The Inpatient (PS4)

PS4

Imagen de The Inpatient (PS4)

Supermassive: Inpatient y Bravo Team, Avance E3

Impresiones

Supermassive: Inpatient y Bravo Team 

La Realidad Virtual tuvo su momento en la conferencia de Sony con varios proyectos en marcha. Dos de ellos son de la compañía Supermassive, encargados ni más ni menos que de Until Dawn. Se trata de The Inpatient, un juego de terror psicológico que en teoría se ubica 60 años antes de la anterior propuesta de la compañia; y de Bravo Team, un shooter en acción en tercera persona. Ambos títulos estaban disponibles para probarse en el Convention Center y en los dos casos hemos podido disfrutar de sesiones para cada uno de ellos. Queda claro que todavía tienen desarrollo por delante y que hay ajustes por definir. Aunque en el caso de Inpatient, la cosa promete.

Empezamos por esta propuesta de terror que nos dejó con ganas de más durante la conferencia de Sony. Una vez nos equipamos con las gafas de Realidad Virtual y el headset, el juego nos permite escoger nuestro sexo y nos hace pasar a la zona que vimos durante el tráiler. Estamos en una especie de consulta tétrica, ligados en una silla. Ahí aparece ese tétrico doctor que ya daba mala espina en la conferencia y que genera tensión con las gafas de realidad virtual puestas. Es un mantra que se repite pero es real: puedes explicar mil cosas de la tecnología en cuestión, pero si no lo pruebas no sabes realmente como es la experiencia. Y cada vez que el doctor se acerca hacia nosotros provoca una situación deliberadamente incómoda para el usuario.

La interacción con la aventura es algo escasa en la demo que hemos podido probar, pero deja entrever por dónde van los tiros. El doctor nos pregunta varias veces qué es lo que recordamos o dejamos de recordar, y según nuestra respuesta suceden algunos eventos en forma de bucle durante los primeros minutos. Estamos encerrados ahí por algún motivo que desconocemos y cada vez que cerramos los ojos para recordar, se nos transporta a un lugar concreto: una sala en la que estamos semi-escondidos hasta que aparece un personaje y nos descubre. Esto nos pasa dos o tres veces hasta que al final, el doctor decide inyectarnos una jeringuilla para dormir y descansar. La sensación de la aguja acercándose hacia nosotros es realmente sorprendente.

dckirl5waaeaogy.jpg Captura de pantalla 

Una vez despertamos nos encontramos tumbados en una cama ante la presencia de otro personaje, más joven que el doctor citado. Éste nos invita a levantarnos de la cama aprender a caminar. Aquí comenzamos a dar cuenta de los controles. Podemos andar y girar con el analógico izquierdo mientras que con el derecho podremos hacer un giro de 180 grados. Es cierto que en este punto vemos algo que no acaba de ser del todo fluido: el personaje gira como a “golpecitos”, dando una sensación extraña. Pasa lo mismo cuando intentamos ir hacia una puerta o hacia la ventana. Podemos caminar en línea recta, pero no girar un poco en diagonal ni nada por el estilo.

Tras estos primeros compases podremos empezar a interactuar con todo tipo de personajes del equipo de sanatorio. Ahí radica la gracia del juego. Saber qué hacen o dejan de hacer y tomar decisiones al respecto afectará al desarrollo de la aventura, al futuro de los personajes que nos rodea y al nuestro. En cierto modo, no deja de ser una fórmula idéntica a la que tenía Until Dawn, aunque tal vez más pausada y con menos interacción en estos primeros compases pero con el impacto de la RV mucho mayor. A pesar de que los creadores del juego han hablado de precuela del juego, también explicaron que es perfectamente disfrutable sin haber probado Until Dawn. Simplemente, se ubica en el mismo universo pero muchos años antes.

Bravo Team: disparos y coberturas

El otro juego para PS VR que pudimos probar de Supermassive Games es Bravo Team. Se trata de un juego de acción en tercera persona que se basa en las coberturas y un sistema de juego cooperativo para poder avanzar. La partida que pudimos hacer se llevó a cabo con el Aim Controller: apuntar de manera realista mirando por la mirilla, haciendo algunas acciones con los botones complementarios y usando el analógico de dicho artilugio para cambiar rápidamente la dirección de nuestra vista, ideal para girar a 180 grados en varios momentos. El problema es que el juego en sí presentaba en esta demo algunos contratiempos evidentes.

Bravo Team (PS4) Captura de pantalla

El título se muestra como un shooter en tercera persona, pero esa cámara cambia a la primera cuando estamos en una cobertura. La acción de la demo se desarolla en un puente repleto de coches que sirven de cobertura y de terroristas a los que hay que aniquilar. Cuando queremos movernos tenemos que apuntar hacia una cobertura que tengamos en algún lugar. Entonces pasamos a la cámara en tercera persona, el personaje corre hacia allí y volvemos a la primera persona para disparar, agacharnos, etc. El apuntado funciona bien y es una gozada mirar por la mirilla del arma para tener mayor precisión. La fórmula de la aventura genera más dudas: la manera de movernos entre coberturas, lo poco ágil que es volver atrás para conseguir munición o esa transición tercera-primera persona no acaban de encajar del todo.

A todo esto, se le añade que la IA enemiga tampoco parece la más lista del lugar. La veremos moverse entre coberturas de manera algo rara, incluso a veces colocándose a nuestro lado y, en lugar de dispararnos, coger y volver a marchar. hemos visto algunos fallos en este sentido que le hacían perder la gracia a la experiencia. En general, Bravo Team parecía que todavía tenía por delante un largo desarrollo, sobre todo a la hora de pulir mecánicas y situaciones. Si el juego sabe ofrecer movimientos por el escenario más fluidos y una IA enemiga competente, puede ser un título a tener en cuenta para PS VR (lo jugamos en cooperativo, algo que puede alimentar su éxito), aunque de momento parecía estar algo verde en general.

Bravo Team (PS4) Captura de pantalla

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana