitivo, sino que todos los jugadores, de cualquier habilidad, estén frente a la pantalla totalmente inmersos en el mundo de Star Wars. Esto afecta, en ocasiones para bien y en otras quizá restándole valor a la profundidad, a todos los modos del juego.

Probablemente el que más acabe jugándose cuando se ponga a la venta sea Asalto galáctico, enormes batallas de 40 jugadores que en la beta ha podido probarse en el mapa de Naboo. Una fase lineal en un primer vistazo donde los droides deben conseguir que un vehículo llegue hasta el palacio de la ciudad, mientras que los clones deben defenderlo y acabar con dicha nave. Sin embargo, a pesar de la poca variedad de caminos y la casi inexistente verticalidad, funciona bien a nivel de ritmo, pues se comienza con un combate pausado y más táctico al que sucederá, si el vehículo consigue dar acceso al palacio, una batalla mucho más caótica y veloz. 

A ello hay que sumar el combate aéreo – los jugadores pueden conseguir naves conforme vayan ganando puntos en la batalla, bien sea haciendo muertes o siguiendo los objetivos – y la aparición de los héroes, como Darth Maul y Rey. Al contrario que en la anterior iteración de la saga, no se consiguen montándote un camping al lado del punto de aparición del círculo que te permite acceder a ellos sino que, al igual que los vehículos o los distintos tipos de unidades (clones con lanzallamas o wookies, entre otros), se desbloquean con puntos. Una vez un equipo consigue un héroe, el contrario debe coordinarse para acabar con él y evitar que prácticamente sea capaz de hacerse la partida él solo, algo que puede frustrar bastante a aquellos que jueguen en solitario

starwarsbattlefrontii-2017-10-05-00-25-40-226.jpg Captura de pantalla.

Siguiendo con las novedades de peso, en Battlefront II se incluye un sistema de clases similar al de Battlefield: una dedicada a las armas de corto y medio alcance, otra enfocada a la defensa o al ataque escoltado con armas pesadas, la clásica francotirador y una última que debe prestar apoyo a los aliados. Con esto se consigue, gracias a la asignación de roles, un juego más cooperativo, más estratégico y mucho más variado.

Si bien las partidas de Asalto galáctico pueden durar unos veinte minutos, según como se vaya desarrollando, aquellos que tan solo quieran jugar unas pachangas rápidas mientras se calienta la comida también tienen su hueco aquí. Ataque ofrece acción más rápida en equipos de 6 contra 6, aunque no por ello menos estratégica. Sigue siendo un modo por objetivos, que en la beta pudimos probar en el mapa Takodana. Unos tienen que asaltar una base para conseguir un objeto del bando rival antes de quedarse sin reapariciones, mientras que los contarios deben defenderlo hasta que hayan acabado con los adversarios cierto número de veces. En resumen, acción más vertiginosa que en las grandes batallas de 40 jugadores, sin la posibilidad de desbloquear héroes – aunque el equipo que tenga varias unidades especiales tiene la balanza a su favor si saben usarlas correctamente – y donde la improvisación tiene más importancia sin por ello dejar de lado la cooperación con el resto del equipo.

La propuesta de DICE parece dirigida a todo el mundo, queriendo tener un estilo de juego que pueda casar con el máximo número de jugadores. Es por ello que Battlefront II tiene también un modo Arcade, pequeñas misiones que se juegan en cooperativo (incluso a pantalla partida en la versión de consolas) que en la fase beta transcurrían en el mapa de Naboo. Se resumía en hacer frente a hordas de enemigos junto a un amigo o en solitario con las mismas unidades y héroes a desbloquear del resto de modos. En principio parece interesante para esos momentos en los viene un amigo a casa y apetece jugar a dobles, pero habrá que ver cómo se amplía en cantidad de niveles, recompensas y retos en la versión final.

starwarsbattlefrontii-2017-10-04-21-56-19-709.jpg Captura de pantalla

Asalto de cazas estelares; vuelve Criterion

Uno de los modos que más ganas teníamos de ver. Criterion lleva desaparecido cierto tras haber llevado a un nuevo nivel, como pocos estudios habían conseguido antes, la satisfacción de la conducción arcade y la espectacularidad en Burnout o Need for Speed Most Wanted. Es uno de los equipos que ha apoyado a DICE en Battlefront II y las sensaciones con Asalto de cazas estelares son gratas. En este modo 20 contra 20, los jugadores se ven inmiscuidos en una gran batalla espacial donde un equipo debe defender a la flota imperial y el otro destruirla.

Es cierto que se tardan varios minutos a adaptarse a un control complejo, pero una vez aprendido, se siente satisfactorio y espectacular. Si en Asalto galáctico nos quedamos por momentos anonadados con las hojas que vuelan con el viento, con los disparos de blaster que pasan por nuestros flancos y las constantes explosiones, en el espacio el apartado gráfico es, si cabe, aún más increíble. Distintas clases de cazas – con habilidades y estadísticas variables – que vuelan a una velocidad de vértigo, esquivas (sin un “barrell roll” automático) ajustadísimas de los misiles que nos han fijado, piruetas por los interiores de una estación espacial que debemos destrozar y muchas explosiones en un caos controlado que es marca de la casa.

Tampoco faltan aquí las naves de héroe, como la Slave I de Boba Fett o el Halcón Milenario, que se desbloquean, al igual que sucede en el resto de modos, con los puntos que conseguimos en la batalla. Estos vehículos, como era de esperar, ofrecen una ventaja clara al resto de cazas, pero quizá no es tan diferenciada como con los héroes normales, pues hay que tener un nivel mínimo de habilidad para saber maniobrar y usar las habilidades para sacar provecho de ellas.

starwarsbattlefrontii-2017-10-04-22-25-28-092.jpg Captura de pantalla

Pasando por caja

Si estás interesado en leer estas líneas seguramente te hayas enterado de la polémica con las cajas de botín y la personalización de la unidades con cartas, pero para el más despistado, un resumen rápido: la beta de Battlefront II muestra un sistema de progresión en el que quien paga más, tienes más posibilidades de ganar.

Entrando en detalle, al comenzar a jugar por primera vez el juego te obsequia con una caja de botín. Su contenido son tanto objetos cosméticos, como gestos, a cartas de dos tipos. Unas permiten cambiar habilidades o armas a una unidad para adaptarla al gusto del jugador, mientras que otras mejoran directamente las estadísticas y habilidades base de dicho personaje/nave.

En cuanto a las primeras, se podría pensar que cambiar una habilidad por otra no da ventaja directamente, pero sí que permite más versatilidad al jugador con más cartas para configurar su personaje del modo con el que se siente más cómodo. Sin embargo, las segundas sí que dan una ventaja directa, y quien tenga más mejoras tendrá unidades superiores al del resto.

loot1.png Captura de pantalla

Todo esto se complica no ya por el hecho de que el veterano siempre va a tener ventaja sobre el novato – algo que puede causar problemas para quien adquiera el juego unos meses después del lanzamiento – sino porque estas cajas de botín se pueden comprar con dinero real. Y el problema se agrava cuando estas cartas se pueden subir de nivel, mejorando sus habilidades, con más cartas. Y que cuantas más cartas tengas, más espacios tendrá tu personaje para equiparlas. En definitiva, todo está orquestado para que quien más veces pase por caja más fácil tiene hacerse con la partida.

Eso sí, esto es una beta, y probablemente una que no esté construida sobre la versión actual del juego, sino con una de hace meses. Al igual que el popping del mapa Takodana o la falta de una sensación de peso en las armas, el funcionamiento del sistema de progresión puede verse cambiado de cara a la versión final. Dejarlo tal cual sería por todas las maneras una forma de lastrar  un juego que ofrece el meterte en el querido universo de Star Wars como nunca antes otro ha hecho a la vez que ofrece el suficiente contenido y profundidad para quien no sea fan de la franquicia. Para comprobarlo habrá que esperar al próximo 17 de noviembre, cuando se pondrá a la venta en PS4, Xbox One y PC.

Estas impresiones se han realizado jugando la beta abierta en la versión de PS4.

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana