Dragon's Dogma: Dark Arisen (XBO)

XBO, 360, PC, PS3, PS4

Imagen de Dragon's Dogma: Dark Arisen (XBO)

Análisis Dragon's Dogma: Dark Arisen para PS4 y XBOX ONE

Nota Meri 7,5 Bueno

Usuarios

Tu Nota Puntua!

Tras un año lleno de grandes títulos el cual parece no dar más de sí, Capcom decide traer una joya olvidada de la pasada generación a PlayStation 4 y XBOX ONE, que añadirá una interesante alternativa a elegir en el marco de los títulos de este año; Dragon's Dogma: Dark Arisen. En Meristation ya lo analizamos en su momento, así como su port a PC. Hoy traemos los aspectos fundamentales, algo mejorables, que diferencian a esta remasterización para PlayStation 4 y XBOX ONE de sus versiones previas.

Para poner en situación, Dragon's Dogma salió para Playstation 3 y XBOX 360 hace ya cinco años. Capcom había invertido en una nueva IP de corte Action RPG adaptada a un público occidental. Muchos fueron los que lo compararon con títulos como Skyrim o Dark Souls. Sin embargo, Dragons Dogma se supo hacer un hueco gracias a los aspectos que le diferenciaban del resto.

Su sistema de combate ofrecía variedad y alternativas (y a veces nos recordaba a Shadow of the Colossus). La invocación de peones como NPC’s aliados que nos ayudaban a lo largo de nuestra travesía, las clases y personalización, la música, las bestias, la dificultad… Un amplio catálogo de pros que mejoraron con la llegada de su primera y por ahora única expansión que pulía algunos defectos y ampliaba la experiencia de juego. Con nuevas zonas y misiones (así como más configuraciones, enemigos y equipo), el DLC de Dark Arisen terminó lo que Dragons Dogma comenzó.

Con el port de PC y un poco de retraso, Dragon's Dogma: Dark Arisen ha llegado a Playstation 4 y XBOX ONE con mejoras tanto en la resolución como en la tasa de refresco, pero sin novedades en el aspecto de texturas o efectos dentro del juego. Una remasterización útil que podía haber dado más de sí para mejorar la experiencia del juego en nuevas consolas.

Dragon's Dogma: Dark Arisen (PS4) Captura de pantalla

La historia principal nos habla del Arisen elegido cuya misión principal es acabar con un poderoso Dragón que en el comienzo del juego le arrebató su corazón. Una forma simple para explicar sin explayarse mucho la sinopsis inicial del juego, que se irá desarrollando a medida que vayamos explorando el vasto mundo que nos ofrece.

Para empezar, Dragon's Dogma: Dark Arisen incluye una mejora en la personalización del protagonista. Tras ello podremos elegir nuestra vocación inicial (guerrero, stryder o mago) que a medida que vayamos progresando en el juego, podremos cambiar por vocaciones avanzadas y combinadas. Con ella también tendremos que cambiar nuestro equipo y nuestros Peones, que no subirán de nivel como nosotros.  

Dragon's Dogma: Dark Arisen (PS4) Captura de pantalla

Los Peones son NPC’s no humanos con apariencia humana que habitan entre mundos y que nos ayudarán a lo largo de la aventura como aliados (lo cual es muy recomendable). Con un máximo de 3 (uno de ellos creado por tí), podremos invocar a estos seres a traves de unas fallas de manera offline y online. Haciendo uso de sus diferentes clases y equilibrando el equipo (donde se recomienda que haya variedad) nos otorgarán más experiencia y objetos con los que podremos subir de nivel y mejorar nuestro equipo para avanzar en el desarrollo del juego. Necesario será con su dificultad, que nos mantendrá firmes en un reto constante por no morir a base de habilidad y combinaciones de ataques. Para los que esta dificultad no les parezca suficiente, la versión cuenta también con un modo dificil y un modo contrarreloj, que aumentará la exigencia del juego para con el jugador, haciendo la experiencia aún más intensa.

Destacar también que además de nuevos enemigos, equipo y opciones de personaje, el juego añade una nueva zona conocida como la Isla de Bitterblack, donde podrá ir el jugador cuando tenga suficiente nivel. Esta extensa ubicación contará con un aliciente de la trama principal, que ahondará en la historia del título y nos aportará aún más horas de entretenimiento. Además, el tinte oscuro que trae la nueva zona mejora añade repertorio de áreas en el juego además de ciertas reminiscecias a memorables ambientaciones del Demon's Souls o Dark Souls. 

UNA "MEJORABLE" CALIDAD GRÁFICA

El mundo de Dragon's Dogma: Dark Arisen se verá enriquecido por la mejora gráfica con la que cuenta esta nueva versión. Con un aumento plausible aunque no mucho mayor en la resolución del título, lograremos ver las cosas con mayor nitidez y mejorará la capacidad de inmersión que podamos llegar a tener con el título. Cierto es que podrían haber mejorado las texturas generales del juego, así como sus principales modelados, animaciones o efectos ingame para que se notara un salto más cualitativo a la nueva generación de consolas con Playstation 4 o XBOX ONE. Por lo demás, se puede disfrutar sin problema alguno y pese a que no sea un portento gráfico, es recomendable tanto para quien lo haya jugado y quiera darle un tiento, como para el que no lo haya probado y sea fan del género.

UN SISTEMA DE JUEGO MÁS ESTABLE

Si algo destaca en el Dragon's Dogma y lo hace diferente de otros títulos son sus mecánicas de combate. Según nuestra vocación y la de nuestros peones, podremos hacer diferentes habilidades sobre diferentes partes del enemigo. Éstas se combinan unas con otras para añadir una espectacularidad de movimientos que pocas veces hemos visto en otros juegos del género. Desde escalar a la bestia y atacar, hasta lanzar inmensos poderes o una lluvia de flechas; las combinaciones son inmensas. Aparte de esto, el fuego adquiere un papel relevante en el entorno de Dragons Dogma: Dark Arisen, y muchas veces tendremos que hacer uso de la antorcha o de poderes de fuego para reconocer al entorno y los enemigos.

Una espectacularidad y un fuego que no se resienten a los 30 FPS que mantiene, como mínimo, esta versión. Una estabilidad que ayuda a la hora de llevar el combate de manera adecuada, sin caídas de framerate abismales que nos hacen la partida más tediosa. No hay punto de comparación con la mayor estabilidad que podría ofrecer la versión para PC, pero es una limitación leve que es entendible pese a que podría ser mejor.

Cabe destacar también que esta estabilidad mejora la entrada en escena de los Peones en combate, que muchas veces utilizarán agarres o combinaciones que aumentarán la carga de polígonos en la imagen. Pese a eso, el framerate no bajará de 30, y este hecho renovará por completo la experiencia de juego en el combate, que es uno de los baluartes principales del juego. 

Dragon's Dogma: Dark Arisen (PS4) Captura de pantalla

Conclusión

Dragon's Dogma: Dark Arisen es un juego a tener en cuenta. Compartiendo época con Dark Souls o Skyrim, el título se hizo un hueco por su interesante propuesta, sus modos de combate, la utilización de los aliados y entorno, así como el extenso mapa que ofrecía. 5 años después de su estreno el juego regresa para Playstation 4 y XBOX ONE con un envoltorio diferente, pero por lo general, con el mismo contenido. Cierto es que se agradece la mejora de resolución así como la regulación de la estabilidad y los FPS, pero se esperaban mejoras más palpables en el ámbito de texturas o remodelación de los assets principales. Una épica aventura que, pese a no tener un cambio gráfico significativo, nos aportará horas y horas de entretenimiento en un mundo donde "Encontraremos Dragones". Sigue siendo un gran juego, pero esta versión cinco años depsués de la original acaba sabiendo a poco.

Lo Mejor

  • Su sistema de combate. Frenético y variado, nos dará mil formas de encarar una pelea, y las mil serán increíbles.
  • Su extensión y la exploración. Con un montón de objetos que poder craftear y la subida de nivel incentivan al jugador a perderse por el mundo de Dragons Dogma:Dark Arisen.
  • Su apartado sonoro destaca en sobremedida. Lleva el ritmo y la tensión de cada momento y respeta los silencios. Se fusiona a la perfección con el entorno que nos encontramos y nos deleita con su épica melodía.
  • Poder jugar la versión completa de un juego así en las nuevas consolas siempre es un punto a favor.

Lo Peor

  • El poco cambio gráfico que puede supone la remasterización del original.
  • Lo planos que son los personajes del juego. No hace que empaticemos con ellos.
  • La IA se puede volver loca y puede dificultar el desarrollo del combate en muchas ocasiones.
  • Pese a que se agradezca la mejora de estabilidad, podría haberse equiparado más a la versión de PC.
7,5
Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana