Skip to main content
Publicidad
Steep

Análisis STEEP para PS4

review_game
| |

Ubisoft se atreve con traer de vuelta los deportes electrónicos y lo hace de forma acertada, pero con una ejecución que podría haber dado mucho más de sí. El control no es del todo cómodo y con el paso de las horas empezamos a sentir un desgaste inevitable por la estructura jugable.

Ya era hora de traer de vuelta los deportes extremos al mundo del videojuego, y era el momento de hacerlo con una gran producción con una editora de renombre detrás. Ubisoft nos sorprendió en su conferencia del pasado E3 2016 apostando por un título donde la libertad se tomase por bandera, un título en el que el cada vez más arraigado género del mundo abierto le diese la mano a los esquís, las tablas de snowboard y los saltos con traje de ardilla. El resultado, ahora que han llegado las tan esperadas actualizaciones, es satisfactorio, aunque no está exento de peros que lo alejan de la excelencia que tanto nos hubiese gustado sentir con STEEP.

STEEP, una bola de nieve expuesta al sol

STEEP es uno de esos juegos que te hacen sentir vivo, que te invitan a hacer cosas que, por un motivo u otro, jamás haríamos en la vida real. A modo de analogía, tras tantas horas jugando hemos respirado esa sensación indescriptible al ponerte a hacer lo primero que te venga a la cabeza en un Grand Theft Auto o un Far Cry, solo que esta vez en un entorno deportivo, retando a otros jugadores casi constantemente y de forma automatizada. A nuestro modo. De primeras, estamos ante un enorme mundo virtual lleno de nieve, y tras un tutorial completo donde se intenta explicar qué es realmente esta obra y por qué es diferente a todos los anteriores simuladores de deportes de invierno de antaño, es el momento de comenzar a deslizarnos, explorar y saltar al vacío.

steep-3421540.jpg Captura de pantalla

Es un error llegar aquí y pensar que vamos a encontrarnos con una versión en alta definición que trate de homenajear obras como 1080 Snowboarding; tampoco se parece a SSX; STEEP es distinto. Uno de los principales problemas del juego, que ya pudimos sentir tras probar la beta, es que el control no es fácil, no es del todo intuitivo; quizá es incluso extraño. Pero como en otros muchos títulos actuales, es necesario tener paciencia, leer los extensos tutoriales que en ocasiones inundan la pantalla y levantarnos cada vez que nos caigamos. Esto es esencial: STEEP no es fácil de dominar, pero una vez entiendes las mecánicas y vas completando fases va transmitiendo su idea con más soltura, traduce su idioma hasta el punto de ser familiar con el jugador. Es una cuestión de entender su lenguaje. En realidad, lo normal es que nos sintamos algo abrumados ante tan gigantescos entornos y escenarios. ¿Por qué tanta libertad? ¿Es necesario tener tanto por hacer? Gracias a la actualización 1.2, que es sobre la cual estamos analizando el juego, STEEP es mucho más ordenado, permite seleccionar las fases desde un menú y permitir que el jugador que quiera jugar sin complicaciones no tenga que estar sometido a todos los pros y contras que un sandbox tiene por su propia naturaleza.

steep-3562702.jpg Captura de pantalla

Ubisoft ha sido valiente, insistimos, por lanzarse en un momento como éste con un juego de este calibre. La compañía gala suele pecar de utilizar patrones algo repetitivos en todos sus sandbox, que actúan como una montaña rusa. Nos explicamos. Si bien en un primer momento no terminamos de entender todo correctamente, llega el clímax, una zona de confort donde pasan las horas casi sin darse cuenta. En nuestro caso, tras más de treinta horas de juego, hemos llegado a ese momento donde se pierde el sentido de seguir jugando, donde falta una motivación para volver a iniciar la partida sin cambiar el disco cuando encendemos la PS4, plataforma en la que hemos analizado la obra desde su beta. Desde el punto de vista de alguien que ama los deportes extremos y disfruta con ellos, tenemos que decir que el producto que se puede comprar ahora mismo en tiendas es ligeramente mejor que aquel que llegó hace un mes al mercado gracias a los parches implementados, pero la mayor carencia de STEEP sigue estando ahí y no hay parche que lo palie, y esta es simplemente su falta de un objetivo claro. No sabemos adónde se quiere llegar, cuál es el objetivo final ni si la jugabilidad terminará adaptándose a nosotros o si, por el contrario, tendrá que ser el jugador el que perdone las carencias, algunos bugs y comportamientos poco naturales que nos brinda de vez en cuando este compendio de siete regiones y cuatro disciplinas.

Ubisoft no aprovecha del todo el potencial de su propuesta

El Montblanc es impresionante, no nos vamos a engañar; y el snowboard es divertido como el solo, por no hablar del wingsuit. Pero el paracaidismo nos ha dejado algo fríos, y cuando nos pusimos los esquís sentimos una profunda decepción al ver que las diferencias con respecto al snow son meramente estéticas. ¿Está desaprovechado STEEP? No, pero sí se podría haber profundizado mucho más en el control de estas cuatro disciplinas; da la sensación de ir a una velocidad más lenta de la que el jugador, al control de su mando, va aprendiendo las mecánicas. Y es precisamente por esto que decimos lo comentado anteriormente: STEEP cansa. Agota. Llega un momento donde somos tan conscientes de cómo superar las barreras naturales de los escenarios, donde tenemos tan interiorizado el control, que nos ponemos por delante del propio juego y vemos cómo a pesar de querer seguir avanzando y progresando en nuestras habilidades, la jugabillidad del título nos lo impide por su incapacidad de continuar mejorando. Y es una verdadera lástima.

steep-3562698.jpg Captura de pantalla

Además, el hilo principal de la historia es muy poco atractivo, no tiene nada de emocionante ni nos cuenta realmente una historia per se; es una mera excusa para coger la tabla de snow e ir mejorando en tus habilidades, que mejores los tiempos y compres mejor material para lucir con otros colores cuando estés siendo iluminado por la luz del sol. Los que sean exploradores tendrán aquí una herramienta ingente por recorrer. Los más curiosos pondrán banderas allá por donde pasen, lucirán sus recorridos en el modo multijugador, intentarán batir los tiempos de otros simplemente por diversión o capturarán pantallazos y momentos únicos de su experiencia en las alturas de este vasto mundo virtual.

O tienes paciencia o STEEP no es tu juego

Quedaos con esa parte del mensaje: “Simplemente por diversión”. STEEP es uno de esos títulos que introduces en la consola para evadirte; pero su mayor virtud y la base de su idiosincrasia es que te hace sentir vivo. Por eso da rabia que STEEP haya aparecido así y no tenga una proyección clara en su propuesta. El modo multijugador da para decenas de horas, siendo reseñable la ausencia –a nuestro parecer inexplicable- de un modo multijugador en modo local a pantalla dividida. A la hora de analizar el juego no hemos podido experimentar el título en un enfoque cooperativo, tampoco competitivo local. Si sois varios en casa, uno juega y el otro mira. Se acabaron los piques; no los hubo en SSX, no los hay tampoco aquí. Además, y esto es fundamental, sucede lo mismo que en otros juegos de este estilo como Forza Horizon 2 en su momento, que nos obligaba a tener conexión a Internet para jugar. ¿Que te has llevado la consola al pueblo y quieres echarte una partida? O tienes red o te olvidas de jugar. Vamos más allá, y esto nos ha pasado en nuestras propias carnes: si tienes la consola conectada vía Wi-Fi pero la conexión no es demasiado buena, vas a tener que esperar desde 3 a 7 minutos para que STEEP se sincronice con los servidores de Ubisoft.

Steep (PC) Captura de pantalla

Si sois de aquellos usuarios que simplemente queréis jugar en vuestro mundo, sin importaros los tiempos de los demás en absoluto, aquí tenéis que asumir que esto es un sandbox, una enorme bola de nieve, pero compartida. Tienes tu porción, de eso no hay que preocuparse, pero de vez en cuando, con más frecuencia de la sugerida, tendrás que lidiar con retos ofrecidos por la CPU que a lo mejor no te interesan, pero Ubisoft quiere que te interesen. Queremos dejar claras estas cosas porque incluso en ZonaForo ha habido comentarios aludiendo a lo caótico que puede llegar a ser STEEP, y no es una enunciación equivocada. El equipo de desarrollo ha querido ser innovador en todo, pero a veces querer alejarse tanto de lo tradicional termina saliendo caro. Cabe reseñar la cámara en primera persona, lo cual sobre el papel debería ser la forma definitiva para controlar al personaje. Sucede todo lo contrario. Ni el personaje es más protagonista ni tenemos tanta facilidad para mirar a nuestro alrededor. No creemos que sea lo más aconsejable para ponerse a jugar, porque lo más sencillo es que terminemos empotrados contra un árbol o perdiendo la noción del espacio.

Steep (PC) Captura de pantalla

Amantes de los deportes extremos, tenéis una cita con STEEP

No nos malinterpretéis, si hemos acumulado más de treinta horas –a pesar de todas las pegas comentadas-, es porque STEEP nos ha sabido cautivar en cierto sentido. Es un producto inteligente, con sensación de velocidad y gratificante. Al ser complejo adaptarse a sus mecánicas, cuando lo dominas te sientes con ganas de más, y haces más. Descubres una montaña nueva, la exploras y la superas. Así hasta que te agotes. La piedra angular que sostiene el juego es en definitiva el snowboard; cuando dominas la fuerza de gravedad, muy bien conseguida, es el ejemplo concluyente de que la obra merece la pena si somos muy fans de este tipo de deportes. Merecen la pena esos golpes por culpa de la mala construcción de algunos puntos del escenario, porque al final terminas siendo un ser vivo salvaje capaz de volar y sentir la nieve como las olas en un surfista profesional.

Conclusión: 

La puesta en escena es correcta, con animaciones para presentarnos nuevas zonas o mecánicas. El uso de los créditos está también correctamente graduado, pues esto que no deja de ser la moneda de cambio para comprar los elementos del inventario, se consigue en proporciones aceptables, sin ser demasiado fácil ni demasiado complejo en función de los puntos de experiencia que ganemos. No queremos finalizar sin dar una impresión general del letmotiv de STEEP, que es el componente multijugador. Falla en esta tarea porque por mucho que se insista una y otra vez en que intentemos retar a otros jugadores, por mucho que se centre en ser más una experiencia competitiva que explorativa –lo cual es paradójico por las dimensiones del escenario-, al final el mayor desafío es superarnos a nosotros mismos. Cuando terminar un recorrido en un tiempo de, supongamos, 1:00,45, lo primero que quieres es bajar del minuto en tu contrarreloj, ver cómo puedes superar esa línea de árboles en menos décimas de segundo y pasar la línea de meta con más velocidad. Es ése y no otro el trofeo más valioso que puedes levantar en STEEP, aquel que te hace sentir que has hecho las cosas mejor que antes. Pero por desgracia el título no quiere sacar a relucir esa faceta y prefiere que te fijes en el resto. Disfrutarás escogiendo el clima y la hora del día, disfrutarás poniendo la tabla de snowboard en la nieve para deslizarte, pero llegará un punto en que no entenderás por qué seguir jugando más horas; si es que has tenido la paciencia suficiente de llegar hasta aquí, claro. STEEP no te lo pone fácil, es cierto, pero si le das las oportunidades que te pide puede llegar a ser un simulador objetivamente satisfactorio.

Lo MejorLo Peor
Gran sensación de libertad; un mundo abierto lleno de posibilidades
Internet permanente, una lacra
Variedad deportiva y de contenido; da para muchas horas
Falta de un objetivo claro en la trama
El modo multijugador puede dar mucho de sí
El control en general, algo tosco
La ambientación, un disfrute para los amantes del deporte extremo
Termina siendo repetitivo, depende de la paciencia que tengamos

Puntuación

Bueno
Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.
Cómpralo sin miedo.
Jugabilidad

Uno de los mejores y a la vez peores puntos del juego. Si bien es cierto que tenemos mucha variedad a la hora de ponernos al mando con diferentes disciplinas y entornos, el control no es intuitivo y cuesta adaptarse más de la cuenta.

Gráficos

Visualment ecumple con creces, aunque tampoco deslumbra. Es importante que no hay demasiados dientes de sierra ni problemas con las texturas; se disfruta y la paleta de colores es realmente variada.

Sonido

Buen repertorio de melodías, aunque no supera al de otras obras como SSX. Los efectos de sonido están muy bien escogidos, especialmetne en momentos donde el silencio juega incluso un papel más importante. Notable.

Multijugador

Puede llegar a ser lo mejor del jueog si lo que bsucas es precisamente una experiencia multijugador; en caso contrario, es una lacra tener que estar constantemente lidiando con pruebas que no nos interesan. Falta multijugador local a pantalla partida y que en el modo online no haya algunas caídas que hemos experimentado. Con la actualización 1.2 funciona mejor que antes.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
7,5
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Género: 
Deportes
Lanzamiento: 
02/12/2016
Voces: 
Español
Texto: 
Español
Plataforma: 
XBO
También en:
PC PS4
+12Juego online

Añadir a mis juegos

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 29.90 € Comprar >
PAL/ES 39.99 € Comprar >

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad