Pillars of Eternity: Complete Edition (XBO)

XBO, PS4

Imagen de Pillars of Eternity: Complete Edition (XBO)

Pillars of Eternity, Análisis

Nota Meri 9 Excelente

Usuarios

Tu Nota Puntua!

A estas alturas de la vida no vamos a descubrir a nadie lo que es Pillars of Eternity. Lanzado hace dos años y medio aproximadamente para PC, el juego encandiló a miles de jugadores en todo el mundo gracias a su buen saber estar en todos los campos: una gran jugabilidad y una profunda historia dieron como resultado una obra a la que había que echarle decenas de horas para completarse en su totalidad. Ahora, en septiembre de 2017, Pillars of Etenity se lanza para consolas con un objetivo: recuperar esa misma sensación.

Con este axioma bajo el brazo, en este análisis no se va hablar de la historia, la jugabilidad o la parcela sonora, sino de cómo ha sido la adaptación a consolas por parte de los chicos de Obsidian (en caso de querer conocer un poco más sobre todo lo anterior, recomendamos que paséis por la exquisita crítica que realizó nuestro compañero Francisco Alberto Serrano Acosta allá por marzo de 2015, cuando se lanzó el título). ¿Una sinopsis rápida? Lo han conseguido.

pillars.jpg Captura de pantalla

Que gire la rueda

Que juegos como Baldur’s Gage, Divinity: Original Sin Enhanced Edition o Pillars of Eternity están pensados para PC es innegable (e innegociable). El teclado y el ratón son los dos elementos primordiales para disfrutar de los mismos, aunque esto no quita que su posterior versión para consolas pueda suceder; al fin y al cabo, hablamos de millones de potenciales compradores en todo el mundo que quizás denieguen de jugar en PC, pero eso ya es otra historia que no viene al caso.

Los estudios lo saben, de ahí que estas ediciones para los sistemas domésticos terminen apareciendo más pronto que tarde. En el caso de Pillars of Eternity, el port realizado cuenta con las mismas garantías que la versión para PC. Y eso es de agradecer.

Pillars of Eternity: Complete Edition (XBO) Captura de pantalla

Esta entrega para PlayStation 4 y Xbox One llega bajo el nombre de Complete Edition. En otras palabras, no sólo se tiene el juego base, sino también la expansión The White March, que fue lanzada en dos partes para PC. Con una secuela en desarrollo, esta se convierte en el mejor punto de entrada para aquellos que quieran experimentar la saga y a la par disfrutar del juego en consolas.

Pillars of Eternity responde muy bien en sus versiones domésticas. Adaptar el control al pad tradicional era el escollo más grande que se encontraban los diseñadores de la obra, así que han optado por un esquema tradicional con algunas señas de identidad. El stick izquierdo sirve para manejar los personajes, mientras los gatillos se dejan para los menús desplegables que se manejan con la palanca derecha. Chapó.

Pillars of Eternity: Complete Edition (XBO) Captura de pantalla

Con esta sencilla y asequible configuración, Pillars of Eternity deja cuatro botones clásicos para las acciones corrientes (con el mando de Xbox): investigar/seleccionar (la A); cancelar (la B); pausar la partida (la X); y comando adicional (la Y). A poco que uno esté familiarizado con los controles de los RPG en consolas, la curva de aprendizaje será irrisoria. Además, tiene numerosos tutoriales, por lo que la experiencia se hace todavía más llevadera y asequible.

El control bien, ¿pero y el aspecto técnico? Este Pillars of Eternity para consolas es idéntico a su hermano mayor. No hay más. El apartado gráfico luce igual de bien que en los sobremesas, aunque cierto es que en estos últimos tampoco se exigía demasiado gracias a la correcta optimización realizada. Así mismo, se vuelve a incluir el doblaje al inglés y la correspondiente traducción al castellano.

Pillars of Eternity: Complete Edition (XBO) Captura de pantalla

Si hay que ponerle un pequeño “pero” a Pillars of Eternity para consolas es precisamente en este último punto: el rendimiento. Los tiempos de carga pueden ser en ocasiones algo lentos, aunque no insufribles (hay una gran diferencia entre ambos conceptos). Por otro lado, existen pequeñas caídas en la tasa de frames, sobre todo al avanzar y cargar el mapa. En esto en cuestión, son pequeños tirones que no llegan a influir en el devenir de la obra, sino que más bien son molestos. Eso sí, repito para navegantes: son casi inexistentes y no interfieren en la jugabilidad, por lo que se puede correr un tupido velo sobre ellos.

Por cierto, como curiosidad, Pillars of Eternity para consolas tiene unos textos de dimensiones considerables. Sí, puede parecer una auténtica tontería esto, pero en RPGs con tal carga textual, lo que más se agradece es que cada una de las palabras se pueda leer con comodidad y no sea necesario contar con la visión de Spiderman. Gracias, Obsidian, por este detalle y pensar en la miopía de los presentes.

Este análisis ha sido realizado con la versión de Xbox One a través de un código digital.

Conclusión

Pillars of Eternity para consolas es el mismo juego que se puede encontrar para PC. Solventa con soltura los dos puntos más difíciles que tenía ante sí como son adaptar al mando los controles de ratón y teclado, y llevar a buen puerto todo el esquema técnico del que hace gala la obra en compatibles. Un buen trabajo de conversión que disfrutarán los amantes del rol.

Lo Mejor

  • Horas y horas de diversión.
  • Si te gusta el género, su compra es obligatoria.
  • Notable control y casi sin echar de menos la soltura del ratón y el teclado.
  • Viene con las expansiones.

Lo Peor

  • Algún que otro casi imperceptible tirón.
  • El tiempo de carga de turno.
9
Excelente

Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana