Tennis World Tour (PS4)

PS4, NSW, PC, XBO

Imagen de Tennis World Tour (PS4)

Tennis World Tour: Impresiones

Impresiones

El saque inicial

El tenis es un deporte muy psicológico, un juego solitario en su vertiente más tradicional en la que el enemigo a batir no es el contrincante, sino uno mismo. También se trata de una disciplina que se puede adaptar fácilmente a los videojuegos y que ha protagonizado sagas tan legendarias como Virtua Tennis o Top Spin. Sin embargo, no hemos visto ni un solo título del estilo en esta generación (exceptuando el decepcionante AO International Tennis), quizás porque las grandes compañías no se arriesgan tanto como antes y no consideran al tenis como un deporte tan atractivo para los jugadores como el fútbol o el baloncesto. Sea como fuere, Big Ben pretende remediar esta situación con Tennis World Tour, su apuesta por la simulación realista.

Algunos de los desarrolladores detrás de Top Spin forman parte de Breakpoint, el estudio responsable de Tennis World Tour. Este detalle hace más clara su intención de crear un sucesor espiritual a la altura de la saga, cuyo último título alcanzó en España la respetable cifra de 75.000 unidades vendidas. Con este propósito, se han dedicado a pulir la jugabilidad y ofrecer una experiencia tenística lo más cercana a la realidad posible.

Tennis World Tour (NSW) Captura de pantalla

Preparándonos para salir a la pista

El primer detalle de Tennis World Tour que llama la atención, sobre todo para un jugador español, es la ausencia de Rafa Nadal. Desde una interfaz similar a la de otros títulos deportivos accedemos al elenco de jugadores profesionales, compuesto por tenistas como Federer, Monfils, Muguruza o Zverev, pero no por el mallorquín. Thomas Carpentier, jefe de producto de Bigben, nos explicaba que se debe al coste de su licencia, mucho más cara que la del resto de deportistas. Aun así, Tennis World Tour cuenta con una plantilla de hasta 30 estrellas del tenis, más que la última entrega de Top Spin, pero sin contar con nombres importantes como Novak Djokovic o las hermanas Williams. Tampoco cuenta con los nombres oficiales de los torneos, pero las canchas se han recreado a imagen y semejanza de los circuitos más importantes, como Roland Garros o el US Open.

Cada jugador cuenta con sus propias estadísticas, que se encuentran repartidas en tres categorías generales: ataque, defensa y saque-volea. Estas, a su vez, influyen a habilidades específicas como la derecha, el revés, la velocidad o la resistencia. También cuentan con un set de 5 cartas, habilidades pasivas que se activan en diferentes momentos del partido. Estas sirven tanto para personalizar más aún a los tenistas como para acercarse más a la experiencia psicológica que supone jugar un partido de tenis profesional, con sus altibajos morales. La elección de la cancha de tenis también es un factor a tener en cuenta a la hora de jugar, ya que la superficie de la que esté compuesta, que puede ser desde tierra batida o hierba hasta parqué, influye en diferentes aspectos, como el bote de la pelota o la velocidad del jugador. Incluso el tiempo puede afectar notablemente a las dinámicas del partido.

Tennis World Tour (NSW) Captura de pantalla

Peloteando en serio

A pesar de ser un título orientado a la simulación, Tennis World Tour ofrece una jugabilidad sumamente accesible, pero que cuenta con diferentes capas de profundidad. Tenemos una selección de golpeos extensa: planos, liftados o cortados, voleas, derechas, reveses, dejadas… Cada golpe se ha recreado con capturas de movimiento para parecerse lo máximo posible a la realidad. Si encima se suman otras opciones más avanzadas como prepararse con antelación para subir a la red, contamos con una variedad excelente de decisiones tenísticas para definir nuestro estilo. 

Más allá de los diferentes tipos de golpeos, Tennis World Tour nos propone unos partidos realistas muy logrados, con la información justa para no saturar la pista de efectos innecesarios. Aunque en el aspecto gráfico no parece estar a la altura de los mejores juegos deportivos, la inmersión está asegurada gracias a su satisfactoria jugabilidad. Los partidos pueden llegar a ser totalmente hipnóticos, con el sonido de las raquetas y el ir y venir de la pelota. Es una pena que se hayan dejado fuera detalles como los gritos de los jugadores o la posibilidad de pedir el ojo de halcón, pero lo que se encuentra en el juego cumplirá con las exigencias de muchos jugadores… Al menos en el apartado puramente jugable.

Tennis World Tour (NSW) Captura de pantalla

Una dejada demasiado corta

Más allá de la posibilidad de jugar partidos rápidos, Tennis World Tour cuenta con pocas modalidades de juego. Se pueden organizar torneos, hacer tutoriales bastante completos y competir en línea, pero poco más. Incluso los partidos de dobles no están disponibles de inicio, sino que se añadirán unas semanas después del lanzamiento de forma gratuita. Con lo que sí cuenta es con un modo carrera en el que podemos crear un jugador desde cero (con escasas posibilidades de personalización) y llevarlo hasta lo más alto del ranking de la atp o la wta.

En el modo carrera, gestionar el cansancio de nuestro jugador es clave para su rendimiento y salud. No solamente le afecta negativamente jugar demasiados partidos seguidos, también detalles como el jet lag o no estar en forma. Así pues, tenemos que elegir entre diferentes opciones para pasar el tiempo, como jugar torneos oficiales, hacer entrenamientos, organizar partidos de exhibición o simplemente descansar. Nuestro avatar irá subiendo de nivel con el tiempo, consiguiendo nuevas cartas y pudiendo asignar puntos a sus características. El dinero que ganemos se podrá usar para adquirir equipamiento, desde los puramente estéticos hasta los que afectan a la jugabilidad, como las raquetas.

Tennis World Tour (NSW) Captura de pantalla

Bola, Set y...

Es un buen momento para añadir que Tennis World Tour no contará con microtransacciones y que prescinde de contenido descargable de pago (al menos por ahora), un gesto de buena fe para los jugadores. De hecho, Thomas Carpenter nos estuvo hablando de la posibilidad de actualizar la plantilla de tenistas, o incluir las licencias de los circuitos oficiales si el juego vende bien. Ya han programado competiciones oficiales con buena acogida, y aunque no se ha orientado como un deporte electrónico, su naturaleza si se presta a ello, además de su vertiente online, que contará con desafíos semanales y rankings propios.

Sin duda el aspecto más negativo del juego se trata de su rendimiento. Aunque nos aseguraron que el clásico parche de día de lanzamiento se encargaría de arreglarlo, el juego se nos colgó en varias ocasiones, tanto en una PlayStation 4 como una PlayStation 4 Pro. Queda por ver si este tema se solucionará correctamente. Por lo demás, y a pesar de la carencia de licencias oficiales, Tennis World Tour promete ser el título que devuelva el tenis virtual a nuestras estanterías como se merece, rellenando un vacío deportivo demasiado duradero.

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana