Skip to main content
Publicidad

Juegos Ocultos y Olvidados #12 Desenterrando Grandes Títulos Perdidos - Vídeo Reportaje

publicidad

Warbird (Lynx)

Esta semana vamos a comenzar con un juego oculto, para una máquina oculta. Atari trató de reverdecer laureles con Lynx, una consola portátil que hubiera sido la primera en su especie de no haber sido porque en Japón tuvieron una idea similar con Game Boy. no es lugar aquí para hablar de la historia de la consola, pero sí diremos que a pesar de su enorme tamaño y su devoradora capacidad de consumir pilas, era una máquina tremendamente potente dentro de su categoría y con una cantidad de pequeños detalles que le permitirían ofrecer una experiencia muy distinta frente a los juegos de Game Boy.

Buen ejemplo de esto lo encontramos en el espectacular Warbird, un juego de combate con aviones clásicos y escalado de sprites que ofrece una excelente jugabilidad y nos pone de llenos en los cielos de la 1ª Guerra Mundial. La propia Atari de forma interna se encargó de desarrollar este proyecto y se nota en el profundo conocimiento del hardware que permite un vuelo fluido y unos gráficos muy resultones, con 6 misiones de creciente dificultad y varias opciones para configurar el reto a nuestro gusto. Toda una demostración de fuerza del “pequeño” hardware.

Gun Buster (Arcade)

Gun Buster es un caso curioso dentro de las recreativas. El conocimiento popular nos cuenta que el shooter en primera persona comenzó a hacerse especialmente popular con Wolfenstein, en el 92 -aunque es posible encontrar ejemplos de shooters con vistas en primera persona desde los mismos 80-. Pero mientras el mundo ponía la atención en id software, en Japón una compañía como Taito había tenido una idea similar para recreativa, partiendo desde un punto de partida diferente que era el de dar un nuevo giro a los juegos de disparos tipo Operation Wolf (también de Taito), con la capacidad de caminar libremente como principal atracción.

El planteamiento de los juegos es algo distinto, ya que Gun Buster, o Operation Gunbuster como se le llamó en occidente, se basa en combate contra jefes, con los jugadores maniobrando en diferentes escenarios, luchando uno contra uno contra enemigos de entidad, pudiendo utilizar varias armas para ello. Este planteamiento abrió la posibilidad de incorporar un modo multijugador Deathmatch, posiblemente uno de los primeros en su especie, donde hasta cuatro jugadores podían participar en duelos dos contra dos en la versión doble de la recreativa. A pesar de la fiebre FPS que estaba por llegar, el juego pasó un tanto desapercibido, sin ninguna versión doméstica -ni siquiera apareció en Europa-, pero en muy interesante en el contexto de su época, además de muy divertido.

Cybercon III (Amiga, Atari ST)

Cybercon III es un complejo juego de aventuras y exploración en una ciudadela en donde la Inteligencia Artificial central ha tomado el control. La ciudadela es enorme, laberíntica y compleja, repleta de enemigos y puzzles que nos impiden avanzar, aunque el ritmo es más bien pausado por necesidades técnicas y de diseño -no era fácil crear juegos 3D poligonales en estas máquinas-, Con un complejo formado por 400 habitaciones, el título requiere una importante inversión de tiempo y esfuerzo, aunque el envolvente escenario era un plus, especialmente cuando no había muchos juegos parecidos en 1991. Técnicamente superior a otros juegos parecidos, Cybercon ofrece una enorme y complicada aventura, repleta de retos y propia de una época diferente para el videojuego, aunque su influencia se dejó ver en títulos posteriores como System Shock.

Regístrate o haz login para hacer un comentario

Más vídeos

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

publicidad
Publicidad